05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

FUERON ORGANISMOS PÚBLICOS VINCULADOS AL GOBIERNO ESPAÑOL LOS QUE PAGARON 2,5 MILLONES PARA EL RESCATE DE LOS MARINEROS EN 2009 EN EL OCÉANO ÍNDICO

Se cumplen 13 años de la liberación del pesquero español 'Alakrana': Más de un mes de cautiverio por piratas somalíes

El pesquero Alakrana momentos antes de ser interceptado.
El pesquero Alakrana momentos antes de ser interceptado.
El atunero vasco, 'Alakrana' fue capturado y retenido por piratas somalíes durante 47 días, desde el 2 de octubre de 2009 hasta el 17 de noviembre. En el barco había 36 marineros, 16 de ellos españoles. Por este motivo, la Audiencia Nacional dictaminó el pago de los 2,5 millones de euros que pedían los piratas para la liberación del barco. Dos días después del secuestro, dos de los presuntos piratas que abordaron el pesquero fueron detenidos por infantes de la marina de la fragata Canarias.

El pesquero español 'Alakrana' fue secuestrado durante 47 días en el Océano Índico por unos 30 piratas somalíes el 2 de octubre de 2009. El atunero, con sede en el puerto vizcaíno de Bermeo, contaba con 36 marineros a bordo, 16 de ellos españoles, que temieron por sus vidas durante el infierno que duró hasta el 17 de noviembre. La Audiencia Nacional dictaminó que el Gobierno pagara los 2,5 millones exigidos para la liberación del barco vasco.

El secuestro se efectuó a las cinco de la mañana, mientras los marineros trabajaban a 120 millas de la costa sur de Somalia, ubicación que se encontraba ‘lejos’ de la zona protegida según el Ministerio de Defensa. El barco consiguió evitar un ataque previo, pero ese ataque no resultó ser algo insólito, ya que la piratería marítima en el Cuerno de África era una amenaza prácticamente diaria. Tras el secuestro, los tripulantes quedaron a merced de un grupo de piratas y las comunicaciones con el barco quedaron cortadas.

Dos días después del secuestro, dos de los presuntos piratas que abordaron el pesquero fueron detenidos por infantes de la marina de la fragata Canarias. El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón abrió un procedimiento judicial por un delito de secuestro y otro de posible terrorismo en el marco de acción de piratería contra los dos piratas. Abdu Willy y Raageggesey Hassan Aji fueron condenados a 439 años por el secuestro de los 36 tripulantes, además de a una indemnización de 100.000 euros a cada uno de los tripulantes.

Durante los 47 días de secuestro, los marineros sufrieron golpes, vejaciones y humillaciones. Con el objetivo de presionar al Gobierno los piratas también aseguraron que habían desembarcado a tres tripulantes y amenazaron con matarlos o con entregarlos a las familias de los piratas detenidos en España. 

Marineros del Alakrana

La sentencia de la Audiencia Nacional resolvió el pago de la cantidad solicitada por los piratas: “El resultado de la prueba practicada en el acto del juicio ha demostrado, sin duda alguna, que no ha sido la empresa armadora sino organismos públicos vinculados al Gobierno español quienes han satisfecho la cantidad que se ha abonado por la liberación de los tripulantes y del propio pesquero”. José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno por aquel entonces, siempre negó la realización de este pago. 

El 17 de noviembre los piratas cobraron el rescate y dejaron libre el atunero. En ese momento, la tripulación puso rumbo a Seychelles. El 21 de noviembre, los tripulantes del 'Alakrana' llegaron a España tras mes y medio de sufrimiento.

A raíz de lo ocurrido se permitió a los pesqueros embarcar seguridad privada a bordo con armamento militar para hacer frente a los ataques. El objetivo se cumplió en gran medida ya que, actualmente, la piratería en el Índico prácticamente no existe. El 19 de noviembre, el atunero vasco 'Txori Gorri' avistó una embarcación pirata mientras faenaba en el Índico. El barco llevaba protección privada a bordo y los asaltantes desistieron de sus intenciones de ataque. 

Las cifras que maneja la Operación Atalanta, la misión euronaval que se puso en marcha poco antes del caso 'Alakrana', así lo muestra: de 2009 a 2011 eran capturados en torno a 50 barcos anuales en el Índico y en la actualidad, prácticamente ninguno. En 2008 hubo 134 ataques y 40 secuestros de navíos, entre ellos, el del pesquero vasco ‘Playa de Bakio’,  también con gallegos a bordo, que fue precisamente el  que propició la puesta en marcha de la misión Atalanta.

COMPARTIR: