25 de febrero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Material de protección falsificado, las vacunas falsas y la piratería informática han sido los primeros delitos asociados al COVID-19

Interpol advierte de un incremento de los delitos relacionados con el coronavirus

Jurgen Stock, de Interpol.
Jurgen Stock, de Interpol.
El secretario general de Interpol, Juergen Stock, ha alertado de una preocupante "pandemia de delitos" asociados a la crisis sanitaria del coronavirus. Ahora advierte Interpol que con la llegada de "las vacunas se prevé un incremento drástico del crimen", ha dicho Stock en declaraciones al semanario alemán 'Wirtschaftswoche', que fueron recogidas por Europa Press.

El secretario general de Interpol, Juergen Stock, ha advertido este lunes de que se ha detectado una "pandemia paralela de delitos" aprovechando la crisis del coronavirus. "Con el despliegue de las vacunas se prevé un incremento drástico del crimen", ha afirmado Stock en declaraciones al semanario económico alemán 'Wirtschaftswoche', recogidas por Europa Press.

En particular, Stock se ha referido a los piratas informáticos que se están centrando en oficinas, laboratorios, instituciones científicas y hospitales que trabajan para combatir la epidemia.

"La vacuna es el oro líquido de 2021", ha indicado Stock. "Vamos a ver robos, ataques e incursiones contra los transportes de vacunas. La corrupción se disparará en muchos lugares para conseguir antes este valioso material. Desde el primer minuto hay grupos de delincuentes pensando en cómo hacer dinero con la COVID-19", ha advertido.

El secretario general de Interpol.

El mismo mes de marzo fue hallado el primer material de protección falsificado y las vacunas falsas circulaban incluso antes de la aprobación oficial de los organismos competentes, ha advertido el secretario general de Interpol.

El fraude se centra en personas mayores a las que les piden dinero a cambio de medicamentos para familiares que supuestamente contrajeron el coronavirus.

En Internet se han detectado ataques a ordenadores particulares utilizados por personas que están teletrabajando desde sus casas y redes enteras de instituciones importantes han quedado paralizadas y secuestradas para pedir rescates que casi siempre se pagan en criptomonedas.

Según Stock, para evitarlo, la Policía de cada país debe mejorar sus capacidades informáticas. El secretario general de Interpol ha destacado que esta organización prioriza la cooperación con el sector privado para luchar contra este tipo de delitos. Interpol está formada por las organizaciones policiales de 194 países y es la organización de este tipo más importante del mundo.

COMPARTIR: