26 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los laboratorios AstraZeneca firman el primer acuerdo para fabricar 400 millones de dosis del antídoto contra el Covid-19

La vacuna de la Universidad de Oxford contra el coronavirus comenzará a distribuirse en septiembre

Pascal Soriot, director ejecutivo de AstraZeneca.
Pascal Soriot, director ejecutivo de AstraZeneca.
Los laboratorios AstraZeneca están avanzando en su respuesta continua para abordar los desafíos sin precedentes de Covid-19, colaborando con una serie de países y organizaciones multilaterales para hacer que la vacuna inventada en la Universidad de Oxford sea ampliamente accesible en todo el mundo de manera equitativa. De momento, aseguran que en septiembre estarán disponibles las primeras dosis de la vacuna.

La compañía farmacéutica AstraZeneca ha concluido los primeros acuerdos para fabricar al menos 400 millones de dosis y ha asegurado la capacidad de fabricación total para mil millones de dosis hasta el momento y comenzará las primeras entregas en septiembre de 2020.

AstraZeneca tiene como objetivo concluir acuerdos adicionales respaldados por varias cadenas de suministro paralelas, que se expandirán capacidad adicional en los próximos meses para garantizar la entrega de una vacuna accesible a nivel mundial.

AstraZeneca recibió hoy más de 1.000 millones de dólares de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado de los Estados Unidos (BARDA) para el desarrollo, producción y entrega de la vacuna, a partir de este otoño. El programa de desarrollo incluye un ensayo clínico de fase III con 30.000 participantes y un ensayo pediátrico.

Los laboratorios de AstraZeneca.

AstraZeneca recientemente unió fuerzas con el Gobierno del Reino Unido para apoyar la vacuna de la Universidad de Oxford y ha progresado rápidamente en sus esfuerzos por expandir el acceso en todo el mundo. La compañía suministrará al Reino Unido a partir de septiembre y agradece el compromiso del Gobierno y el trabajo general sobre las vacunas.

“Esta pandemia es una tragedia global y es un desafío para toda la humanidad. Necesitamos derrotar al virus juntos o continuará causando un gran sufrimiento personal y dejará cicatrices económicas y sociales duraderas en todos los países del mundo. Estamos muy orgullosos de colaborar con la Universidad de Oxford para convertir su trabajo innovador en un medicamento que se pueda producir a escala mundial. Nos gustaría agradecer a los gobiernos de los Estados Unidos y el Reino Unido por su apoyo sustancial para acelerar el desarrollo y la producción de la vacuna. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que esta vacuna esté disponible de forma rápida y amplia", dijo Pascal Soriot, director ejecutivo de AstraZeneca.

COMPARTIR: