25 de enero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo tratar los problemas capilares masculinos

La pérdida de pelo, aunque puede producirse tanto en mujeres como en hombres, es más común en estos últimos con una enorme tipología que en muchas ocasiones acaban trasladándose en muchos casos a problemas de autoestima e inseguridad que agravan estos problemas.  

Pero no solo pensemos en los problemas de pérdida de pelo en el cuero cabelludo, también pueden producirse en la barba, generando igualmente un impacto muy importante. Al respecto, la guía de Álex Moreno sobre calvas en la barba es una lectura obligatoria para todo aquel que quiera profundizar sobre sus causas y posibles tratamientos. En todos los casos es importante ese conocimiento para ver que medidas son las más adecuadas, lo explicamos.

Causas de calvicie, un punto clave

La calvicie tiene múltiples causas y su conocimiento es clave para buscar las mejores soluciones. Así, por ejemplo, nos encontramos con la alopecia androgénica, la más común. En este caso la causa es tanto genética y hormonal, y en el caso de los hombres son muy comunes los antecedentes familiares directos, aunque no tenerlos no quita que pueda aparecer este tipo de alopecia.

Esta alopecia, que suele comenzar a los 20-25 años (incluso en edades más tempranas) suele afectar especialmente en la zona frontal, superior y coronilla -áreas más sensibles a las hormonas-, los folículos se van haciendo finos hasta desaparecer y produciendo la caída del cabello. 

Pero también existen alopecias temporales debidas a determinadas circunstancias, y es que estrés y pérdida de cabello ambos están relacionados. Suelen ser alopecias repentinas, a diferencia de la alopecia androgénica esta se da en toda la cabeza y muchas veces se concentra en un espacio corto de tiempo de muy pocos días. Son fenómenos muy llamativos por su intensidad, que constatamos con pérdida de pelo no solo cuando nos peinamos, también incluso cuando nos levantamos de la cama o cualquier sitio que apoyamos la cabeza vemos la pérdida de cabello.

Otro gran grupo es la alopecia areata, que provoca la caída del cabello en zonas muy concretas de la cabeza, generando estéticamente parches redondeados en cualquier zona, incluida la barba donde son muy llamativas. Se cree que tiene causas autoinmunes y se produce cuando el sistema inmunitario ataca y destruye por error los folículos pilosos sanos. En algunos casos, en esta afección tienen antecedentes familiares de alopecia y ocurre en hombres, mujeres y niños.

Soluciones acordes al problema

En todos los casos es importante que se busquen soluciones según sea el problema que la origina, que van desde los tratamientos androgénicos al trasplante de cabello. En el caso de la barba, por ejemplo, siempre existe la opción de tenerla siempre cortada pero también estamos limitando las opciones estéticas que nos puede proporcionar.

También, por supuesto, saber identificar los problemas derivados del estrés ayudan a no solo a parar estos procesos, también a que no ocurran en el futuro.

Pero en todo caso, hay que personalizar, probar distintos tratamientos, desde los menos agresivos hasta los más relevantes como son el transporte capilar nos proporciona una gama de posibilidades muy importantes para los distintos problemas de pérdida de cabello.

COMPARTIR: