06 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La carta de despedida de Heidi Paz al Rey del Cachopo desvela que estuvo embarazada de él, aunque luego perdió el bebé

“Perdí nuestro hijo… sabes que pienso todo el puto día, mi angelito no tenía nada que ver en toda esta mierda”

“Perdí nuestro hijo… sabes que pienso todo el puto día, mi angelito no tenía nada que ver en toda esta mierda”, dejó escrito la ex novia del Rey del Cachopo poco antes de morir. Heidi estuvo embarazada de César Román Viruete, presunto asesino suyo. Pero perdió su bebé poco antes de ser asesinada, tal y como se deduce de la nota que los investigadores del Grupo VI de Homicidios encontraron en casa de Román. Esta se ha incorporado al sumario y ya se ha cotejado su autenticidad.

“Cesar, te escribo esta nota porque no me atrevo a decírtelo en persona”, arranca la carta que Heidi Paz, novia de Román, le dejó escrito en un documento en su casa de Vallecas, encontrada por el Grupo VI de Homicidios del Cuerpo Superior de Policía Nacional durante el registro efectuado tras ser encontrado el cuerpo de Heidi en una nave alquilada por el Rey del Cachopo en el madrileño barrio de Usera.

También Heidi dejó escrito que no deseaba ser encontrada por Román, “no me preguntes a donde voy, porque ni yo sé (…)”. De estas palabras se deduce que la ex novia del Rey del Cachopo estaba muy afectada por la pérdida del bebé. Deseaba huir y tener tiempo para ella, un sueño que, presuntamente, César Román truncó al asesinarla.

En la carta se indica un detalle hasta ahora desconocido para la opinión pública. Heidi estuvo embarazada de César Roman, aunque perdió el bebé. Las investigaciones todavía no han determinado si la pérdida fue natural o forzada. "Perdí nuestro hijo… sabes que pienso todo el puto día, mi angelito no tenía nada que ver en toda esta mierda”, dejó escrito Heidi.

Heidi Paz en una oto de su Facebook tomada durante un viaje.

En ese documento la hondureña indicaba que se iba sola, a pensar y reflexionar “muchas cosas, no estoy bien, no me encuentro a gusto con nada ni nadie” y justificaba esta decisión en la pérdida de su bebé: “Es por eso y por muchas cosas que no puedo estar a tu lado ahora mismo, no me odies, vale, solo piensa que cuando vuelva puede que me sienta mejor”.

No es la primera vez que Román dejaba embarazada a una de sus novias. Ya le pasó con Sara, su anterior relación y aquello no le sentó demasiado bien al Rey del Cachopo, de hecho para alguno de sus amigos fue el detonante de una ruptura también traumática.

En  la carta Heidi asegura que, a pesar de sus discusiones, sobre todo una mantenida a finales de julio y grabada por las cámaras de seguridad de un bar, Heidi sentía amor por César porque se despide de él con un “te AMO César con todo mi corazón. NUNCA de los NUNCA lo olvides, AMOR MIO”.

Los peritos ya ha acreditado la autoría de esta nota e incluso la familia aportó otros documentos para cotejar la letra de Heidi. Su madre, Gloria, que se derrumbó varias veces durante su declaración, recibió un largo abrazo de la magistrada cuando terminó de hablar, en un momento calificado como muy emotivo, según ha reconocido la propia Gloria a su entorno más cercano.

Heidi en un selfie tomado en su casa.

A pesar de todo, Heidi se preocupaba a menudo por Román, con el que ya mantenía una relación intermitente. Así, en otros manuscritos encontrados por la policía en la casa que compartían, se ve el cariño que le procesaba : “Por favor si lees esto contesta mis llamadas me tienes realmente preocupada, no se nada de ti, desde el viernes estoy esperándote”.

Heidi y César se conocieron en abril de 2018 cuando la mujer hondureña comenzó a trabajar en su restaurante de la calle de la Cruz Verde, del barrio madrileño de Malasaña. La relación de Román con su última pareja, Sara, ya estaba prácticamente finiquitada, a pesar de que en marzo había anunciado su matrimonio con ella para mayo. Sin embargo, poco después Sara desaparecía del Facebook del Rey del Cachopo y no hubo boda. Sara quedó embarazada y a Román no le hizo demasiada ilusión.

Pero su vida continuó. Así, el día 6 de abril sería una fecha importante para él. Ese día inauguró su último establecimiento que también fue su engaño final, la sidrería en Malasaña, muy cerca de la Gran Vía madrileña. Fue una jornada grande, incluso una banda de gaiteros asturianos amenizó el acto, y allí estaba “la Flaca”, su última pareja, que, presuntamente, moriría asesinada por él unos meses después.

 La incógnita de las tarjetas y los carnés de identidad

No ha sido la única sorpresa con la que Policía se encontró en la calle de López Grass, domicilio madrileño del Rey del Cachopo. Los investigadores del grupo VI de Homicidios hallaron durante el registro de la casa de César Román una tarjeta visa a nombre de una mujer llamada K.M.P., así como tres tarjetas de transporte de Madrid, una tarjeta telefónica y un DNI original a nombre de otra mujer de nombre E.M.T. Eso indica que Cesar Román podía mantener otras relaciones esporádicas paralelas, al mismo tiempo que la que tenía con con Heidi.

También se encontró un ordenador portátil con la pantalla rota, un pendrive no de almacenamiento y una fotocopia del pasaporte dominicano de Heydi Johana Paz Bulnes. Todo ello se encuentra ya recogido en la instrucción judicial. 

COMPARTIR: