24 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el psicólogo Jorge López-Vallejo, "este síntoma se suele asociar a la mujer en la pareja, aunque a terapia acuden tanto hombres como mujeres"

La 'toxicidad' del síndrome de Campanilla: "Crea un nivel de exigencia obsesivo y paranoico"

El Cierre Digital en
/ Síndrome de Campanilla.
El síndrome de Campanilla es un comportamiento obsesivo e incluso paranoico por tener todo bajo control provocado por unas exigencias muy altas, que puede llegar a crear graves distorsiones en relaciones de pareja. Puede estar motivado por asuntos de la infancia, pero Jorge López Vallejo, psicólogo experto en obsesiones y ansiedad con el que ha contactado elcierredigital.com, no lo confirma. Sí explica porqué podría estar ahí su origen y, además, ha compartido su opinión sobre este síndrome.

El cine es, a veces, un reflejo de la realidad, que muestra todo tipo de personalidades y relaciones del ser humano, que hacen que el espectador se sienta identificado con sus personajes. La personalidad y los comportamientos de cada persona suelen estar marcados por la infancia que han tenido.

James M. Barrie nunca imaginó que su novela ‘Peter Pan’ daría tanto juego a psicólogos y terapeutas. Los personajes principales de esta película son la representación escenificada de los diferentes síndromes que padecen, como el síndrome de Peter Pan, que lo padecen aquellas personas que no quieren crecer, o el síndrome de Campanilla, que provoca en la persona que lo sufre unas características que hoy en día se consideran tóxicas.

Esas características son las de una persona celosa que actúa a espaldas de otros para conseguir sus objetivos como consecuencia de un nivel de exigencia personal muy alto, llegando a ser muy posesiva con la persona a la que quiere. Para alcanzar sus objetivos estas personas establecen estrategias con las que pueden llegar a manipular. Al igual que con ellas mismas, tienen un elevado nivel de exigencia con el resto.

Elcierredigital.com se ha puesto en contacto con Jorge López Vallejo, psicopedagogo y psicólogo especialista en Psicología de la Salud e Intervención en Trastornos Mentales y del Comportamiento, para que nos cuente más sobre este síndrome. Según López Vallejo, estas personas "tienen un nivel de exigencia y perfeccionismo elevadísimo, con rasgos obsesivos y paranoicos que pueden estar marcados desde la infancia".

El psicólogo y psicopedagogo Jorge López Vallejo advierte de los efectos psicológicos que tendrá en la sociedad esta pandemia

Psicólogo Jorge López Vallejo.

Además, ha explicado para elcierredigital.com cómo puede influir la infancia a la hora de padecer este síndrome, cómo afecta el síndrome a una relación de pareja, cómo se puede tratar terapéuticamente y si es consciente de su comportamiento la persona que lo sufre. El psicólogo también ha hecho hincapié en que, a pesar de que se relaciona con mujeres por el personaje de Campanilla, el síndrome también lo padecen los hombres.

Perfil, causa y tratamiento terapéutico

Jorge López Vallejo apunta que "una de las principales características que tienen las personas que padecen este síndrome es muy común en las mujeres, y es el perfeccionismo. Buscan una perfección obsesiva. Obsesiva y, en algunos casos, casi paranoica, pensando mucho en lo que los demás van a pensar o decir de ellas. Obsesiva, por miedo a no estar a la altura o no cumplir con criterios de la sociedad, y por otro lado, paranoica, ya que la opinión de los demás y lo que pensarán es muy importante para ellos. En definitiva, son personas muy perfeccionistas, con rasgos obsesivos y paranoicos".

Algunas personas que padecen este síndrome han tenido algún trauma en su infancia que podría haberlo motivado. López Vallejo considera que este origen es posible, pero que "nunca sabremos si la infancia es el motivo que marca a este tipo de personas. Se podría deber a unos padres que les hicieran pensar que no estaban a la altura, por lo que se imponen unos objetivos ambiciosos ellas mismas, con ese juez interior que se han marcado y que les hace estar continuamente alerta para no volver a sentir lo que percibieron en la infancia", afirma López Vallejo.

En cuanto al tratamiento terapéutico, este debe consistir en "reducir primero ese nivel obsesivo de perfeccionismo con unas técnicas terapéuticas, un tratamiento psicológico que las ayude a romper esa rigidez obsesiva que tienen con la perfección y con la autoexigencia. Después de trabajarlos, hay que trabajar sobre su creencia de que los demás están observándoles, que van a opinar, criticar, juzgar o que pueden ridiculizarlos, y trabajar mucho con esas creencias erróneas, arraigadas y los prejuicios fijados que tienen en su mente."

Consciencia del síndrome, influencia tóxica en parejas y padecimiento por hombres

Respecto a si las personas con síndrome de campanilla son conscientes de que lo padecen, López vallejo afirma que "normalmente no. Viven incómodas y con un nivel de exigencia muy alto que les lleva a estar continuamente activas, trabajando, moviéndose, observando y eso las hace cansarse muchísimo, pero lo alegan más a la necesidad que tienen de éxito y al éxito que muchas alcanzan, porque muchas lo alcanzan, provocando un cansancio emocional como consecuencia de todo el nivel tan alto que tienen de malestar."

El psicólogo Jorge López-Vallejo detalla los estados mentales que vivirán

Psicólogo Jorge López Vallejo.

Respecto a la influencia que el síndrome de campanilla pueda tener en las parejas, López Vallejo confirma la toxicidad porque "este síndrome influye en las parejas de manera muy negativa. Están en una continua alerta y en una falta de naturalidad y espontaneidad. Se centran en estar controlando cómo son las relaciones con la familia, las relaciones laborales, las relaciones sexuales. Tienen un afán de perfeccionismo nunca alcanzado que les lleva a la inconformidad absoluta. Además, trasladan a sus parejas un nivel de exigencia altísimo, que en la mayoría de los casos es incumplible porque es inalcanzable, y eso provoca graves distorsiones en las relaciones de pareja."

Este síndrome se asocia a las mujeres, por ser Campanilla quien da nombre a este síndrome, pero también lo padecen los hombres, y así lo afirma López Vallejo: "los hombres también lo padecen. Tienen otros rasgos y responden de una manera diferente, pero sin ninguna duda lo pueden llegar a padecer también. De hecho, hay muchos hombres con un nivel de exigencia y perfeccionismo elevadísimo y con un juez interior que continuamente les está pidiendo lo mismo que a las mujeres que lo padecen. Son los mismos síntomas y las mismas actitudes, pero con diferentes respuestas. Pero sí, ambos lo padecen por igual."

El experto en Trastornos de ansiedad y obsesiones, López Vallejo, confirma que en la actualidad "tanto hombres como mujeres acuden a terapia con este síndrome, y aunque es muy común y extendido entre las mujeres, en los hombres ya existía desde hace tiempo."

COMPARTIR: