22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Es un reactivador en la quema de grasas , exfoliante natural y antiinflamatorio cutáneo

Desvelamos los beneficios que ofrece el café para la piel

El café, bueno para el paladar y para la estética
El café, bueno para el paladar y para la estética
El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo. Fuente de placer para los amantes de esta infusión ancestral, es también un gran aliado para la piel. Algunos estudios aseguran que el café utlizado de manera externo, es decir, no consumido por vía oral, es anticelulítico y cuenta con propiedades únicas para eliminar la denominada piel de naranja.

Su uso tópico se ha convertido en ya en un elemento bastante frecuente de la estética y cosmética  dirigida a las mujeres, por lo que podemos encontrarlo como componente añadido a muchos productos.

 

El café, un aliado también para la piel.

Pero ¿cómo actúa la cafeína? Esta sustancia estimulante que se encuentra en el café,  y también en el té, el cacao o los refrescos de cola, no solamente estimula nuestro sistema nervioso, sino que también es un reactivador de  la quema de grasas, lo cual favorece la eliminación de celulitis. El café es, además,  un exfoliante natural, los granos molidos favorecen la renovación celular, ya que tienen un efecto antiinflamatorio que calma la piel cuando está irritada o enrojecida. Este alimento también posee un efecto astringente  que elimina los malos olores y a la vez promueve una limpieza profunda a lo que se añade que es un antioxidante natural que protege a la piel de los nocivos efectos de los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro.

Algunos productos o tratamientos de belleza tienen entre sus ingredientes principales las semillas de café para reafirmar, reducir y definir la silueta. Se usa como terapia para revitalizar la piel usando una máscara facial a base de café, que produce una piel más fresca, hidratada, suave y rejuvenecida.

 

El café tiene múltiples aplicaciones y beneficios.

Numerosas aplicaciones estéticas

El café tiene propiedades únicas para eliminar la piel de naranja gracias a la cafeína, que permite romper las celdas de grasa que se acumulan en la piel, reactivando la circulación, aumentando los niveles de moléculas quemadoras de grasas, dando como resultado un gran efecto lipolítico. Muchos geles reductores tienen café entre sus ingredientes, esto junto con con ejercicio y una buena alimentación, tal como se propone en el libro El Método Sergio Rada,  contribuyen a mejorar la salud y a reducir kilos de más.

Fácil de elaborar en casa

Basta recoger los restos de café y aplicarlo directamente en los muslos, glúteos o abdomen con movimientos circulares ascendentes, para activar la circulación. Otra opción es moler los granos y aplicar con un poco de agua, tapar con papel film unos minutos para que absorba y luego aclarar.

El café molido, un exfoliante excelente.

El café tiene también buenos resultados para las ojeras. La razón es la misma,   activa la circulación sanguínea. Las ojeras aparecen en el rostro preciso porque la sangre no puede moverse libremente sea por falta de sueño, exceso de alcohol, mala alimentación, estrés, etc. La cafeína descongestiona la zona. Podemos aplicar compresas de café y aplicar debajo de los ojos, o en el ojo cerrado, unos minutos, extremando, por supuesto, los cuidados para que el compuesto no entre en los ojos.

 La aplicación del café molido en el cuerpo sirve para eliminar las células muertas mediante “peelings” que dejan la piel más limpia, suave y brillante con mascarillas faciales y corporales, realizando masajes circulares.

COMPARTIR: