27 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Jesús García, portavoz de este sindicato, denuncia que Madrid prescinde de profesionales y alerta de la falta de EPIs en Atención Primaria

Los sanitarios del SATSE avisan: "Las patologías crónicas se van a agudizar y necesitaremos todavía más personal"

Enfermeras aplaudiendo.
Enfermeras aplaudiendo.
Más de 38.000 contagiados por coronavirus son sanitarios, el 18,14% del total, y al menos 38 trabajadores del sector han fallecido a causa del COVID-19. Los sanitarios avisan de la falta de equipos de protección individual en Atención Primaria y denuncian que se prescinda de los 10.000 trabajadores contratados para hacer frente al virus cuando cuando acabe el mes. Reivindican que se mantenga a los profesionales y se siga contratando hasta final de año por miedo a un posible repunte de contagios.

España ya registra un total de 38.369 profesionales sanitarios contagiados de COVID-19 desde el inicio de la crisis y al menos 38 sanitarios han fallecido por coronavirus, según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad este martes.  De esta manera, según los últimos datos ofrecidos, se extrae que el 18,14% de los contagios de coronavirus registrados los han sufrido los profesionales del sector.

Es por ello que el sector lleva semanas denunciando la gestión de la crisis sanitaria y la falta de atención al personal. Además de las numerosas llamadas de auxilio y denuncias públicas realizadas por las diferentes organizaciones y sindicatos de sanitarios, se ha sumado recientemente una nueva protesta en las redes sociales.

Bajo los hastags #NiHéroesNiMártires y #MareaBlancaCoronavirus miles de profesionales del sector han exigido equipos de protección individual, tests y una mayor coordinación y consideración en las condiciones laborales. También se han manifestado con la intención de pedir responsabilidad a la ciudadanía.

Jesús García, portavoz del Sindicato de Enfermería de Madrid (SATSE), señala en elcierredigital.com que "alguien ha hecho mal su trabajo, ya sea a nivel del Estado, a nivel de la Comunidad o a nivel de gestión interna de los centros, pero alguien no ha hecho adecuadamente su trabajo y por eso nos han expuesto de esta manera al virus". 

Asimismo, con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo que se ha celebrado este martes 28 de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado en un comunicado la importancia de desarrollar programas nacionales para la salud ocupacional de los trabajadores de la salud y proporcionarles servicios de salud ocupacional.

La OMS advierte

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que los trabajadores de la salud infectados con COVID-19 después de la exposición en el lugar de trabajo deberían tener derecho a beneficios por lesiones laborales por enfermedad profesional, incluyendo compensación, rehabilitación y servicios curativos.

"No hay nada que celebrar en este día, lo único que se pueden hacer son reproches. Nosotros siempre hemos estado por la labor de colaborar, pero en cuanto a la seguridad y salud de los trabajadores nos han fallado todas las autoridades y todos los servicios de prevención de riesgos laborales", explica el portavoz del SATSE.

La OMS también ha pedido a los Gobiernos y las organizaciones de empleadores y trabajadores y a la comunidad mundial tomar medidas urgentes para fortalecer las capacidades de los países para proteger la salud y seguridad ocupacional de los trabajadores de la salud y los servicios de emergencia, que respeten su derechos a condiciones de trabajo decentes.

Jesús García denuncia la situación laboral que están viviendo en las últimas semanas en el sector y avisa de la importancia de reforzar el sistema sanitario para atender a todas las personas que no han tenido seguimiento adecuado por la saturación de los centros y para estar preparados ante un posible repunte de contagios. 

"La Atención Primaria no está suficientemente dotada de personal ni de equipos de protección individual.  A día de hoy es donde más EPIs están haciendo falta y donde más refuerzos se van a necesitar ahora con la desescalada, entre otras cosas para hacer el seguimiento domiciliario a los pacientes de COVID-19 y a los pacientes de enfermedades crónicas, que parece que han quedado en segundo plano", asegura el portavoz del SATSE.

Además, el enfermero critica que hasta esta semana "no se han hecho tests al personal, hasta ahora solo nos hacían si teníamos síntomas" y recuerda que no en todos los sitios llega el material, ni de la misma manera: "cuando los hospitales hacen los pedidos a veces nos llega material de dudosa calidad y eficacia y realmente no sabemos si cumplen o no la normativa".

Ayuso prescinde de 10.000 sanitarios

En cuanto al personal de los centros sanitarios en la Comunidad de Madrid, la más afectada en España, los sindicatos aseguran que hasta 10.000 profesionales contratados para hacer frente a la crisis del coronavirus no serán renovados, entre ellos más de 3.500 enfermeros.

"Es muy triste que el 30 de abril finaliza el contrato de muchos profesionales contratados para hacer frente al COVID-19 en Madrid y a una gran cantidad de ellos probablemente se les mande a la calle", denuncia Jesús García, quien destaca que se trata de un grave error: "Ahora mismo hay que hacer frente a las listas de espera quirúrgicas, de consultas y de pruebas diagnósticas que se han ido retrasando por culpa del coronavirus. Va a haber un repunte de patologías crónicas que se van a agudizar porque no se ha hecho un correcto seguimiento estos meses y se necesitan profesionales para tratar a los pacientes adecuadamente".

La reivindicación para que no se prescinda de los miles de trabajadores no sólo se hace para este tipo de situaciones, sino que también para la salud de los propios profesionales. "Hay un exceso de jornada en los profesionales, que han trabajado más horas de las que les correspondían. También se van a producir bajas y cuando llegue el verano va a hacer falta gente para cubrir las vacaciones".

sanitarios_traje

Los sanitarios exigen más EPIs para los trabajadores de atención primaria

Además de las vacaciones, los trabajadores sanitarios reivindican la posibilidad de conciliar, ya que cuando se levante el pacto de permisos y licencias, actualmente suspendido, la gente pedirá excedencias para poder cuidar de sus hijos. Y es que, mientras no se abran los colegios y los niños sigan en casa, los padres tendrán que conciliar. 

"Que no renueven ahora mismo a cientos de enfermeros  porque dicen que ha bajado el nivel asistencial nos parece una falta de sensibilidad y de respeto a esa gente que incluso ha venido de otras comunidades a echar una mano. Ese es el agradecimiento que va a hacer la Comunidad de Madrid a todos esos profesionales, mandarles a la calle", asegura Jesús García.

Además, según denuncia el portavoz del SATSE, a muchos de los profesionales que renuevan  en sus contratos les incluyen una cláusula donde se establece que, en caso de que baje la presión asistencial, se puede rescindir el contrato antes de la fecha de finalización.

En este sentido, Jesús García señala que "han hecho contratos también de 15 días y si una persona caía enferma por coronavirus en ese período y finalizaba su contrato, no se le renovaba. Todo por estar de baja por trabajar contra el Covid sin equipo de proteccion individual". 

Por estos motivos, el portavoz del SATSE defiende que no se prescindan de los sanitarios y que se hagan contratos hasta después de verano. "Se debería contratar incluso hasta el 31 de diciembre, porque según dicen los expertos podría haber un repunte de contagios y no sabemos si vamos a tener tratamientos eficaces o vacuna para esas fechas. Creemos que no es el momento de no bajar la guardia, sino de reforzar la Sanidad". 

Por último, ante la difícil situación que ha tocado vivir estos meses, Jesús denuncia que "no se puede volver a repetir y se tiene que aprender de los errores que se han cometido. Es necesario prevenir, no todo puede ser reacción". 

COMPARTIR: