14 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La mujer dejó su casa el pasado 22 de enero tras sufrir una "grave crisis" en palabras de su esposo

Encuentran sin vida a Regina Cabeza, desaparecida de su casa en Zaragoza desde hace nueve días

Alerta desactivada.
Alerta desactivada.
Ha sido hallado sin vida el cuerpo de Regina Cabeza, que desapareció de su casa de Zaragoza el pasado 22 de enero, a las tres de la tarde tras sufrir una “crisis muy fuerte” como señalaba su marido Francisco Javier López. La mujer fue encontrada por una de las partidas de voluntarios que la buscaban cerca de la Escuela de Ingenieros de Zaragoza. Ahora hay que practicarle la autopsia para conocer la causa del fallecimiento.

Finalmente los malos augurios se cumplieron y esta mañana fue hallado sin vida el cuerpo de Regina Cabeza, que desapareció de su casa de Zaragoza el pasado 22 de enero, a las tres de la tarde tras sufrir una “crisis muy fuerte” como señalaba su marido Francisco Javier López. El esposo señaló para elcierredigital.com que no esperaba una movilización tan grande en la búsqueda de su mujer, por lo que se ha visto “superado”. Este lunes explicó que no había novedades pero que "seguimos al pie del cañón".

Sin embargo, una de las partidas de voluntarios encontró hoy su cuerpo junto a la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Zaragoza, en el Actur. El cuerpo de la mujer Cabeza ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) para la realización de la pertinente autopsia.  

El hallazgo se enmarca en la batida organizada por el Grupo de Desaparecidos de la Jefatura Superior de Policía de Aragón en la que también se ha hallado, con vida, a otro de los ancianos a los que se les había perdido el rastro desde ayer en la zona de la Expo. 

El propio esposo de Regina comentaba días antes que su esposa sufría durante años graves episodios de depresión, por lo que tenía que recibir medicación. Hasta el momento, este diario conocía, gracias al marido de la desaparecida, que tenían una pista fiable después de que un familiar la reconociera. Finalmente, esa posibilidad fue en vano.

Cientos de voluntarios realizaron durante varios días batidas por los ríos, tanto por los aledaños como en los interiores con barcos y piraguas. Incluso se llevó a cabo una búsqueda de 25 kilómetros hacía abajo por el río Ebro hasta la presa Pina.

Foto_de_Regina

Imagen de Regina Cabeza, desaparecida desde el 22 de enero

Por otro lado, el pueblo originario de Regina, Almonacid de la Sierra, también se movilizó para encontrar a su vecina. Algunos habitantes realizaron batidas, mientras que otros viajaron hasta Zaragoza para estar con la familia y ayudarla en todo momento. Más de doscientas personas han colaborado en la búsqueda.

Los hospitales pendientes

Según ha detallado el esposo de Regina, ella trabajó como celadora en varios hospitales, por lo que han sido avisados. Tanto excompañeros suyos como guardias de seguridad fueron puestos al corriente por si apareciera por alguno de ellos.

La Policía Nacional y los Bomberos buscaron por diferentes zonas, entre la que destaca la zona norte de Zaragoza cerca del lugar donde reside Regina, el barrio de Zalfonada. Polígonos, acequias y lugares de las afueras de la ciudad se llegaron a peinar en búsqueda de pistas. Además, personal del transporte como los autobuseros y el taxi, así como barrenderos también fueron advertidos e incluso colectivos como el de los ciclistas.

Cartel_de_Regina

Cartel con la imagen de Regina y un número de aviso

El día que desapareció Regina se marchó de casa sin llaves, aunque con documentación y creen que con poco dinero. Salió de la vivienda con un abrigo negro de plumas, pantalón rojo de cuero y un gorro de lana sin pompón. Ahora se ha cumplido el peor de los pronósticos. Ahora la autopsia tendrá que determinar las causas de la muerte.

 

COMPARTIR: