23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La cúpula de la red, que vendía permisos de conducir falsos por entre 4.000 y 10.000 euros operaba en todo el territorio nacional

Desmantelan una banda criminal en Girona que había falsificado casi 2.000 carnets de conducir en toda España

Mossos realizando redada
Mossos realizando redada
El Juzgado de Instrucción número 1 de Girona tiene abierta una causa en el seno de la cual se ha desarticulado un grupo criminal dedicado a facilitar carnets de conducir falsificando el correspondiente expediente administrativo de la Dirección General de Tráfico a cambio de cantidades que han oscilado entre los 4.000 y los 10.000 euros. El supuesto cabecilla del grupo, un informático de la DGT, ya ha sido detenido en su domicilio de S'Agaró (Girona).

La Policía Nacional junto a los Mossos d´Esquadra ha iniciado a primera hora de la mañana del martes una macroperación contra un grupo criminal que supuestamente se dedicaba a la falsificación de carnets de conducir.

Los investigadores prevén detener este martes a unos quince miembros de la banda que serían los presuntos líderes de esta red y a unos 900 clientes que supuestamente compraron los carnets a esta facción delincuente que tiene su epicentro en Girona y mantiene ramificaciones por toda Cataluña y algunos puntos del resto de España.

Según ha explicado el Juzgado de Instrucción número 1 de Girona, se han identificado en total a 1.845 conductores en toda España que circulan con el carnet obtenido mediante el pago directo, al margen de cualquier procedimiento de acceso, acreditación, examen y tramitación oficial, a los integrantes del grupo criminal. Los investigadores han informado de que los precios para obtener estos permisos de conducción oscilaban entre los 4.000 y los 10.000 euros.

La causa se abrió en 2020 por una denuncia policial y desde entonces, el caso tiene ya más de 6.000 folios. Fuentes policiales han informado de que la intención es que la detención de las personas que adquirieron los carnets quede sin efecto una vez pasen por sede policial. Además, el juzgado ha aclarado que tomará declaración a los compradores de estos permisos paulatinamente, presencialmente, por videoconferencia o mediante exhorto.

Este martes se están llevando a cabo 14 registros en S’Agaró, Calonge, Llagostera, Quart, todos ellos municipios de la provincia de Girona, y en Vic, provincia de Barcelona. Asimismo, el juzgado también ha ordenado realizar un registro en el País Vasco, según ha informado este martes el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TJC).

Cabecilla de la banda

En la población de S'Agaró, se ha detenido al presunto cabecilla de la organización, un informático de la Dirección General de Tráfico (DGT) que, según confirman Mossos d'Esquadra, era el responsable de la falsificación de los carnés. Además, cometía fraude con los puntos del carnet, los cuales restablecía según le pidiesen.

Esta persona había obtenido una gran cantidad de dinero gracias a estas actividades ilegales que desarrollaba en toda España y para la que contaba con la colaboración de una organización criminal. La mayoría de los clientes de esta trama son extranjeros, aunque también hay españoles, según fuentes policiales, con una cadena de distribución piramidal entre ellos.

La detención del presunto responsable del grupo ha venido seguida por el registro de su vehículo en el aparcamiento de la vivienda en la que residía. El informático se había aprovechado de su acceso a la base de datos de la Dirección General de Tráfico para confeccionar esos carnés falsos y venderlos con un lucro personal considerable.

La operación ha supuesto un despliegue policial considerable en el que están implicados la mayoría de los servicios de la policía catalana y de la Policía Nacional. Además de en Cataluña, están previstas diversas detenciones en otros puntos de España.

Según fuente policiales las detenciones de los supuestos clientes de la banda criminal no se prevén realizar en un único día. Las auditorías internas de la DGT, junto a otras pruebas que no han sido especificadas, pusieron tanto a los Mossos como a la Policía Nacional tras la pista de los principales líderes de la trama, por lo que han acabado realizando una operación conjunta.

La causa está abierta por los delitos de falsificación documental, soborno, blanqueo y grupo criminal y la DGT anulará los permisos de conducir obtenidos de forma fraudulenta, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Cataluña. 

COMPARTIR: