07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Delicias de jamón ibérico, un bocado delicioso para entrantes o cenas

Los entrantes tienen cada vez un mayor protagonismo en todo tipo de comidas, incluso las más formales. De hecho en ocasiones llegan a tener tanta importancia que la totalidad del menú se completa a través de entrantes. 

Para ello es imprescindible elaborarlos nosotros mismos, huyendo de los productos elaborados y usar ingredientes de primera calidad, como ocurre con estas delicias de jamón ibérico en las que como es lógico su sabor determinará el mejor jamón como el que encontramos en El Pozo.

Cómo preparar las delicias de jamón ibérico

Lo primero que seguramente te preguntas es qué son unas delicias de jamón ibérico. Pues en realidad no deja de ser una variación de las croquetas, que además de presentarse en un tamaño más pequeño se caracterizan por una masa fina y en la que contrasta muy bien el sabor del jamón ibérico, su ingrediente diferenciador. 

Por todo ello el primer paso es cortar unas lonchas gruesas de nuestro jamón legado ibérico de El Pozo para proceder a hacer pequeños y abundantes taquitos. Es importante que tengan un tamaño reducido. 

Para conseguir ese sabor vertemos medio litro de leche y la calentamos a fuego lento y junto a ella nuestros taquitos para que vayan soltando su jugo y proporcionando un sabor especial a la salsa bechamel. Una vez que esté caliente, antes de romper a hervir, apagamos y reservamos.

En una sartén incorporamos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente añadimos 25 gramos de harina hasta que esté dorada. Colamos el jamón de nuestra primera mezcla y lo separamos. A continuación vamos añadiendo la leche ya templada. Vamos incorporando poco a poco la leche, según demande la bechamel, hasta conseguir nuestra salsa. Es muy importante remover constantemente para no tener ningún tipo de grumo y conseguir una salsa ligera y no espesa. Esta es una de las diferencias con las croquetas que harán a este plato especial.

Incorporamos nuestros daditos de jamón. Al gusto podemos usar un poquito de sal y pimienta molida para que incremente el sabor. 

Por último, separamos la masa y la tapamos, con un paño o papel film, para que no reseque. 

Ya frías, es importante hacerlas pequeñas, redondas, que sean como un pequeño bocado. También lo es elegir el empanado, crujiente, tanto por el tipo de pan, como pasarlas por el pan, huevo y de nuevo pan. 

Y, por último, no te olvides de freírlas con aceite de oliva de calidad. 

Como acompañante hay muchas posibilidades. Una recomendación es hacerlo con salsa de oporto reducida, ideal para foies y carnes de sabor intenso como nuestras delicias con el mejor jamón ibérico.

INGREDIENTES

1 cucharada aceite de oliva virgen extra

150 gramos de jamón legado ibérico de El Pozo

25 gr de harina

500ml de leche

1 huevo

Pan rallado crujiente

Pimienta

Sal

COMPARTIR: