08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil ha intervenido la página donde se anunciaba la joven valenciana desaparecida y ha eliminado todo rastro de su perfil y su anuncio

Lo oculto hasta ahora del caso de Marta Calvo, 'Niky' en Internet

Marta Calvo.
Marta Calvo.
Marta Calvo lleva 22 días desaparecida de su casa en Valencia. Las incógnitas son múltiples después de estas tres semanas. Primero, su madre Marisol tardó dos días en denunciar su desaparición, tras ir a buscarla al lugar de donde había mandado su única ubicación, a 100 kilómetros de su casa. La Guardia Civil ha inspeccionado dos casas y ha rastreado cientos de kilómetros, también han eliminado cualquier rastro de su perfil en la red social donde se anunciaba.

Lo que se sabe hasta el momento de la desaparición de Marta Calvo no es mucho, pero los pocos hechos conocidos, al menos los que han trascendido, son probados.

Un joven de 35 años -29 años según algunas fuentes- llamado Jorge P. J. y nacionalidad colombiana tuvo una cita con Marta Calvo Burón, valenciana de 25 años, el 7 de noviembre. Ese mismo día, a las 5.55 horas, se pierde su rastro en la localidad valenciana de Manuel, cuando le mandó un whatsapp a su madre Marisol, algo que habitualmente hacía, concretamente desde el número 9 de la calle de San Juan Bautista.

Como su hija no aparecía, la madre se presentó en el lugar donde marcaba la última ubicación de la joven e incluso habló con Jorge, que le dijo desconocer a ninguna Marta. Su madre puso denuncia en la comisaría de Policía el día 9 de noviembre a las 21.15 horas, dos días después.

La casa del sospechoso en Manuel.

Las investigaciones recayeron en la Guardia Civil, que puso al frente de las mismas a un Grupo de Homicidios, especialistas también en desaparaciones. Inmediatamente el suceso fue calificado de "inquietante" por los agentes. Dias más tarde, cuando SOSDesaparecidos publicó los carteles con el rostro de la desaparecida, en concreto el 25 de noviembre una sección de Homicidios, Secuestros y Extorsiones de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se desplazó desde Madrid hasta Valencia para reforzar la investigación. Este grupo de la UCO dispone de especialistas en laboratorio de criminalística y de Policía Científica. También se desplegó un helicóptero para ayudar en las labores de rastreo.

Cuando la Policía Científica llegó a la casa de Manuel donde supuestamente estuvo Marta con Jorge, los agentes descubrieron que su inquilino había limpiado con lejía todas las dependencias. En ese momento se convirtió automáticamente en sospechoso.

Marta Calvo en una foto de sus redes sociales.

Según las investigaciones, Jorge dejó su coche, un monovolumen azul oscuro en el taller de un conocido de El Puig y le pidió que lo desguazara. Esta persona no lo hizo y avisó a la Guardia Civil de que el coche estaba allí. Los agentes lo trasladaron a dependencias propias para su examen ocular más detallado.

Veinte días después de la desaparición se supo que Jorge, a quien le pagaba el alquiler de 250 euros mensuales su madre desde marzo y es una española residente en Mallorca, tenía otra casa a su nombre en Ollería, un municipio valenciano a 30 kilómetros al sur de Manuel y que estuvo allí entre el día 10 de noviembre. La Guardia Civil también inspeccionó este lugar, no encontrando rastros de sangre, aunque se incautó de varias pertenencias.

Mientras tanto, fuentes de la investigación apuntan que quizás el sospechoso haya huido de España. Jorge es de tez morena, barba y unas gafas con montura de pasta que siempre lleva puestas. Jorge tiene antecedentes policiales por tráfico de drogas en Italia. Su comportamiento en Manuel era afable y los vecinos no se percataron de que el farolillo de su casa no estaba encendido hasta que la Guardia Civil no comenzó a inspeccionar esta primera casa.

Otra foto de Marta Calvo.

 

Hasta el momento, la Guardia Civil ha realizado batidas en la localidad con perros adiestrados y un helicóptero. También ha buscado en varios pozos y simas de la zona.

Lo último es que la Guardia Civil realizó un registro el jueves en una vivienda de la localidad de Ollería. Según los vecinos, este individuo frecuentaba la vivienda los fines de semana y lo vieron varias veces en compañía de mujeres jóvenes.

La inspección de la casa terminó sobre las 14 horas y los agentes del Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil fueron los encargados de realizar las inspecciones con luminol para buscar restos de sangre en varios puntos de la casa, examinaron desagües y tuberías y también levantaron el suelo en algunos puntos.

Los agentes permanecieron durante 13 horas el miércoles y otras tantas el jueves dentro de la vivienda mientras trataban de determinar con exactitud qué pudo haber pasado la noche que desapareció Marta.

El operativo de búsqueda de la joven se reanudó también en la zona con el apoyo del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), que rastreó el río Albaida, y el helicóptero del instituto armado. Al igual que lo hicieron el pasado día 20 de noviembre, un grupo numeroso de agentes volvió a buscar estos últimos días con detalle en pozos y cuevas de los alrededores, apoyados con perros adiestrados para la búsqueda de personas del Servicio Cinológico de la Guardia Civil de Valencia, en un término que cuenta con una amplia variedad de accidentes geográficos, como la prolongación de este Monte con la Serreta hacia el otro lado del núcleo urbano, el río Albaida o la sierra de las Salinas.

La vida de Marta, alias Niky en las redes

Elcierredigital.com publicó en exclusiva este miércoles parte de la historia de Marta Calvo y su actividad en las redes donde se anunciaba y, presuntamente, conoció a Jorge P. J. La Guardia Civil ha eliminado el perfil de la joven en la web de contactos donde se anunciaba.

"Hola chicos!! Soy Niky y tengo 25 años. Me considero una chica dulce, simpática y agradable (...) Edad 25 años". Ésta es parte del anuncio en una conocida web de contactos al que tuvo acceso elcierredigital.com con el perfil y fotografías de Marta Calvo Burón, una joven desaparecida el 7 de noviembre a las 5.55 horas en el pueblo valenciano de Manuel.

Marta, en la página donde se publicita su perfil.

El perfil de Marta, que se hace llamar Niky en la web, posee seis fotografías de la joven tomadas por ella misma, algunas de ellas en actitudes sugerentes que elcierredigital ha decidido no publicar por respeto a su familia. El anuncio de Niky especifica que se encuentra en Valencia Nuevo Centro. Fue visto en 13.756 ocasiones y 988 personas vieron el teléfono, además, la joven recibió dos mails, según recoge la estadística de la página, accesible a cualquier persona mayor de edad.

Elcierredigital ha podido comprobar que el teléfono de Marta es el mismo del anuncio y su whatsapp aparece "congelado" a las 5.55 horas del 7 de noviembre, que coincide con el último mensaje mandado a su madre con la ubicación del lugar donde se encontraba. Ahora salta el contestador de Vodafone.

 

Pantallazo del whatsapp de Marta con la hora de conexión.

La última señal de Marta data de las 5:55 de la madrugada de aquel jueves 7 de noviembre y la sitúa en la vivienda alquilada de Jorge. La madre de Jorge pagaba 250 euros de alquiler directamente a Christian, propietario de la vivienda. El joven colombiano que ahora también se encuentra en paradero desconocido tiene antecedentes policiales por trapicheo de drogas, en Italia.

Cartel con la desaparición de Marta Calvo.

Los vecinos han descrito a este hombre como una persona de tez morena, con gafas, barba, de 1,70 metros de estatura y de unos 35 años.  Supuestamente la joven quedó con un desconocido a través de la citada página de citas en internet, una versión que, según informa 'Las Provincias', niega un familiar: "El hombre que están buscando conoció a Marta en una discoteca y no a través de Internet como se ha publicado".

La familia de Marta ya está "preparada para lo peor", según fuentes cercanas al entorno de la joven. Mientras, la Guardia Civil continúa haciendo un llamamiento público para difundir la imagen de la joven.

Marta Calvo Burón tiene 25 años y vive en Albalat del Taronchers, una localidad situada al norte de Valencia, a unos 35 kilómetros del centro de la capital y unos 100 kilómetros de Manuel. La joven mide 1,65 metros de estatura y es de complexión delgada, ojos marrones y pelo castaño, según la descripción difundida por la asociación SOSDesaparecidos.

Marta en otra imagen de la misma web.

Al parecer, la joven confiaba mucho en su madre, le contaba dónde iba cuando salía de fiesta e incluso utilizaba la aplicación de WhatsApp para enviarle su ubicación y tranquilizarla si estaba preocupada. Marisol, la madre de Marta está recibiendo ayuda psicológica tras la desaparición.

 

Ahora las investigaciones se centran en las actividades de Marta en este tipo de páginas de internet para tratar de acotar un poco más el entorno de la joven y saber dónde estuvo exactamente el día de su desaparición.

COMPARTIR: