27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA MUJER DE 33 AÑOS TRABAJABA EN LA UNIDAD NEONATAL DE UN HOSPITAL DE INGLATERRA, DONDE INYECTABA AIRE, ENVENENABA Y SOBREALIMENTABA A LOS PEQUEÑOS

La macabra historia de Lucy Letby, la 'enfermera de la muerte' condenada a perpetua por asesinar a siete bebés

Montaje de Lucy Letby y el hospital Countess of Chester en Inglaterra.
Montaje de Lucy Letby y el hospital Countess of Chester en Inglaterra.
Lucy Letby fue una enfermera británica que acabó con la vida de siete bebés entre junio de 2015 y julio de 2016, aunque lo intentó con otros diez bebés sin éxito. Durante trece meses Letby se aprovechaba de sus guardias para atacar a sus víctimas, a quienes les inyectaba aire, los envenenaba con insulina o los sobrealimentaba con leche. El juicio comenzó en octubre de 2022 y diez meses después un juez británico le condenó a cadena perpetua.

Lucy Letby nació el 4 de enero de 1990 en Hereford, Inglaterra, desde bien pequeña mostró su afán por trabajar con niños. Se convirtió en la primera de su familia en cursar estudios superiores, estudiando enfermería en la Universidad de Chester. La mayoría de las prácticas universitarias las realizó en la unidad neonatal e infantil del hospital Countess of Chester, situado al norte de Inglaterra. Finalmente recibió el título de enfermera en 2011 y al año siguiente comenzó a trabajar en el hospital donde realizó sus prácticas.

En 2015 se especializó en cuidados intensivos neonatales y un año después el Real Colegio de Enfermería inglés le informó de que estaba siendo investigada por la muerte de varios bebés entre junio de 2015 y julio de 2016. Tras el aviso de investigación y la muerte de dos hermanos mellizos con menos de 24 horas de diferencia, la dirección del hospital decidió asignarle a Letby un puesto administrativo en la oficina de riesgo y seguridad del paciente para evitar el contacto con más bebés.

El descubrimiento de la autora de las muertes de varios bebés


Fueron los propios médicos del hospital quienes se alarmaron al ver que el número de bebés que sufrían graves colapsos y morían en la unidad neonatal en la que estaba Letby aumentaron de manera significativa. Por aquel entonces Letby se mostraba como una persona normal, asistía a clases de salsa, se iba de viaje y salía con sus amigos. Letby daba una imagen alegre y se mostraba bondadosa y feliz. 

La policía tardaría poco en descubrir la cara oculta de Letby, ahora conocida como la ‘enfermera de la muerte’. Durante trece meses Letby se aprovechaba de sus guardias para atacar a sus víctimas que, en muchos casos, eran recién nacidos de manera prematura. En esas guardias a los bebés les inyectaba aire, los envenenaba con insulina o los sobrealimentaba con leche. En concreto fueron un total de 10 bebés los que sufrieron lesiones y 7 los que acabaron falleciendo.

La mujer de 33 años fue detenida por primera vez en 2018 y en 2020 fue acusada de asesinar a siete bebés. En 2018 los agentes realizaron varios registros y encontraron varias cartas en las que parecía admitir los crímenes. Antes del juicio pasó por varias prisiones al estar acusada de intentar matar a 10 recién nacidos y asesinar a siete bebés. Cabe destacar que desde noviembre de 2020 ha permanecido en prisión preventiva, llegando a pasar por cuatro prisiones diferentes. 

La detención y el juicio de Letby


En estas cartas se podía leer: “Soy una persona malvada, yo hice esto. No merezco vivir. Los maté a propósito porque no soy lo suficientemente buena para cuidarlos. Soy una persona horriblemente mala”. Con todas las pesquisas realizadas, el juicio comenzó en octubre de 2022. Su defensa explicó que las muertes y colapsos de los bebés fueron debido a fallos en la atención de su unidad. En línea con esto indicaron que ella fue víctima de un sistema que quería echar balones fuera cuando había problemas. 

A lo largo de la vista Letby siempre mantuvo su inocencia, sin embargo, el juez consideró que "hubo premeditación, cálculo y astucia en sus acciones mortales. Los niños a los que hizo daño habían nacido prematuramente y algunos corrían el riesgo de no sobrevivir, pero en todos los casos les dañó deliberadamente con la intención de acabar con su vida". Letby no se presentó para conocer los veredictos finales y no escuchó las declaraciones de las víctimas de las familias sobre cómo les afectaron sus crímenes.

Image

Lucy Letby // Twitter.

Se desconocen los motivos de Letby para cometer estas atrocidades, pero no se duda de sus macabras intenciones. Ahora la policía también investiga otros 4.000 ingresos en las unidades en las que trabajó Letby para conocer si hubo más víctimas.

Con estos crímenes la mujer de 33 años se convirtió en la asesina de niños más infame en la historia moderna de Reino Unido. El 21 de agosto el juez del caso decidió condenarla a cadena perpetua por el asesinato de siete bebes. Con esta condena Letby pasa a ser una de las cuatro mujeres que ha recibido una sentencia de este tipo.

COMPARTIR: