23 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Bufete Osuna Abogados lleva el caso y presentará una demanda de paternidad, tras no llegar a un acuerdo con el presunto padre biológico

Un conocido empresario madrileño del sector energético denunciado por no reconocer a un hijo autista de ocho años

Un niño de ocho años.
Un niño de ocho años.
Un empresario madrileño se niega a reconocer a un hijo autista de ocho años que vive en Nicaragua. La madre, que también vive el país centroamericano, a penas tiene recursos económicos para hacer frente a los tratamientos necesarios que requiere un niño que presenta este tipo de afección neurológica. Ante la negativa del hombre a reconocer al hijo como propio y a pasar una manutención, la representación judicial de la madre demandará al presunto padre de su hijo.

El empresario, que responde a las iniciales J.L., de 50 años y afincado en Madrid, se niega a reconocer a un hijo autista de ocho años de Nicaragua. El niño nació fruto de una relación extramatrimonial con una mujer nicaragüense de 35 años y con escasos recursos económicos.

Este empresario tiene mujer y varios hijos en Madrid. Se trata de un hombre y adinerado que trabaja para una empresa dedicada al sector de las energías. Se trasladó a Managua, capital del país centroamericano, para trabajar allí en un proyecto de la multinacional energética, donde estuvo viviendo aproximádamente un año y medio. 

 

Desde el Bufete Osuna Abogados, conocido por hacer que se reconozca a Javier Santos como hijo biológico de Julio Iglesias entre otras cosas, se están encargando de llevar este complicado caso. "Hemos intentado llegar a un acuerdo para que reconoza al niño y ha dicho que no. Tampoco quiere pasar una retribución, por lo que vamos a proceder a demandarle", explican desde el despacho de abogados a elcierredigital.com.

javier-santos-fernando-osuna

El abogado Fernando Osuna junto a Javier Santos, hijo biológico reconocido de Julio Iglesias

Con todas las pruebas que tiene la madre se está elaborando la demanda para que la Justicia dicte sentencia y declare padre de este niño enfermo al empresario aludido. Además, se pedirá en la demanda que el padre le pague al niño una pensión mensual de alimentos y otros gastos de 1.500 € .

La madre vive en Nicaragua con su hijo y no tiene recursos económicos suficientes para encargarse de las necesidades psicológicas y educativas que requiere un niño con a afección neurológica que supone tener autismo. "Es una necesidad económica la que tiene por la atención especial que requiere un niño de estas características, independiente de la necesidad anímica o la material porque se reconoza la paternidad", aseguran desde Osuna Abogados.

La situación del niño puede empeorar considerablemente si no recibe atenciones médicas y psicológicas pronto. De hecho, ni si quiera está escolarizado por la situación de precariedad que vive junto a su madre.

Ha habido muchos casos de españoles empresarios que han estado en Centroamérica y Sudamérica con episodios similares, es decir, que con ocasión de una actividad empresarial han conocido a mujeres en aquellos países, entablan relaciones sentimentales y quedan embarazadas.

Luego regresan a España dejando graves problemas para la madre y el hijo o los hijos. Muchas de estas madres no ponen los hechos en conocimiento de la Justicia por ausencia de medios económicos y por desconfiar de la Justicia.

COMPARTIR: