23 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato CSIF expone que la entidad pública de Salvamento Marítimo "exige disponibilidad 24 horas por un sueldo mileurista" a empleados de Urbaser

Denuncian ante Inspección de Trabajo las condiciones de los subcontratados de SASEMAR

/ Trabajadores de Urbaser subcontratados por Salvamento Marítimo.
El sindicato CSIF denuncian ante Inspección de Trabajo las condiciones "precarias" que sufren los empleados subcontratados de SASEMAR. Tal y como exponen, la entidad empresarial pública de Salvamento Marítimo somete a los trabajadores de Urbaser, la empresa subcontratada para realizar la lucha contra la contaminación en las bases logísticas, exigiendo "una disponibilidad de 24 horas por un sueldo mileurista".

La Central Sindical Independiente y Funcionarios (CSIF) ha denunciado ante Inspección de Trabajo las "abusivas condiciones" a las que Salvamento Marítimo (SASEMAR) "somete a los trabajadores de la empresa subcontratada Urbaser".

Tal y como exponen desde CSIF, SASEMAR es una entidad pública empresarial que tiene a la compañía Urbaser subcontratada para llevar a cabo la lucha contra la contaminación en las bases logísticas.

Según denuncia el sindicato, "Salvamento Marítimo demanda una disponibilidad horaria de 24 horas todos los días del año a estos trabajadores de Urbaser a los que concede un plazo que no puede superar las dos horas para acudir al centro de trabajo ante una movilización de emergencia".

Estas exigencias, explican desde CSIF, "no se corresponden con las precarias condiciones salariales de estos trabajadores, cuyos sueldos mileuristas están congelados desde el año 2006".

"De hecho, sus actividades tampoco se corresponden con la categoría profesional, recogida en sus contratos, entre otras razones porque se rigen por un Convenio que no es el suyo", aseguran.

Es por esto que CSIF ha puesto esta situación en manos de Inspección de Trabajo con el objetivo de "lograr una solución inmediata para corregir este problema y fortalecer las condiciones laborales cuanto antes de los trabajadores de Urbaser".

Otros 'conflictos' con SASEMAR

El pasado mes de mayo, como informábamos en elcierredigital.com, el sindicato CSIF lograba una victoria judicial en representación de un trabajador de Salvamento Marítimo (SASEMAR) afiliado al sindicato. La entidad acusaba a este empleado de hacer desaparecer documentos propios de la empresa. Desde Salvamento Marítimo habían abierto un expediente con suspensión de 30 días de empleo y sueldo a este afiliado del sindicato más representativo en las administraciones públicas.

El mencionado trabajador expuso su disconformidad por esta sanción ante el CSIF, que llevó a juicio su caso. La empresa SASEMAR acusaba a su empleado de "falta de disciplina, de no comunicar su trabajo a Capitanía Marítima y de abuso de autoridad con sus compañeros". Todos estos argumentos fueron anulados por el Juzgado de Tenerife, que impidió llevar a cabo la citada sanción que pretendía imponer la empresa pública al acusado.

24870_csifsase

Uno de los barcos de Salvamento Marítimo.

En concreto, este trabajador era un jefe de área de inspección marítima en Canarias en el departamento de operaciones. Le acusaban de “hacer desaparecer, inutilizar, destrozar o causar desperfectos voluntariamente en materiales útiles, herramientas y maquinaría, aparatos, instalaciones, edificios inmobiliarios y documentos de Sasemar”. El juzgado ha desbaratado la sanción que Salvamento Marítimo pretendía imponer y que aún no se había llevado a cabo porque el trabajador estaba de baja laboral.

La empresa Salvamento Marítimo es una entidad pública empresarial de más de mil trabajadores que responde a las emergencias en el mar con el objetivo de salvaguardar vidas, proteger el medio ambiente y contribuir al control del tráfico marítimo que es lo que este empleado pretendía llevar a cabo “con el menor coste posible”, tal y como se autodefine SASEMAR.

A pesar de estos valores, la empresa SASEMAR acusó a su empleado de abuso de autoridad con sus compañeros, de no comunicar su trabajo a Capitanía Marítima y de falta de disciplina. “Todos estos argumentos han sido anulados por el Juzgado de Tenerife, lo que ha impedido llevar a cabo la sanción que pretendía imponer la empresa pública. El juicio, ganado por CSIF, demuestra que el empleado no incurrió en falta de disciplina ni respeto a sus superiores”, señala CSIF. 

COMPARTIR: