16 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil examinó 23 vídeos y 16 fotos del interior del pozo

La arena del pozo "no tenía ningún objeto extraño", concluye el informe sobre el accidente del pequeño Julen en Totalán

Imagen grabada por el robot que comenzó el desatasco del pozo.
Imagen grabada por el robot que comenzó el desatasco del pozo.
La arena del tapón no tiene “ningún objeto extraño”, así aseguran las primeras investigaciones realizadas por la Guardia Civil sobre la tierra que tapaba al pequeño Julen en la finca de Totalán. Según el visionado de las imágenes que registró el robot, el tapón que sellaba el pozo lo habría podido provocar el pequeño en su propia caída y por los desprendimientos originados durante los infructuosos intentos de rescate.

Las conclusiones de que el tapón de arena provenía de las propias paredes del pozo fueron obtenidas por la unidad de Policía Judicial de Málaga, de la Guardia Civil, tras el examen puntual y exhaustivo "de 23 vídeos del interior del pozo y de 16 archivos fotográficos procedentes de la cámara del robot que se encargó del operativo de rescate", según publicó el diario Sur el pasado viernes.

Tras este visionado, los guardias civiles consideraron que se puede concluir que fue la propia caída del niño la que selló el pozo junto con los desprendimientos originados por las propias tareas de rescate. Por eso, el tapón estaba compuesto de arena del mismo pozo.

A la espera de las pruebas científicas, los investigadores explicaron que en las imágenes obtenidas no se observa ningún “objeto extraño” y que fueron las filtraciones de agua las que compactaron la tierra. También la abogada de los padres de Julen, Antonia Barba, adelantó el jueves en Elcierredigital.com que la formación del tapón fue “fortuita”. La familia del pequeño Julen también anunció que tomarán medidas por las burlas de que fueron objeto en las redes sociales.

Las grabaciones fueron aportadas por la cámara del robot de la empresa de desatascos "Pepe Nuñez", que llevó a cabo el operativo de extracción de arena durante las primeras horas. Las conclusiones sobre la tierra hallada sobre el menor ya han sido aportadas a la titular del Juzgado de Instrucción número 9, que dirige la investigación del caso.

Trabajos de rescate en la finca de Totalán.

La abogada que representa a los padres de Julen, Antonia Barba García, avanzó que, tras examinar la investigación realizada hasta el momento por la Guardia Civil, la formación de ese tapón fue «fortuita» y que está compuesto de «material del propio pozo», aunque rehusó entrar en más detalles por respeto a la instrucción judicial, ya que todavía tienen que pasar por el juzgado numerosos testigos, el primero de ellos será David Serrano, dueño de la finca donde tuvo lugar el suceso, que declarará el próximo día 22 de febrero. En la actualidad, las discrepancias internas y de posición dentro de la instrucción judicial entre los padres de Julen y David Serrano son totales. "Ya ni se hablan, ni se conocen", confirman a elcierredigital.com fuentes familiares.

Los investigadores también determinaron que la composición del terreno es «heterogénea» y observaron que el pozo tiene «zonas duras con paredes lisas y otras más blandas, con materiales sueltos y arenosos». Los funcionarios de la Guardia CIvil consideraron que esos materiales «se pueden desprender fácilmente». De hecho, los distintos descensos de la cámara del robot, pese a su escaso peso, provocaron «pequeños desprendimientos» por el roce de la guía y de la cámara.

Los investigadores subrayaron que en las primeras imágenes obtenidas de la superficie del tapón «no se halla ningún objeto extraño sobre el mismo, solo tierra y piedras, formando barro debido a la humedad existente», ya que en ese tramo del pozo había filtraciones de agua.

En definitiva, los investigadores creen que el arrastre de tierra y piedras durante la propia caída del menor, y los desprendimientos producidos al introducir distintos artilugios para el rescate, formaron el tapón. Además, las filtraciones de agua hicieron que esa tierra «se compactase formando barro, lo que impidió la succión de la misma con la maquinaria de que se disponía».

COMPARTIR: