07 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El sindicato CSIF envió hace ya más de dos meses una carta a la consejera de Sanidad, la socialista Ana Barceló, que ignoró la petición formulada

Los funcionarios valencianos ya reclamaron a la Consellería de Sanidad material y formación contra el Covid-19 el 31 de enero

El pasado 31 de enero el sindicato de Funcionarios (CSIF) de Valencia hizo llegar la petición de material sanitario y formación contra el Covid-19 para sus profesionales a la Consellería de Sanidad, liderada por Ana Barceló, obteniendo la callada por respuesta. Lo hicieron un mes y medio antes de que se decretase el Estado de Alarma. No entienden por qué el Gobierno autonómico de Ximo Puig no atendió antes sus reclamaciones pudiendo evitar gran parte de las 6.300 contagiados de esa comunidad.

La crisis del Covid-19 sigue generando tensiones entre los trabajadores más expuestos a esta pandemia con las distintas instituciones y administraciones públicas. Así, el sindicato CSIF (Central Sindical Independiente y de Funcionarios) ya envió hacemás de dos meses un escrito a la Consellería de Sanidad de la Generalitat de Valencia demando la falta de Equipos de Protección Individual (EPI) y de formación para esta situación.

Lo hizo el 31 de enero de 2020, mes y medio antes de que se declarase el Estado de Alarma en toda España y siete días después de que se enterasen de la gravedad del virus que llegaba a España por una comunicación del Ministerio de Sanidad y no de su propio servicio de Salud.

La carta del CSIF enviada el 31 de enero a la Consejeria de Sanidad de Valencia.

La Consellería, lidera por Ana Barceló Chico,  una politico alicantina militante del PSPV-PSOE, tuvo mes y medio para prepararse para lo que venía a todos los españoles y, por supuesto, a los ciudadanos valencianos para no dejar a los centros sanitarios de su Comunidad en la situación que están ahora con 6.308 casos confirmados, 379 pacientes en las UCIS y 443 fallecidos. El dato positivo se mantiene en los 432 enfermos dados de alta.

Un colectivo muy expuesto

Los funcionarios que ejercen de administrativos en hospitales son también un colectivo especialmente expuesto y "siguen trabajando día a día al igual que el personal sanitario de los distintos hospitales a lo largo del país", afirmna fuentes sindicales a elcierredigital.com. En la actualidad ya hay un 15 por ciento de personal de este colectivo afectado en toda España. En la Comunidad Valenciana, según los datos del Ministerio de Sanidad, suman ya cerca del millar.

“El personal al servicio de la administración sanitaria es el que se encuentra en la primera línea de la atención a enfermos, es por lo que resulta imprescindible que se elabore y, en caso de existir, se informe del protocolo a seguir por el personal y las medidas de seguridad a implementar y se suministre los EPI que sean necesarios para evitar el eventual contagio del personal de sanidad”, reclamaban entonces por carta ese día 31 de enero a la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública de la Comunidad Valenciana.

Este departamento está dirigida, como ya se ha dicho, por la socialista Ana Barceló Chico. No hay que olvidar que la Generalitat de Valencia está gobernada por un tripartido entre el Partido Socialista, Compromís y Unidas Podemos. El presidente autonómico es el socialista Ximo Puig, con dos vicepresidencias ocupadas por Mónica Oltra (Compromís) y Rubén Martínez (Unidas Podemos).

Ana Barceló, Consellera de Salud de la Generalitat Valenciana. 

El CSIF también exigía entonces “que se informe al personal que presta servicios en Instituciones Sanitarias sobre los pasos a seguir, así sobre el protocolo que esté elaborado, para garantizar la seguridad de los empleados públicos”.

Los trabajadores de los distintos hospitales ubicados en la Comunidad Valenciana han señalado, a través del sindicado CSIF, que "fueron informados del protocolo a seguir por el Ministerio de Sanidad a través de su web el pasado 24 de enero y no por el gobierno autonómico", a pesar de que la administración sanitaria "fue competencia suya hasta el 14 de marzo, cuando se decretó el Estado de Alarma, y el Estado central se quedó con todas las competencias en esta materia", señalan.

Pero la Comunidad valenciana, no es la única autonomía que está teniendo problemas de falta de material. Los funcionarios de Asturias, Galicia, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla-León o Madrid, por no citar todas, han manifestado públicamente estas graves carencias, a pesar de que sus respectivos gobiernos lo negaban.

COMPARTIR: