15 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el abogado García Cebrián, la desconfianza personal se cierne sobre ciertos trabajos en los que existe mayor sensación de inseguridad o soledad

Estas son las profesiones con más divorcios en España: Desde camareros a pilotos de avión

El Cierre Digital en Imagen de la firma de una ruptura matrimonial.
Imagen de la firma de una ruptura matrimonial.
No se puede decir que una persona tenga más probabilidad de divorciarse por su profesión, pero es incuestionable ante los datos del INE que existe un mayor número de divorcios en función de ciertos factores. Los trabajos entre los que se da un mayor volumen de rupturas son los de pilotos, azafatas, camareros, cuidadores a domicilio o conductores. Por otro lado, existe un mayor número de personas solteras en actividades deportivas, cine, radio o televisión.

Según el Instituto Nacional de Estadística, las profesiones en las que se dan un alto número de divorcios son cuidadores a domicilio, sector de limpieza, enfermería, terapias alternativas y transporte por mar y aire. La mayoría tienen en común jornadas largas, duras, exigentes y estresantes de trabajo que dificultan la conciliación familiar y sentimental.

También son profesiones donde se establecen relaciones laborales estrechas con clientes y compañeros que fomentan la socialización idealizada y, por tanto, la percepción del matrimonio como algo monótono.

¿Cuáles son las profesiones más propensas al divorcio?

Según los datos del censo del Instituto Nacional de Estadística (INE), el grupo profesional que encabeza el ranking con más divorcios es el de aquellas personas que trabajan cuidando de otras a domicilio. En concreto, el 15,75% de estos profesionales acaban divorciándose.

Los otros dos puestos del podio los ocupan el sector de la limpieza de oficinas, hoteles y otros establecimientos asimilados, con un 14,07%, y el de los conductores de autobuses y tranvías (13,37%). De cerca le siguen los auxiliares de enfermería, con un 13,01% los cocineros asalariados (12,69%) y los profesionales de las terapias alternativas, con un 12,47%.

También se destaca que el porcentaje en la población que trabaja como camarero asalariado es del 10%, y de un 9,35% el de los profesionales de la navegación marítima y aeronáutica.

Aunque no se puede afirmar que la profesión provoca divorcios, con los datos del INE sí se puede establecer que existen una serie de factores que van a sumar en la cuenta del divorcio. Sin embargo, el mantenimiento de un matrimonio depende de que en origen sea un matrimonio viable y de que ambos miembros consigan que su evolución siga siendo la deseada y satisfactoria para ambos. Aún así, es cierto que un matrimonio que se rompe quizá se hubiera mantenido si los miembros tuvieran otras profesiones.

Es algo natural y lógico. Por ejemplo, un piloto o azafata de avión, que tiene jornadas muy largas y cambiantes que le suelen obligar a dormir fuera de su domicilio, tiende a tener mayores dificultades sentimentales en su matrimonio. Dormir juntos refuerza la relación sentimental y familiar y facilita la conciliación y confianza. En ocasiones la desconfianza se cierne sobre ciertas profesiones en las que existe mayor sensación de inseguridad, soledad o desapego y cierto prejuicio social de infidelidad o deslealtad.

Factores profesionales que aumentan la probabilidad de divorcio

De entre los factores profesionales que hacen que aumente la probabilidad de que un matrimonio acabe en divorcio destacan los horarios prolongados, el estrés laboral, las dificultades de conciliación, los viajes y el entorno laboral liberador, en el sentido de aquel en el que se fomentan las relaciones entre compañeros dentro y fuera del trabajo.

De hecho, el divorcio, según varios estudios y estadísticas, es contagioso, en el sentido de que cuando una persona se relaciona con personas divorciadas tiene mayor probabilidad de divorciarse, pues tiende a ver en la vida de los divorciados cosas que le son atractivas y que de no relacionarse con ellos no las percibiría. Las comparaciones son odiosas y groseras, pero incluso las personas casadas ven a personas divorciadas de su entorno con cierto recelo, como una influencia no positiva para su matrimonio.

Quiero el divorcio: ¿qué trámites y documentación son necesarios?

Imagen de la firma de un divorcio.

Por ello, si en el trabajo en el que pasamos muchas horas existe gran número de personas divorciadas, en sí mismo ya es un factor que incide en potenciar los divorcios entre los matrimonios del entorno laboral.

Que nuestros compañeros de trabajo estén divorciados hacen que se normalice nuestra propia idea de divorciarnos. Con el paso del tiempo el divorcio se unificará socialmente, pero de momento, en España, aún tiene proporciones diversas según los entornos laborales y por ello podemos concluir que el trabajo incide en las posibilidades de divorcio. 

Previsión de mayor porcentaje de divorcios según profesión en el futuro

Una de las profesiones con mayor porcentaje futuro de divorcios previsiblemente será la de influencer. De hecho, aún no está considerada en muchos sectores como una profesión y es lo que hace que aún no existan datos que puedan corroborar el porcentaje de divorcios entre las personas que se dedican a las redes sociales.

¿Por qué se prevé que los influencers estén en el top 5 de las profesiones con mayor número de divorcios? La respuesta es que se trata de una profesión en la que existe una constante relación con terceras personas de manera cómoda y discreta, con exposición social y unida a una tendencia preocupante a consolidar relaciones con una base tóxica.

Cada vez es más frecuente ver si una pareja o matrimonio sigue junta en sus redes sociales y ver si se siguen siguiendo, si han borrado contenido anterior o si se siguen comentando de manera natural y satisfactoria. Ser influencer no es una profesión de riesgo para los matrimonios, pero sí acabará arrojando un incremento de divorcios en la profesión pues la sobreexposición sentimental puede pasar factura a su relación.

Mayor número de personas solteras por profesión

Existe un mayor número de personas solteras en actividades deportivas; cine, radio y televisión; y programación y consultoría. En esta categoría se incluyen personas con parejas no casadas. Pero lo que se está observando es una tendencia hacía mantener vidas sin pareja estable o con pareja, pero sin llegar a pasar por el altar, incluso cada vez más en familias con hijos no casadas.

Evolución de divorcios en España

En 2021 hubo 86.851 divorcios en España, un 12,5% más que en el año anterior, tras del confinamiento provocado por la pandemia y después de tres años consecutivos de caída.

En 2022, sin embargo, se produjeron 84.551 casos de nulidad, separación y divorcio, lo que supuso una disminución del 6,7% respecto al año anterior y una tasa de 1,8 por cada 1.000 habitantes. La duración media de los matrimonios es de 16,5 años y el mayor número de divorcios tuvo lugar en la franja de edad entre 40 y 49 años, tanto en hombres como en mujeres. Por comunidades autónomas, donde mayor porcentaje de divorcios se produjo fue en Ceuta, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña y donde menos en Castilla León, Aragón, Extremadura y País Vasco.

En resumen, casarse es cosa de dos, pero divorciarse puede ser decisión de uno, de manera que cualquier estudio de divorcios por profesión o cualquier otro factor, habría que analizarlo desde el punto de vista de los dos miembros del matrimonio. Por ejemplo, si se divorcia un piloto, una profesión con gran porcentaje de divorcios, de una persona que trabaja en una oficina, que aparentemente tiene un menor porcentaje de divorcios, deberíamos tener en cuenta cuál de las dos profesiones ha condicionado el divorcio, pues divorciarse se divorcian ambas. Pero lo más interesante será analizar qué profesión ha incidido en la ruptura para sacar las conclusiones correspondientes.

COMPARTIR: