16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Dos menores de edad de origen magrebí acuchillaron a un trabajador de la Renfe de Madrid que les impidió la entrada si no portaban esta protección

Alarma ante las agresiones por el no uso de la mascarilla: Palizas y apuñalamientos en toda España

Momento de la agresión captado por las cámaras de seguridad.
Momento de la agresión captado por las cámaras de seguridad.
Dos menores de edad apuñalaron a un trabajador de la Renfe de Madrid, el pasado 28 de septiembre. El taquillero les estaba recriminando que no llevaban la mascarilla y estos respondieron clavándole una navaja en la cara y en los brazos. Está es la última de las numerosas agresiones que se han visto desde que comenzó la pandemia del COVID-19 simplemente por pedir que se pongan la mascarilla en lugares obligatorios. Algo que comienza a ser un problema en todo el mundo.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 28 de septiembre en la zona de los tornos de entrada de la estación de Tres Cantos de Madrid cuando el empleado paró a dos jóvenes que intentaban acceder a las instalaciones sin la mascarilla puesta.

Los dos menores de edad, de origen magrebí, entraron en la estación, uno con la mascarilla bajada y el otro sin la mascarilla puesta. Cuando el taquillero lo vio, se acercó a ellos y los pidió que se la pusieran y fue en este momento cuando empezó la agresión.

En las grabaciones de vídeo de las cámaras de seguridad de la estación que investiga la Guardia Civil se ve cómo uno de los dos menores saca una navaja y apuñala al trabajador en la cara y en los brazos. Posteriormente, los dos chicos entran a la estación dejando al trabajador de la Renfe herido en el suelo. Cuando Emergencias 112 recibió la alerta se dirigió hasta el lugar de los hechos e ingresaron a la víctima en el hospital La Paz con un pronóstico leve.

Imagen

Imagen captada por las cámaras de seguridad.

Pero esta no es la única agresión producida por motivo del no uso de la mascarilla. Una de las primeras tuvo lugar en Mallorca, cuando un agente de policía pidió a un ciudadano que se pusiese la mascarilla y este reaccionó violentamente, "no me la pongo, payaso". Tras la respuesta, un grupo de personas comenzó a atacar a los agentes para defender al infractor.

Otra escena parecida se vivió en Alhaurín de la Torre, Málaga. Unos agentes de policía multaron a un menor que no llevaba mascarilla, a consecuencia de lo cual un grupo de personas se enfrentó a los dos agentes que acabaron en el hospital con diversas contusiones.

Una de las agresiones que más indignación causó fue la que sufrió un hombre en el metro de Madrid. La víctima le pidió al agresor que se pusiera la mascarilla y este respondió clavándole un punzón en el ojo. El vídeo de la agresión corrió como la pólvora en las redes sociales. La Policía Nacional pidió colaboración ciudadana para encontrarlo y, finalmente, lo detuvieron.

El vídeo tuvo tanto revuelo que 'Metro Madrid' se convirtió en tendencia.

El uso de la mascarilla durante la pandemia se ha convertido en materia de conflicto. En interiores su uso sigue siendo obligatorio, pero algunas personas incumplen la ley. De hecho, las disputas por el uso la mascarilla fueron una de las causas mayores por la que los profesionales sanitarios fueron agredidos durante el año 2020 en el desempeño de su trabajo.

Un problema mundial

El problema de las agresiones por no quererse poner la mascarilla no es algo que ocurra solo en España. En Alemania, el pasado 18 de septiembre el cajero de una estación de gasolina fue asesinado a tiros en la localidad de Idar-Oberstein (en el suroeste del país), tras discutir por el uso de la mascarilla.

Identificado solamente como Mario N, los investigadores creen que el sospechoso es un simpatizante de la extrema derecha y un negacionista de la covid-19. La Fiscalía dijo que el asesino había intentado comprar cerveza en la estación de gasolina, pero abandonó el local cuando el cajero se negó a atenderle debido a que el cliente no llevaba puesta la mascarilla. Una hora y media después, el hombre regresó, esta vez con la mascarilla puesta. Comenzó a discutir de nuevo, se quitó la mascarilla y disparó al cajero en la cabeza.

La violencia por la obligatoriedad de las mascarillas también esta muy presente en Perú. Entre enero y setiembre de este año, 37 agresiones se han registrado contra los trabajadores de la línea 1 del metro de Lima, personal de seguridad y policías de las estaciones por solicitar el cumplimiento de las normas sanitarias establecidas por el Ministerio de Salud para frenar la propagación de la Covid-19, es decir el uso correcto de las mascarillas.

COMPARTIR: