28 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los penitenciarios de Valencia y el sindicato SUP alzan la voz para pedir planes de contingencia del virus ante la creciente falta de personal

Los contagios por Covid colapsan de forma masiva cárceles y centros policiales, que piden ayuda "urgente"

La llegada de la sexta ola de la pandemia está afectando a muchos sectores en España, como el policial y el de los centros penitenciarios. En el caso de los primeros, el sindicato SUP solicita la acción de los altos cargos para frenar los contagios masivos que se producen entre sus efectivos y que dificultan su trabajo. De la misma manera, el sindicato ACAIP denuncia la falta de personal en la vigilancia y la sanidad de las prisiones valencianas, provocando el colapso de sus servicios.

La sexta ola de la Covid-19 está golpeando por igual a ciudadanos y trabajadores en todos los sectores laborales de España. Sin embargo, en este caso, son los centros penitenciarios y e instituciones policiales los que alzan la voz ante el colapso por contagios masivos entre la población interna y el personal de sus plantillas.

Por su parte, los policías nacionales, a través del Sindicato Unificado de Policía (SUP), solicitan que la Dirección General de Policía (UGP) actúe "de inmediato" con un plan de contingencia que salve la situación. Por otro lado, ACAIP denuncia que las prisiones valencianas se ven "desbordadas" ante las bajas en los sectores de vigilancia y sanitario de sus instalaciones.

Los penitenciarios, con déficit de personal

Según argumenta el sindicato Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP) en un comunicado, al que ha tenido acceso elcierredigital.com, los centros penitenciarios de la Comunidad Valenciana –en particular– se están viendo "notablemente afectados por los crecientes contagios por coronavirus en la sexta ola".

Entre otras cifras, destacan que en el Centro Penitenciario de Picassent "se alcanzan ya los 80 internos positivos y más de 485 en cuarentena o a la espera de pruebas, en un total de 20 módulos distintos del complejo. Asimismo, hay 28 trabajadores positivos y 6 más en cuarentena". Otro de los afectados es el Centro Penitenciario Castellón 2 (Albocàsser), donde los positivos suman 96 internos y 34 trabajadores según sus datos, lo que provocado la anulación de días de permiso, "algo especialmente penoso teniendo en cuenta que una gran parte de los trabajadores proceden de lugares alejados".

Según afirma el sindicato, en los diferentes centros de la provincia de Alicante también hay numerosos casos de positivos y personal en cuarentena que dificultan el trabajo a los empleados.

Centro penitenciario de Picassent.

Tal y como apuntan en su escrito, "todos estos contagios se están produciendo en centros de trabajo con plantillas muy deficitarias, en especial en el personal de vigilancia y sanitario, tensionando el funcionamiento de los mismos, suponiendo una gran presión añadida". Frente a esta situación, indican que están "habilitando sobre la marcha departamentos que se encontraban cerrados por falta de personal. Ello supone reducir el número de funcionarios que prestan servicio en cada uno de los módulos, lo que se traduce en un riesgo para ellos y para los internos".

Además de presentar sus quejas a los coordinadores de las instituciones penitenciarias, desde ACAIP-UGT proponen "diversas propuestas que no están siendo aceptadas por las diferentes administraciones, como la vacunación de los trabajadores penitenciarios, preferentemente en los propios centros, la implementación de horarios comprimidos para el personal, que minimizaría los desplazamientos creando grupos más estancos y el suministro de test diagnósticos para los trabajadores con síntomas, con el fin de limitar los contagios.

 

La Policía Nacional exige un "plan de contingencia"

Según un comunicado del sindicato SUP al que ha accedido elcierredigital.com, la nueva ola de contagios por Covid "amenaza con afectar el servicio de la policía a los ciudadanos". Ante la supuesta "inacción de la Dirección General de Policía DGP", el grupo sindical expresa que "no hay un plan de contingencia para salvar la situación, se permite expulsar a los policías del colectivo prioritario de vacunación y no se prorroga el turno de trabajo 6x6 que evitaba contagios entre los agentes".

El sindicato SUP, con Carlos Morales como portavoz, asegura que "los contagios se multiplican entre los policías sin que la DGP responda a las continuas peticiones del SUP para evitarlo y sin facilitar dato alguno del número de infectados entre los agentes".

En su comunicado, en el que se dirigen directamente a la DGP, expresan que "no entendemos su sometimiento a las consignas sanitarias que decidieron expulsar a los policías de los grupos esenciales de vacunación, como sanitarios u otras profesiones imprescindibles para la sociedad". Además añaden: "Precisamente, quien más debe velar por el interés de la sociedad en general y de la Policía en particular, permite que se abandone a los policías a su suerte, encomendándoles a una autocita de vacunación que deciden 17 comunidades autónomas a discreción, algo discriminatorio e impensable con otros colectivos esenciales".

Policías Nacionales.

Respecto al Plan de Contingencia reclamado por el SUP en el Consejo de la Policía "hasta la extenuación" –como puntualizan en el escrito al que ha tenido acceso elcierredigital.com–, "dicho plan no existe cuando nos adentramos en una nueva ola imparable de contagios". "A día de hoy, no se toman medidas sanitarias de refuerzo para los policías, no se establecen turnos estancos, ni se diseña un plan para evitar que se resienta el servicio a los ciudadanos", denuncian.

Por otro lado, explican que "la única aportación de la Dirección General de la Policía ha sido la de generar mayor incertidumbre entre los policías. El turno 6x6, implantado por la DGP a requerimiento del SUP para reducir los contagios entre los agentes, termina teóricamente el próximo 28 de febrero sin que hasta ahora la DGP se haya pronunciado sobre su continuidad".

Por estos motivos, piden "que la Dirección General de la Policía solicite la inclusión de los policías en el grupo esencial de vacunación como en las fases anteriores, centralizando la vacunación de forma simultánea en todas las comunidades autónomas". Además, exigen que "se elimine de inmediato el vacío legal en el que se ven obligados a trabajar los policías y se les den las herramientas para hacer cumplir con garantías las nuevas exigencias sanitarias frente a la pandemia".

COMPARTIR: