10 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En la denominada Operación Empadronamiento se ha desmantelado una organización que captaba a inmigrantes para lucrarse de ellos

La Guardia Civil detiene a 32 personas en la provincia de Huelva por dar empadronamientos y papeles falsos

Agentes de la Guardia Civil durante el registro.
Agentes de la Guardia Civil durante el registro.
Durante la investigación se han podido detectar siete domicilios que se han utilizado para la comisión del ilícito penal, abonando los interesados una media de 200 euros por empadronamiento y 4.000 euros por contratos de matrimonio.

La Guardia Civil ha detenido a 32 personas por su presunta autoría de los delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, Falsificación de Documentos públicos y Estafa. En la denominada Operación Empadronamiento se ha desmantelado una organización que captaba a inmigrantes para lucrarse de ellos con cuantiosos beneficios.

El operativo se inició tras tener constancia de que en varias localidades onubenses se realizaba la venta de empadronamientos falsos a ciudadanos extranjeros, la mayoría en situación irregular, a cambio de diferentes sumas de dinero, que percibirían en principio los propietarios de las viviendas. Dichos domicilios fueron localizados en San Juan del Puerto, Moguer y Paterna del Campo.

Un agente de la Benemérita durante la operación.

Varias de estas personas extranjeras detenidas se encontraban en situación irregular en territorio nacional, al carecer de documentación alguna que acredite su estancia, bien por estar en posesión de un visado de trabajo temporal caducado, que las autorizaba a trabajar principalmente en campañas agrícolas de la provincia de Huelva hasta su finalización, teniendo que regresar a su lugar de origen una vez agotado dicho plazo; y otras por no haber obtenido nunca documentación alguna, al haber entrado directamente de forma irregular, teniendo solo la carta de identidad y el pasaporte expedido en su lugar de origen.

Los agentes practicaron gestiones para esclarecer si estos empadronamientos se habían hecho con consentimiento de los propietarios de los inmuebles, y si ha habido algún tipo de compensación económica. Además, se establecieron investigaciones para determinar si había terceras personas, que serían el nexo de unión entre los inmigrantes y los propietarios de las viviendas, y cuya función sería la de localizar a los inmigrantes y ofrecerles las viviendas para el trámite del empadronamiento.

Ante la gravedad de los hechos narrados, se instruyeron diligencias y se remitieron al Juzgado de Instrucción, practicando diversas gestiones tendentes a la identificación de la/s persona/s implicadas, así como  otras que habían colaborado con los anteriores, y que pudieran dedicarse a favorecer la inmigración ilegal de ciudadanos extranjeros.

Guardias civiles en un momento de la operación policial.

Desde el día 11 de marzo, una vez llevada a cabo la explotación de la operación, y hasta la fecha, se ha procedido a la detención de 32 personas, y se han podido registrar siete domicilios en los que hay un número inusual de personas empadronadas, si bien las personas que figuran como empadronadas en las mismas no residen en las referidas viviendas, además de dos supuestos matrimonios de conveniencia y otros de estafa, pagando una media de 200 euros por empadronamiento y 4.000 euros por contratos de matrimonio.

No se descartan más detenciones

Los delitos que se le imputan son contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, falsificación de documentos públicos y estafa. Esta operación es la más grande de los últimos años con un mayor número de detenidos en esta provincia dándose por desmantelada una organización que captaba a inmigrantes para lucrarse de ellos con cuantiosos beneficios, aunque no se descartan nuevas detenciones.

Esta actuación está dentro del plan establecido por la Guardia Civil de lucha para erradicar las mafias delictivas que se lucran con el favorecimiento de la estancia irregular de los inmigrantes.

COMPARTIR: