13 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ha sido detenido en el marco de la operación Perla de la Guardia Civil contra el tráfico de migrantes y de hachís desde Ceuta a la costa andaluza

Nuevo golpe a "El Chatito", uno de los narcos más peligrosos del Estrecho de Gibraltar

"El Chatito"
El narcotraficante conocido como "El Chatito" ha vuelto a ser detenido. Esta vez, el famoso narco de Gibraltar ha caído en una operación de la Guardia Civil contra una red delictiva que introducía migrantes y hachís de Ceuta en las costas andaluzas. Anteriormente ya había sido detenido otras dos veces, en parte por su afán de protagonismo que le hacía mostrar en redes sociales los lujos que se permitía gracias al negocio de la droga.

La Guardia Civil, en el marco de la operación PERLA, ha desarticulado una red delictiva que introducía migrantes y grandes cantidades de hachís en las costas de Andalucía desde Ceuta mediante potentes embarcaciones.

Se ha detenido a 89 personas e investigado a otras 39 en las provincias de Cádiz, Málaga y Ceuta por los supuestos delitos de narcotráfico, perteneciencia a organización criminal, contra los derechos de ciudadanos extranjeros, contrabando, robo y hurto de uso de vehículo a motor, falsedad documental y tenencia ilícita de armas.

Entre los detenidos se encuentra el narcotraficante conocido como "El Chatito", conocido por sus actividades relacionadas con el tráfico de sustancias estupefacientes en Gibraltar, según ha podido saber elcierredigital.com

2020-03-07_op_perla_01

Los migrantes pagaban hasta 5.000 euros por billete

La operación se inició tras tener conocimiento de que una importante organización podría estar introduciendo grandes partidas de hachís y numerosos migrantes en las costas de Andalucía.

Durante la investigación los agentes comprobaron que la red introducía los migrantes y el hachís en embarcaciones semirrígidas. Estas embarcaciones son muy rápidas y solo cuentan con medidas de seguridad para la tripulación, con asientos con barras y cinturones de seguridad para evitar lesiones.

Los migrantes iban sentados en el suelo de la embarcación desprovistos de chalecos salvavidas y careciendo de otras medidas de seguridad, como barras para el agarre, luces, etc.., por lo que ponían en riesgo la vida de estas personas, y más teniendo en cuenta la velocidad de las gomas y que estas organizaciones aprovechan los temporales para efectuar sus actividades ilícitas.

Estos transportes partían a veces a plena luz del día desde Ceuta y llegaban también a las costas de Andalucía con luz diurna por lo que causaba cierta alerta social en la población. Esa alerta social se incrementaba con los vídeos que subía a la red uno de los integrantes del grupo, que presumía de salir impune de su actividad ilícita.

Por otro lado, los agentes han averiguado que los migrantes pagaban unos 5.000 euros por “billete”, y que cuando llegaban a la Península los recogían en automóviles, con el fin de asegurarse que sus familiares pagaban el dinero convenido previamante con la organización.

Tanto la introducción de migrantes como los alijos de hachís los realizaban hasta las costas de Cádiz y Málaga. Para ello contaban con los conocidos como “puntos”, personas que se encargan de advertir de la presencia de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad antes de alijar.

2020-03-07_op_perla_02

En los registros se han incautado de más de 10 toneladas de hachís

Además, disponían de un sofisticado sistema de radares desplegados en la Costa del Sol, ubicados en pisos altos de bloques de apartamentos, para controlar el transito de las embarcaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y poder garantizarse el éxito.

Durante el tiempo que dura la investigación, la Guardia Civil tuvo constancia de que en 11 entradas de migrantes habrían llegado a las costas andaluzas 269 personas, y una mercancia que alcanza los 10.700 kilos de hachís.

En los diferentes registros realizados se ha aprehendido más de 10 toneladas de hachís y se ha incautado 26 embarcaciones 29 vehículos -3 de ellos sustraídos previamente-, así como 250.000 euros en efectivo, 12 armas de fuego -cuatro cortas y ocho simuladas-, 2.300 litros de combustible, y material de telecomunicaciones y vigilancia, inhibidores, teléfonos satelitales, radar…

La historia de "El Chatito"

Hicham, de origen marroquí y de algo más de 30 años, es un viejo conocido de la Guardia Civil. Apodado “El Chatito” entre los narcos que dominan el Estrecho fue detenido en julio después de protagonizar una persecución que acabó en la playa de Alfau (Ceuta). “El Chatito” fue puesto en libertad con cargos, aunque después tuvo que enfrentarse a una vista oral por desobediencia y resistencia a la autoridad.

En sede judicial, Hicham reconoció ser el autor de ese delito, pero no aceptó la pena ofrecida de entre 6 y 12 meses de prisión, que normalmente puede subsanarse con una multa. A pesar de reconocer los hechos, “El Chatito” no aceptó la pena de conformidad, por lo que fue a juicio para enfrentarse a una vista oral en los Juzgados de lo Penal. Este peculiar y presunto narcotraficante tiene además antecedentes por dos condenas por seguridad vial vigentes.

En octubre volvió a caer. Su perdición han sido las redes sociales que, al igual que otros famosos narcos, ha terminado cayendo en su afán de presumir en redes sociales de su nivel de vida. Hicham subía vídeos, que después circulaban por diferentes redes sociales.

En uno de ellos, iba a bordo de una lancha típica utilizada para el transporte de fardos de droga y presumía de pilotar en mitad del Estrecho de Gibraltar esta embarcación de dos motores de 300 CV y 12 metros de eslora, sin que ningún agente le cogiera. Cuando le detuvieron, sacó otro diciendo que se había encontrado esa lancha en el agua e incluso aseguró tener contrato de trabajo en vigor y que no entendía por qué le relacionaban con el mundo del narcotráfico.

Aun así, su afán de protagonismo no cesó y grabó otro vídeo que compartió en las redes donde se jacta de poder conducir un Mercedes de 140.000 euros en la lujosa zona de Puerto Banús, en Marbella, y de llevar un reloj valorado en 3.000 euros, así como otro vídeo en el que se le puede ver con varias personas simulando que iban a bordo de una narcolancha.

Estos golpes han sido muy duros para el negocio del narcotráfico en Andalucía y Ceuta, que usan distintas rutas para llevar la mercancía al interior de la Península Ibérica procedente de Marruecos. Sin embargo, los narcos no cesan y los negocios siguen en auge al sur de España, por lo que continúan siendo los objetivos prioritarios de la Guardia Civil y de la Policía Nacional.

COMPARTIR: