29 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La asociación recalca que “no permanecerá impasible ante estos accidentes" y apoyará “a las familias de los compañeros fallecidos”

JUCIL anuncia que se personará como acusación popular en la causa de un motorista de la Benemérita fallecido en Zuera en un accidente

Muchos agentes de la Benemérita sucumben cada año en las carreteras españolas.
Muchos agentes de la Benemérita sucumben cada año en las carreteras españolas.
La Agrupación JUCIL ha informado de que se presentará como acusación popular en el juicio por la muerte de un motorista del Cuerpo fallecido el pasado 10 de julio en Zuera. Según el atestado, el agente chocó con un camión que estaba realizando una maniobra antirreglamentaria de cambio de sentido. El conductor del vehículo está acusado de homicidio por imprudencia grave.

La Asociación Justicia Civil, JUCIL, colectivo profesional de la Guardia Civil ha anunciado su intención de postularse como acusación popular en la causa abierta ante el juzgado de instrucción número 9 de Zaragoza por el fallecimiento de un motorista del cuerpo el pasado 10 de julio en el kilómetro 528 de la carretera nacional 330. El agente, de 39 años, chocó con un camión cuando se disponía a auxiliar a un tractorista que transportaba una cisterna con purines en la localidad de Zuera (Zaragoza).

El conductor del camión, que resultó ileso, se encuentra a disposición judicial por un presunto delito de homicidio por imprudencia grave. El atestado de los hechos indica que el camión realizaba una maniobra antirreglamentaria de cambio de sentido merced a la cual ocupó la totalidad de la carretera. Por este motivo, el motorista no habría podido evitar la colisión. Un helicóptero de emergencias habilitado por el servicio de emergencias del 112 trató infructuosamente de reanimar al agente.

El Ministerio del Interior emitió poco después del siniestro un Tweet en el que expresaba sus condolencias a la familia y allegados. Desde la cuenta de Twitter de la Guardia Civil también han manifestado su dolor ante la pérdida: “Óscar, guardia civil del Destacamento de Tráfico de #Zaragoza, ha fallecido tras sufrir un accidente mientras cuidaba de la seguridad de los demás. Nuestro pésame a su familia y allegados. Duerme en Paz, Hermano”.

En JUCIL, aclaran que su solicitud para personarse como acusación popular responde a “un interés de la asociación por defender los derechos legítimos de todos los funcionarios dentro del cuerpo de Seguridad, y mostrar así el apoyo al propio Cuerpo de la Guardia civil y cumplir con su deber de averiguación y persecución de los delitos que se pudieran haber realizado”.

Motoristas de la Guardia Civil.

En esta línea, el secretario provincial de JUCIL en Zaragoza, Pepe Barranco, ha declarado que continuarán reivindicando “los intereses de nuestros compañeros utilizando todos nuestros mecanismos jurídicos para conocer las circunstancias en las que se produjo el accidente y para ello nos personamos en la causa para que se condene al sospechoso a la máxima pena”. Asimismo, ha subrayado: “Nos encontramos ante un presunto homicidio imprudente ocasionado a un compañero y queremos que la familia sienta nuestro apoyo y no quede desprotegida”.

Hay que recordar que JUCIL ha redundado en múltiples ocasiones en que los accidentes de tráfico de los miembros de la Benemérita en acto de prestación de servicio son, en la mayoría de los casos, evitables. Por tanto, ha solicitado a la Dirección General de la Guardia Civil (DGGC) que elabore un estudio con el objetivo de identificar y analizar los factores que conducen a un aumento de mortalidad y que, del mismo modo, ayude a encontrar, partiendo de las conclusiones de dicha investigación, una vía para reducir de forma palpable los accidentes viales de los agentes del cuerpo que se desplazan en carretera. Asimismo, consideran que la DGGC debe “reflexionar y conocer en profundidad las circunstancias en las que se han producido estos trágicos accidentes y si es posible frenar esta siniestralidad y ayudar en la gestión de la prevención laboral”.

Esta asociación profesional, que en la actualidad cuenta con más de 10.000 afiliados en toda España, apareció en 2018 para defender ante las instituciones competentes los derechos e intereses de los agentes de la Guardia Civil. Su germen se encuentra en Jupasol colectivo de policías y guardias civiles procedentes de todo el país que solicitan la equiparación salarial con las demás policías autonómicas.

COMPARTIR: