24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato SUP recalca que se ven obligadas a prestar el servicio con ropa masculina, provocando incomodidad y menor protección

Denuncian la situación de las agentes de Policía, que siguen sin chaleco antibalas en el Día de la Mujer

Hoy, 8 de marzo, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) vuelve a denunciar el riesgo que corren las agentes que no disponen de chaleco protector a través de un comunicado ante la Comisión de Seguridad y Salud Laboral de la Policía Nacional. Reclaman la desprotección de miles de mujeres policía que trabajan sin chaleco antibalas o con chaleco de hombre.

Hoy, 8 de marzo, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) denuncia el riesgo que corren las agentes que no disponen de chaleco protector a través de un comunicado ante la Comisión de Seguridad y Salud Laboral de la Policía Nacional. Reclaman la desprotección de miles de mujeres policía que trabajan sin chaleco antibalas o con chaleco de hombre.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía

En el día Internacional de la Mujer, el Sindicato Unificado de Policía, registra un escrito ante la Comisión de Seguridad y Salud Laboral de la Policía Nacional para denunciar, una vez más, la situación de las funcionarias del cuerpo de la Policía Nacional.

Se trata de visibilizar un problema que afecta de manera directa al género femenino. Actualmente, hay mujeres que, o bien no reciben el chaleco protector, o se ven en la obligación de trabajar con uno masculino, que no proporciona un ajuste propicio, ni es adecuado a la anatomía de las agentes por sus características.

El desabastecimiento afecta a toda España

En el comunicado se recuerda que anteriormente hubo una licitación en el año 2019 para la adquisición de 4.200 chalecos para uso tanto interior, como  exterior. Se recuerda cómo se desistió de la misma por motivos que aún se desconocen. Impidiendo, de esta manera, poner fin a la problemática relacionados a estos elementos de protección, que como está comprobado, en el caso de las mujeres es más dramática y urgente.

La tipología y adaptación anatómica de los chalecos es determinante a la hora de realizar el servicio, de tal manera que debe adaptarse al vestuario y al resto de materiales de dotación. En el caso de las agentes, la mayoría de veces por falta de tallas o por no tener en cuenta las características físicas de las mismas, los chalecos no son válidos, provocando así situaciones de riesgo. 

Hoy en día, aún existen muchas mujeres dentro del cuerpo que carecen de tallas especiales, y, por tanto, de chalecos que se adapten a sus características fisiológicas. Debido a esto el SUP se ve en la obligación de reclamar este déficit desde hace años. Ya en el año 2017, el Sindicato Unificado de Policía, formuló una queja por los hematomas que producían los chalecos por los aros termo conformados que componen el diseño de la prenda.

Según las estadísticas oficiales, las mujeres componen en un 16% el Cuerpo de Policía Nacional

Debido a esta desregularización, hay mujeres que deben prestar el servicio con chalecos masculinos, lo que supone incomodidad o incluso un menor rango de movimiento. Además de que es menos efectivo como medida de protección, ya que genera puntos sin protección al no adaptarse de manera correcta al cuerpo de la agente. En muchas ocasiones las mujeres cuentan con un chaleco gracias a que se lo cede algún compañero.

Se ha solicitado acabar con este desabastecimiento de chalecos, de la falta de talla XXS y de otras tallas especiales para las agentes. Desde el SUP, piden que se adquiera y se dote de manera urgente a todas las brigadas con chalecos femeninos para todas las funcionarias de Policía Nacional que, por características físicas, precisen un termo conformado diferente o tallas especiales.

Gracias a esta medida se garantizaría la correcta protección de las mujeres que día a día prestan servicio a toda la población.

COMPARTIR: