24 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Son 34 las personas que se sientan en el banquillo acusadas de estafa a pequeños inversores

Arranca el juicio del Caso Bankia: Rodrigo Rato trata de defenderse señalando que invirtió 250.000 euros en esta entidad

Rodrigo Rato junto al resto de acusados en la primera jornada del juicio.
Rodrigo Rato junto al resto de acusados en la primera jornada del juicio.
Este lunes ha comenzado en la Audiencia Nacional el juicio sobre la salida a Bolsa de Bankia, que se desarrollará durante los próximos siete meses. Rodrigo Rato es el principal acusado como presidente de Bankia, una entidad a la que tuvo que rescatar el FROB con 20.000 millones de euros. Es la primera vez que Rato sale de la cárcel de Soto del Real, tras su ingreso el 25 de octubre, para cumplir una condena de cuatro años y medio de cárcel por el caso de las tarjetas black.

Los hechos que deberá juzgar el tribunal presidido por Ángela Murillo se remontan al 20 de julio de 2011 cuando Bankia salió a Bolsa. El fiscal, Alejandro Luzón, ha pedido responsabilidades a cuatro antiguos administradores de la entidad, Rodrigo Rato, cinco años por estafa a inversores, el expresidentes José Luis Olivas, cuatro años, al ex consejero Manuel Fernández Norniella, tres años y al ex consejero delegado Francisco Verdú, dos años y siete meses. Ángela Murillo ya sentenció a Rato  y a cuatro años y medio de prisión por el caso de las tarjetas black.

Tras el traslado de Luzón a la fiscalía Anticorrupción será Carmen Launa la encargada de defender las tesis fiscales, que también pide un multa de 60.000 euros cada uno. Los treinta restantes encausados, miembros de los consejos de administración de las cajas fusionadas han sido acusados por varios sindicatos y asociaciones anticorrupción, entre ellos la abogacía del Estado, que ejerce la acusación particular, en representación del Frob, la Confederación Intersindical del Crédito (CIC) y la Confederación General del Trabajo (CGT).

Rodrigo Rato, el día de la salida a Bolsa de Bankia.

Bankia es el resultado de la fusion de Caja Madrid, Bancaja, la Caja de Canarias, Caixa Laietana y las cajas de Ávila, Segovia y La Rioja y salió a Bolsa en 2011. Esa operación provocó un agujero en la entidad de 1.900 millones de euros y posteriormente, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) tuvo que rescatarlo con 22.000 millones de euros.

El partido político UPyD denunció entonces los hechos como constitutivos de un delito de estafa a los posibles inversores, a la que se sumaron después varias acusaciones populares. Tras cinco años de instrucción el juez Fernando Andreu, de la sala cuarta de la Audiencia Nacional, dictó su auto el 11 de mayo de 2017: "Apreciando la existencia de indicios racionales de criminalidad y la suficiencia de lo actuado para formular acusación, acuerda dirigir el procedimiento que ha de conducir al juicio oral contra quien pasa a tener la condición de imputado judicialmente".

Durante la primera jornada de juicio, Rodrigo Rato alegó que tenia tanta fe en el negocio que invirtió 250.000 euros propios en Bankia el día de su salida a Bolsa. Sin embargo, las acusaciones particulares y populares piden hasta 12 años de prisión para el resto de directivos y personas jurídicas y multas millonarias para BFA y la auditora Deloitte, ya que el folleto informativo de la operación mostraba cuentas no reales, según las acusaciones.

Testigos famosos y un traslado a Ávila denegado a Rato

Por el banco de los testigos deberán pasar entre otros, si se admite, el ex gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez; el ex ministro de Economía, Luis de Guindos; los presidentes de BBVA y Bankia, Francisco González y José Ignacio Goirigolzarri, respectivamente, y la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en caso de que sean admitidos como testigos.

Seis de los acusados ya están en prisión por el caso de las tarjetas black: Rodrigo Rato, José Antonio Moral Santín, Francisco Baquero, Estanislao Rodríguez-Ponga, Jorge Gómez y José María de la Riva. Entre las causas esgrimidas para no trasladar al ex vicepresidente Rato a la prisión de Ávila, Instituciones Penitenciarias argumentó que trasladar desde esa ciudad a Rato era mucho más complicado que desde Soto del Real. Una de las comparecencias más esperadas será la comparecencia del inspector del banco de España, José Antonio Casaus, autor de los polémicos correos reacios con la salida a bolsa de Bankia.

 

COMPARTIR: