07 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los colectivos sindicales ven un intento de desacreditar y menoscabar su profesionalidad que les acusen de no querer trabajar

Acusan a los funcionarios de prisiones de fingir bajas médicas que podrían responder a una huelga encubierta

Ángel Luis Ortiz, secretario general de Instituciones Penitenciarias
Ángel Luis Ortiz, secretario general de Instituciones Penitenciarias
Los sindicatos de prisiones han contestado a las acusaciones del secretario general de Instituciones Penitenciarias, en las que ha afirmado que las bajas médicas de los funcionarios podrían ser falsas. Así, los colectivos sindicales niegan las acusaciones y aseguran que es un intento de “desacreditar" y "menoscabar" su profesionalidad.

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, ha realizado unas declaraciones en Onda Cero en las que acusa a los funcionarios de prisiones de estar fingiendo bajas médicas que podrían responder a una huelga encubierta. Estas acusaciones se unen al aviso de que las bajas médicas de funcionarios de prisiones que no sean reales conllevarán responsabilidades penales.

Las acusaciones de Ortiz se han dado tras el al alto número de bajas registradas en el colectivo en las últimas jornadas. Así, ha señalado que el organismo trabaja para averiguar si se encuentra ante una huelga encubierta, debido a las "bajas masivas" que se han producido, y ha asegurado que los sindicatos de trabajadores penitenciarios ya plantearon una "semana de la salud" para diciembre.

Los sindicatos niegan las acusaciones

La contestación de los sindicatos de prisiones no se ha hecho esperar. Los colectivos que forman la plataforma sindical unitaria afirman en un comunicado que la intención de las declaraciones realizadas por Ángel Luis Ortiz es “desacreditar y menoscabar la profesionalidad de este colectivo”.

Así, aseguran que los empleados públicos penitenciarios acuden a los servicios sanitarios “cuando, como cualquier ciudadano, nos encontramos mal, y son estos servicios los que determinan si estamos o no en condiciones de trabajar”. 

Los funcionarios también han querido dejar claro su compromiso con la ley: “somos muy respetuosos con la legalidad vigente y en la Administración Penitenciaria tenemos suficientemente acreditado ese respeto, justamente nos movilizamos para que el Ministerio del Interior también la respete”, manifiestan.

De esta manera, los trabajadores penitenciarios también han querido recordar otros agravios por parte de la Administración como que “no es asumible que de forma capciosa en una comparecencia en el Congreso de los Diputados se den datos erróneos, se digan verdades a medias y se intente desacreditar nuestra profesionalidad aludiendo, entre otras cosas, a nuestros horarios”.

Respecto a la “semana de la salud”, los colectivos sindicales han querido aclarar que la intención de esta actividad es “informar y concienciar de los riesgos laborales inherentes al trabajo penitenciario”.

También han denunciado las “graves deficiencias de salud laboral” que dicen estar originadas por el incumplimiento de la Legislación en prevención de riesgos laborales por parte de Instituciones Penitenciarias.

Además, acusan de haber recibido mayores cargas de trabajo y “ampliaciones ilegales de horario”, sobre todo los funcionarios y funcionarias en prácticas.

COMPARTIR: