15 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el abogado Alberto García Cebrián, "en muchos casos el entorno de la pareja toma partido en esta batalla de destrucción familiar"

La 'cara oscura' de los divorcios reactivos: La separación en la que se busca "destrozar a la otra persona"

El Cierre Digital en Imagen de una pareja junto a su abogado.
Imagen de una pareja junto a su abogado.
En los divorcios reactivos, las parejas acuden a los tribunales con la intención consciente o inconsciente de "destrozar al otro", alimentando una tensión que busca satisfacer el resentimiento de la ruptura. Esto a menudo no tiene motivos reales, pero se convierte en una lucha por "ganar" el divorcio y hacer que el otro "pierda". Lamentablemente, esto afecta a los hijos, quienes suelen ser las principales víctimas de esta discordia familiar.

Se trata de parejas que acuden a los tribunales con la intención consciente o inconsciente de “destrozar al otro” en el divorcio con una tensión retroalimentada tratando de satisfacer el resentimiento sentimental de la ruptura. En al menos la mitad de los divorcios contenciosos los cónyuges no tienen un motivo real para discutir, pero lo hacen dejándose llevar por el despecho y el rencor. Buscan “ganar” el divorcio y, sobre todo, que su cónyuge correlativamente lo “pierda”, con una intención de desquitarse del daño sentimental de la ruptura por no saber separar la separación sentimental del trámite legal.

En muchos casos el entorno toma partido en esta batalla de destrucción familiar al presenciarlo desde la óptima subjetiva de su familiar o amigo y no saberlo orientar de manera saludable. En demasiados casos, el efecto de empatía sobreprotectora frente a la ruptura hace que los consejeros se posicionan en contra de nuestra expareja, que incluso pueden ser consejos bienintencionados, pero que no anima al entendimiento, sino todo lo contrario.

Los menores: Los más afectados

El gran problema es cuando ese daño familiar en el enfrentamiento de los progenitores afecta principalmente a los menores, que son los que deben protegerse y acaban siendo las víctimas de las discordias de sus padres. Hay que visibilizar y prevenir el daño familiar que miles de niños sufren respecto de sus progenitores. Principalmente en divorcios contenciosos, también en menor proporción en familias que están juntas, pero mantienen relaciones contenciosas, y en mucho menor proporción con divorcios de mutuo acuerdo, especialmente en los que se ha existido gran tensión por haber mantenido demasiado tiempo una mala convivencia.

Por tanto, el objetivo es la prevención de relaciones familiares y divorcios de naturaleza contenciosa que aumentan exponencialmente el conflicto y daño familiar. Favorecer con asesoramiento preventivo y colaborativo la creación y mantenimiento de relaciones familiares saludables que, en los casos en los que necesitan divorciarse, lo tramitan de mutuo acuerdo reduciendo exponencialmente la agresividad y el daño a todos los miembros de la familia y muy especialmente a los niños

Pérdidas de respeto y enfrentamientos graves

Por tanto según sostiene a elcierredigital.com el abogado de familia Alberto García Cebrián, en al menos la mitad de los divorcios contenciosos los esposos se han perdido gravemente el respeto, las formas o incluso han llegado al enfrentamiento muy grave. Según el INE en España en 2022 hubo 81.302 divorcios, de los que el 20% fueron contenciosos, por tanto 16.260 euros. Es por ello que son aproximadamente más de 8.000 divorcios contenciosos muy agresivos al año.

Cómo mantener tu relación de pareja durante la pandemia

Pareja discutiendo.

El 80% de los cónyuges que se han divorciado por lo contencioso se arrepienten de no haber hecho más por llegar a un acuerdo y con el paso del tiempo piensan que el juicio no mereció la pena. Más de 13.000 divorcios al año. Más de la mitad de los divorcios contenciosos no tienen un motivo real, sino que se derivan de una mala gestión emocional. Por dejarse llevar por el rencor. Al menos el 80 % de los hijos de padres divorciados por lo contencioso han presenciado enfrentamientos muy graves de sus progenitores.

El 80 % de los hijos de padres divorciados de mutuo acuerdo no han presenciado enfrentamientos muy graves entre sus progenitores. Además de manera prudente y orientativa se puede valorar que la mitad de los hijos que han presenciado graves enfrentamientos entre sus progenitores (tanto casados como divorciados) han desarrollado patrones disfuncionales tendentes a perfeccionar relaciones sentimentales tóxicas o insanas.

La importancia del asesoramiento prematrimonial y familiar

Al igual que cada año aumenta el porcentaje de divorcio amistoso, los divorcios contenciosos tienden a evolucionar de una manera más hostil y tensa. Las familias que se divorcian en España deben de seguir aumentando el porcentaje de divorcios de mutuo acuerdo y destensionando los contenciosos. De los 81.302 divorcios que el INE computo en España en 2022: el 45,5% de los matrimonios correspondientes a las resoluciones de divorcio no tenían hijos (menores o mayores dependientes económicamente) ; El 43,1% tenían solo hijos menores de edad ; El 4,1% solo hijos mayores de edad dependientes económicamente.

También el 7,3% hijos menores de edad y mayores dependientes económicamente. El 23,5% tenía un solo hijo (menor o mayor dependiente económicamente). Por tanto, estamos hablando de miles de niños que cada año están expuestos a relaciones familiares y divorcios de carácter contencioso en el que aumenta exponencialmente la agresividad y daño familiar. El asesoramiento prematrimonial y familiar integral enfocado de una manera saludable y constructiva que permita que las familias sean lo más conscientes, libres y responsables posible es la gran herramienta para prevenir este tipo de rupturas disfuncionales e innecesariamente conflictivas.

COMPARTIR: