29 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Destacan anillos que autorregulan el sueño, pijamas con una fibra especial para relajar el cuerpo y almohadas gigantes que simulan el contacto humano

El boom del sueño: Estas son las nuevas tecnologías del bienestar que aseguran un mejor descanso veraniego

Persona durmiendo
Persona durmiendo
Antes de la aparición de la luz eléctrica, nuestros antepasados se regían por dos variables naturales para irse a dormir: se acostaban con la puesta del sol y se levantaban con el canto del gallo. A lo largo de la historia, la especie humana ha ido desarrollando, perfeccionado y modificando los modos de descanso, muchas veces, regidos por las propias costumbres de cada época. Ahora, tras la pandemia, están surgiendo nuevas herramientas que hacen del dormir una tarea fácil.

Para muchas personas tener un buen sueño no resulta tarea fácil. Inmersos en una sociedad que vive apenas sin descanso, donde cuesta hacer una pausa, el individuo no descansa, ni siquiera, a la hora de dormir.

En nuestro mundo moderno de largas jornadas laborales, altos niveles de estrés y mucho tiempo delante de una pantalla, la búsqueda por conseguir dormir las ocho horas recomendadas se ha convertido en una especie de premio deseado. Pero resulta que algo puso las cosas un poco más difíciles: la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño descubrió que el 20% de la población tenía problemas para dormir a causa de la pandemia en 2020, número que ascendió al 60% en el 2021.

Las dos causas fundamentales del “Covid-somnia” en pandemia son los niveles de estrés y ansiedad que se dispararon. En un informe publicado en mayo, la Asociación Americana de Psiquiatría descubrió que la mayoría de los estadounidenses seguían preocupados por su salud, su situación económica y por la posibilidad de que un ser querido tuviese coronavirus. 

Y es que nos vamos a dormir con las preocupaciones encima. Por eso, algunas personas se han volcado en tomar ansiolíticos o inductores del sueño con el fin de ayudar al cuerpo a generar esa pausa tan necesaria. Sin embargo, esta práctica no es tan aconsejable según los especialistas.

La propia pandemia también trajo el llamado “nuevo bienestar”, una toma de conciencia de lo saludable que pueden ser ciertos cambios de hábito. En este universo saludable, donde se incluye la correcta alimentación como nuevo paradigma, han surgido muchas tácticas y herramientas modernas para que el dormir sea una cuestión más fácil y placentera.

No se trata de meditación o ejercicios de relajación. Hoy, se suman nuevas herramientas con las que tal vez en un futuro cercano, nos acostumbremos a vivir. O mejor dicho, a dormir. 

Almohadas que simulan contacto humano

Ya nos podemos ir a dormir con anillos y pulseras que evalúan nuestro sueño, colchones inteligentes que oscilan y regulan la temperatura, ropas con telas que irradian luces infrarrojas y especiales que con su espectro luminoso, nos abren la puerta al buen descanso.

Pero nada como una buena almohada para dormir. Hay quienes las prefieren altas, otros más bajas. Algunos duermen con dos. Otros, ni usan.

De origen japonés, existen unas almohadas que se llaman Dakimajura. La palabra se traduce a menudo como “almohada para abrazar” y se trata de unas almohadas de gran tamaño, de hasta un metro y medio, sobre las que prácticamente podemos dormir encima. Los japoneses la utilizan para dormir confortables, pero también tienen otros fines: se usan para no sentirse solos, algunas incluso vienen con forma de anatomía humana.

▻ HIGIENE DEL SUEÑO ¿Sabes cuál es la mejor manera de dormir?

Persona durmiendo sobre almohada.

Existen también almohadas especiales para niños y bebés con formas de nido que hacen que sientan mucho más seguros. E incluso algunas vienen equipadas con tecnología que imita el latido del corazón, de forma que el bebé se siente cerca de la madre y duerme más tranquilo. 

Pero no solo los japoneses han innovado, en Holanda se creó una almohada inteligente que induce al sueño guiando el ritmo de la respiración. Y utiliza un sistema de luz gradual por las mañanas que simula el amanecer para ayudarnos a despertar de forma más natural.

El anillo que ayuda a dormir

Otro mecanismo interesante es el que usan muchos deportistas, el anillo Oura Ring, que se conecta con un smartphone por bluetooth y mide diversos parámetros. Se vende con diseños exclusivos, desde algunos con estampados sencillos hasta otros muy llamativos de titanio e incrustación de diamante.

Oura Ring: ¿Para que sirve el anillo de apenas 300 euros que llevan los  millonarios? - Venezuela al dia

Oura Ring.

Estos anillos monitorizan el sueño a través de leds infrarrojos que miden el pulso de las arterias del dedo, y cuentan con acelerómetro y giroscopio que mide la postura y los movimientos. 

Pijamas infrarrojos

Por otra parte, si se quiere mejorar la salud mientras se duerme, existen materiales biocerámicos adecuados para utilizar en ropa como pijamas, que utilizan tecnología basada en luz infrarroja que actúa como parte de un antiinflamatorio. El infrarrojo calma las dolencias musculares y articulares.

Inventan un pijama que recupera tus músculos mientras duermes | CORRER Y  FITNESS

Pijama textura de biocerámica.

Ya hay líneas de ropa que utilizan material biocerámico. La fibra cerámica, en forma de polvo, toma energía del calor del cuerpo y la devuelve a este en forma de luz infrarroja lejana.

Luces “saludables”

La luz artificial para regular pautas de sueño es otra herramienta adecuada. “La luz es uno de los factores claves para regular nuestro sueño y su arquitectura, pues la evolución humana nos ha entrenado para dormir alrededor de dos eventos lumínicos fundamentales para los ritmos circadianos de nuestro cuerpo: el anochecer vinculado a la luz rojiza y el amanecer vinculado a la luz blanco-azulada”, explica el doctor Andersson.

Luz roja durante la noche, ¿ayuda a mejorar la calidad del sueño? -  ClikiSalud.net | Fundación Carlos Slim

Luz led roja.

Las lámparas relajantes son lámparas especiales que, para dormir, emiten sonidos relajantes y una luz suave, de color rojo, en la habitación. “Está demostrado científicamente, que el color rojizo estimula la liberación de la melatonina, la hormona directora de orquesta del sueño. Por la mañana, una luz azul provoca el efecto opuesto, la supresión de la melatonina, y nos facilita el despertar y estar alerta”, narra el neurólogo Anderson.

Las camas inteligentes

Existen también camas capaces de adaptar la dureza del colchón a distintas pautas posturales, de emitir un ruido blanco que nos aísle del sonido ambiente, de regular la temperatura o de llevarnos a posturas que disminuyan los ronquidos de la persona con la que dormimos.

La cama eléctrica inteligente de Xiaomi es una realidad | Gadgets | Cinco  Días

Cama inteligente.

Las nuevas tecnologías están a la orden del día. A la hora de descansar, toda ayuda es bienvenida aunque siempre se debe consultar al especialista en sueño.

COMPARTIR: