24 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

FUE VISTO POR ÚLTIMA VEZ CUANDO SALIÓ A HACER DEPORTE EL 24 DE MAYO, PERO SEGÚN UN TESTIGO LE PIDIÓ INDICACIONES PARA IR Al PUEBLO DE CANDÓN

Toda Huelva empapelada con el rostro de Jorge Alamillo, el hombre desaparecido desde hace más de un mes

Jorge Alamilla.
Jorge Alamilla.
Más de un mes lleva desaparecido Jorge Alamillo de la pedanía de Beas (Huelva). El desaparecido tiene 41 años, mide 1’85 metros, pesa 85 kilos, y la última vez que fue visto llevaba pantalón corto negro, camiseta blanca con el dibujo de una montaña en el pecho y zapatillas de deporte. Según un familiar salió a hacer deporte a las nueve de la mañana del día 24 de mayo y a las 11:17 horas habló con su madre por teléfono. Desde entonces no hay pistas de su paradero.

Hace más de un mes que Jorge Alamillo lleva desaparecido. Este vecino del pueblo onubense de Valverde del Camino tiene 41 años, mide 1,85 metros, pesa 85 kilos, y la última vez que fue visto llevaba pantalón corto negro, camiseta blanca con un dibujo de una montaña en el pecho y zapatillas de deporte. Se le perdió la pista el pasado día 24 de mayo cerca de Candón, en la pedanía de Beas.

Todo Huelva está empapelado con el rostro de este hombre del que nunca más se ha sabido hasta hoy. “Hemos tenido algunos testimonios de personas pero los investigadores han dado validez a algunos y a otros no. La verdad es que intentamos seguir con el día a día pero es todo muy complicado porque pensamos que con la localización del móvil iba a ser más sencillo”, cuenta David, primo del desaparecido a Elcierredigital.com.

“Es un hombre deportista y muy preparado físicamente. Durante el tiempo del confinamiento salía a hacer deporte en las horas permitidas y así el domingo 24 de mayo se fue a las nueve de la mañana llevando en su bolsa lo de siempre: Fruta y agua”, contaba David, a Elcierredigital.com.

Cartel de SOSDesaparecidos. 

“A las nueve y media de la mañana hay constancia de que un vecino lo vio”, continuaba David. “A las 11 de la mañana llegó a una finca desorientado y preguntó al dueño cómo podía ir a Candón y el hombre se lo indicó. Sobre las 11:17 llamó a su madre para que no se preocupara y ya desde entonces no hemos sabido nada”, asegura.

El rastreo del teléfono móvil no ha arrojado muchas certezas ya que la zona en las antenas que lo sitúan es muy amplia. En los últimos días, se han peinado dos grandes áreas, de aproximadamente 20 kilómetros cuadrados, alrededor de la zona en la que "se vio por última vez a Jorge y donde las señales de su teléfono móvil dejaron de funcionar". El alcalde ha explicado que en la búsqueda participan casi 80 vecinos que ayudaron a la Guardia Civil a peinar la zona.

“Creemos que debe estar muy asustado y desorientado, aunque es un hombre muy preparado físicamente y en el entorno en el que está hay frutos por lo que estamos seguros de que todo va a acabar bien. La Guardia Civil nos va informando puntualmente de cómo se va desarrollando todo y nos sentimos muy bien atendidos”, explica David que, debido a la situación que está atravesando la familia, se ha convertido en el portavoz familiar.

COMPARTIR: