23 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Formas de dejar de fumar

Dejar de fumar es una de las decisiones más importantes que una persona puede tomar por su salud, pero también más complejas. Existen múltiples métodos disponibles que pueden ayudar en este proceso, cada uno con sus propias ventajas y desventajas.

Entre las opciones más conocidas se encuentran algunos clásicos, como los parches de nicotina, la terapia conductual o los medicamentos, pero también métodos alternativos como la auriculoterapia láser que cada día es más valorada por sus múltiples ventajas. No son muchos los que ofrecen esta alternativa que siempre debe apoyarse en los mejores profesionales como los de Cliniqea, una clínica que realiza tratamientos de auriculoterapia para dejar de fumar basándose en la aplicación láser en la oreja.

Lo más importante es conocer las distintas alternativas existentes en tratamiento antitabaco, en qué consisten y cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

Parches de nicotina

Los parches de nicotina son una de las formas más conocidas y populares para dejar de fumar. Su mecánica es sencilla, en esta de terapia se reemplaza la nicotina del tabaco por la que libera los parches de forma gradual. Con ello se reduce el síndrome de abstinencia y el deseo de fumar.

Entre sus ventajas están su facilidad de uso y de dosificación, a la vez que ayudan a reducir gradualmente la dependencia de la nicotina. En contra están sus amplios efectos secundarios y que no eliminan uno de los problemas más importantes: el deseo psicológico de fumar.

Terapia conductual

La terapia conductual que se realiza con un profesional de la salud, generalmente un psicólogo, consiste en identificar y superar las situaciones y comportamientos que desencadenan el deseo de fumar. Por tanto nos encontramos con un procedimiento personalizado que incide sobre las causas emocionales, incluso de ansiedad y estrés que conlleva que se recurra al tabaco.

Pero en su contra está que además requerir tiempo y compromiso, no suele ser una estrategia que por sí sola consiga dejar de fumar, sino que requiere que se combine con algún otro método.

Medicamentos 

También son muy clásicos el suso de distintos medicamentos que ayudan a dejar de fumar al reducir los antojos y los síntomas de abstinencia. Suelen ser muy eficaces, pero además de requerir seguimiento y receta médica, también tienen efectos secundarios muy potentes, desde nauseas a cambios de humor 

Auriculoterapia

La auriculoterapia es una técnica muy novedosa que se basa en la estimulación de puntos específicos en la oreja para aliviar el deseo de fumar. Sus ventajas son muy evidentes, ya que por un lado es un método no invasivo, lo contrario que parches y medicamentos, en el que aquí puedes saber más de su procedimiento. En segundo lugar sus efectos son muy inmediatos, traduciéndose en una reducción de la ansiedad y del deseo de dejar de fumar. 

En resumen, dejar de fumar es un camino único para cada individuo, pero su clave está en buscar métodos eficaces y que minimicen los efectos secundarios como ocurre con la auriculoterapia. En todo caso no hay que olvidar que la decisión de dejar de fumar no sólo mejorará tu salud física, sino también tu calidad de vida en general.

COMPARTIR: