09 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Los actos vandálicos podrían estar motivados por una apuesta entre ellos en la que se jugaban 13.000 euros

Detienen a 34 grafiteros que apaleron a dos policías en el metro de Madrid provocando el pánico

Grafiteros en el Metro
Grafiteros en el Metro
Treinta y cuatro de los cuarenta y seis grafiteros que agredieron a dos policías nacionales en la estación de Metro de Las Rosas en Madrid han sido detenidos por la Policía gracias a la intervención de los mensajes que se enviaron por diversos grupos de WhatsApp, en los que se organizaron para llevar a cabo las pintadas en los vagones de los trenes

La semana pasada, desde la noche del miércoles a la del sábado, se produjeron ataques planificados en Madrid y Barcelona por parte de bandas de grafiteros organizadas en los metros de estas ciudades. En la estación de Las Rosas del metro de Madrid, se produjo el ataque con más repercusión, en el que 46 grafiteros disfrazados con máscaras de animales se enfrentaron y agredieron a dos policías nacionales. Les rociaron la cara con sprays tóxicos y los agentes cayeron al suelo entre lagrimeos y vómitos. Los agentes acabaron en el hospital y tuvieron que ser atendidos con mascarillas de oxígeno. En la estación de metro de Maragall llegaron a agredir a varios pasajeros, entre los que se encontraba una mujer embarazada a la que rociaron la cara con un spray de pintura.

En la estación de Las Rosas llegaron a pintar hasta 21 vagones, tras obligar al conductor a parar el tren y desplazarlo, unos daños tasados en 35.000 euros. Los vigilantes de seguridad de Metro de Madrid avisaron a los policías que acudieron a la estación. Los grafiteros se escondieron en uno de los depósitos de los trenes hasta donde los siguieron los policías y, una vez dentro, fueron agredidos.

Según fuentes policiales consultadas por El Cierre Digital, la investigación llevada a cabo para capturar a los autores de las pintadas y las agresiones se habría saldado ya con la detención de 34 de los 46 grafiteros de Madrid. Tras la detención de varios de ellos, se comprobó, a través de los grupos de WhatsApp en los que estaban introducidos, que las acciones habían estado coordinadas y el objetivo de los ataques llevados a cabo en ambas ciudades sería una apuesta de 13.000 euros para el grupo que más metros de tren pintara. A través de estos grupos de WhatsApp la Policía logró localizar y detener a 34 de los grafiteros que perpetraron los actos en la estación de metro de Las Rosas.

Los cargos que se les puede imputar a los grafiteros que agredieron a los agentes de la Policía son banda criminal organizada, por la que pueden decretar condenas de hasta 12 años, atentado contra la autoridad, penado con 2 años y medio, y delitos por lesiones, resistencia y desobediencia, entre otros.

COMPARTIR: