23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según los investigadores, "la transmisión viral puede darse por el contacto de una persona con un animal enfermo o el consumo de carne no cocinada"

Se detectan los primeros casos de hepatitis aguda en Europa provocada por un virus zoonótico

Ratas en una calle
Ratas en una calle
Un trabajo realizado por un equipo de investigadores del CIBERINFEC en el IMIBIC (Córdoba) ha detectado tres casos de ‘Orthohepevirus C', con hepatitis aguda de origen desconocido, uno de ellos con resultado de muerte. Según advierte el coordinador del estudio, Antonio Rivero, la hepatitis aguda puede tener una "alta repercusión en la salud global debido a la amplitud de su reservorio animal, ya que se ha detectado en especies de roedores a lo largo de todo el mundo”.

Un estudio del área de enfermedades Infecciosas del Ciber (Ciberinfec) en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) ha descrito los primeros casos de hepatitis aguda que se han detectado en Europa. Se trata de un nuevo virus de origen zoonótico, “Orthohepevirus C”, que puede constituir una nueva causa de hepatitis aguda en Europa, debido al peso de personas con hepatitis de origen desconocido. 

El trabajo ha sido publicado en el Journal of Hepatology y dirigido por Antonio Rivero, investigador del CIBERINFEC y de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Reina Sofía e IMIBIC.

Hasta ahora, el virus de hepatitis E (VHE) era el único que pertenecía a la familia de Hepeviridae con potencial zoonótico. En cambio, este estudio fue revaluado por los científicos de Ciber (Ciberinfec). Según ha explicado el coordinador de la investigación: “Nuestros hallazgos sugieren que el ‘Orthohepevirus C’ es un nuevo agente zoonótico, que puede tener una alta repercusión en salud global debido a la amplitud de su reservorio animal, ya que se ha detectado en especies de roedores a lo largo de todo el mundo”.

Según indican los expertos, ha aumentado los casos de hepatitis E debido a un patógeno zoonótico, que se transmite de los animales roedores a los humanos y se suele transmitir por vía fecal-oral.

El virus de la hepatitis E afecta habitualmente a las regiones de Asia, África, Medio Oriente y México. Sin embargo, en los últimos años se ha detectado un aumento de virus en más de 23 especies de animales, donde la mayoría pertenecía a la familia de roedores. 

La transmisión del virus puede darse a través del contacto directo de una persona con un animal enfermo, el consumo de carne no cocinada o, también, por la contaminación de las heces de animales en el agua, de acuerdo con los investigadores del Laboratorio de la Clínica de Mayo (USA). 

En España, el último estudio del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) evaluó el virus en dos conjuntos de pacientes con hepatitis aguda que se ha seguido en algunos hospitales españoles en el periodo comprendido desde 2018 hasta 2021. El primero estaba comprendido por 169 pacientes con hepatitis aguda sin diagnóstico y el segundo por 98 pacientes diagnosticados a través de una prueba de serología de hepatitis aguda aguda por VHE sin conformación molecular.

Tras el análisis, en dos de los pacientes incluidos en la primera cohorte se confirmó la presencia de  ‘Orthohepevirus C'. Los investigadores examinaron la posibilidad de que el cribado del nuevo virus debería ser considerado en el estudio de pacientes con hepatitis agudas.

Otro de los resultados fue que en uno de los pacientes del segundo grupo, también se identificó con la presencia del virus, según los investigadores existe una posibilidad de diagnosticar de forma errónea como infección por VHE a pacientes como infección por ‘othopevirus C’, ya que se producen reacciones serológicas cruzadas entre el virus y el VHE.

Por último, se confirmó que dos pacientes presentaron hepatitis aguda leve/moderada con resolución espontánea. A pesar de ello, el último paciente diagnosticado por hepatitis aguda, provocó su fallecimiento.

"Por lo tanto, dado que la infección por orthohepevirus C puede cursar con formas graves es necesario identificar aquellas poblaciones más vulnerables", ha zanjado el coordinador del estudio de Ciberinfec en el Imibic.

Un roedor en España.

Los roedores son el principal reservorio animal donde más se reproduce este virus, sin embargo ninguno de los pacientes que fueron evaluados refería haber tenido algún tipo de contacto directo con ellos. 

“Estos resultados sugieren la existencia de una vía de transmisión animal-humano aun no identificada y que por tanto requiere ser evaluada”, indican los investigadores.

El Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) advierte que la hepatitis aguda se encuentra presente en todo el mundo, por este motivo es imposible delimitar una zona concreta. También, advierten que se trata de un virus muy infeccioso y que pronto podrían aparecer más casos en otros países.

Curación funcional en hepatitis E crónica

El equipo de investigación de la Gerencia del Área de Guadalajara ha realizado un estudio que permite predecir la cura de aquellos pacientes de hepatitis E tras la suspensión de su tratamiento. El trabajo consistió en seleccionar un modelo predictivo para pacientes que puedan vencer a la enfermedad, una vez hayan restaurando sus células citotóxicas específicas. Hasta ahora, el tratamiento para combatir a la hepatitis E era de por vida. 

El investigador principal de este proyecto y especialista en el área de Digestivo del Hospital Universitario de Guadalajara, Juan Ramón Larrubia, señala que este modelo puede constituir "una buena herramienta para seleccionar a aquellos casos en los que existe una alta probabilidad de recuperación y por tanto, podría favorecer el control viral indefinido tras finalizar el tratamiento del paciente".

COMPARTIR: