22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mindfulness, una disciplina muy interesante para los profesionales

El Mindfulness es una disciplina que se enmarca dentro de la psicología. Es una especialidad que entrena la conciencia y la atención plena para tener la capacidad de dirigir de forma voluntaria los procesos mentales. Se relaciona con la flexibilidad cognitiva y el funcionamiento atencional. Para los profesionales de diversos campos (psicología, educación, deportes…) es una herramienta sumamente útil, tanto a nivel particular como profesional

El mindfulness, también conocido como concentración plena o atención plena, es una práctica que ayuda a aliviar el sufrimiento mental. Se basa en tomar conciencia de las sensaciones que el organismo transmite y que pasan habitualmente desapercibidas. No se trata de una nueva disciplina, aunque sí ha ganado popularidad en occidente en los últimos años. Sin embargo, el mindfulness se remonta a la tradición budista de la meditación que cuenta con más de 2500 años de antigüedad.

El técnica milenaria pero completamente actualizada ayuda a combatir el estrés y la ansiedad al llevar al practicante a un estado de calma, serenidad y claridad mental necesaria para reducir los niveles de cortisol, la hormona que se libera en situaciones de estrés. Así mismo, ayuda a detectar el estrés y la  ansiedad en sus primeras fases, para que sea más fácil controlarlos y neutralizarlos.

¿Quién puede beneficiarse de la práctica del Mindfulness?

Cualquier persona puede beneficiarse de la práctica de mindfulness. Si embargo, en este artículo se quiere hacer especial hincapié en los beneficios de la formación de mindfulness para profesionales, de manera que puedan ayudar a otras personas a aplicar estas técnicas efectivas para el manejo del estrés y la ansiedad en el ámbito del trabajador.

Desafortunadamente, no todos los expertos de diferentes disciplinas profesionales cuentan con estrategias de afrontamiento del estrés adecuadas y efectivas. Pero, el mindfulness al hundir sus raíces en tradiciones milenarias, es una habilidad que se puede desarrollar con el entrenamiento adecuado en cualquier entorno laboral. De esto se puede ver más en la web de Harvard y profundizar en el conocimiento de esta práctica.

¿A quién va dirigida la formación profesional de mindfulness?

La formación impartida por IEPP ofrece un Título propio del Centro Universitario La Salle con el que convertirse en un profesional experto. Cuenta con acreditación universitaria y aval científico en un área muy demandada, los cambios reales en el estilo de vida para conseguir equilibrio y armonía a través de una correcta gestión de las emociones.

Esta formación va dirigida a psicólogos, docentes o cualquier otro profesional que afronte situaciones en las que sus pacientes, alumnos o clientes se vean desbordados por sus emociones. Especialmente dirigido a aquellas personas que lidian con trabajadores a los que el estrés y la ansiedad no les permite disfrutar de las emociones positivas que ofrece el propio entorno en el que realizan sus actividades y en su vida en general.

Este curso de 500 horas ofrece las herramientas específicas para aplicar el mindfulness de forma profesional en diferentes contextos; educativos, familiares, sociales, deportivos, organizacionales y de la salud.

¿Por qué cada vez las empresas valoran más a los expertos en mindfulness?

El mindfulness aporta múltiples beneficios a los trabajadores y directivos de las organizaciones, por esto motivo cada vez se buscan más perfiles profesionales que cuenten con este tipo de formación especializada para aplicarlo dentro de la empresa.

En primer lugar, mejora de la atención en el puesto de trabajo el implementar la capacidad de concentración. Se centra en el entrenamiento de la conciencia y la atención plena, para regular las emociones y ser capaz de dirigir los pensamientos al aquí y ahora. Esto evita distracciones y, por lo tanto, mejora la producción individual.

En segundo lugar, reduce el estrés laboral, ya que disminuye los niveles de cortisol. Si bien el cortisol que regula el estrés es necesario, si aumenta en exceso puede provocar efectos secundarios no deseados. Las técnicas de mindfulness aportan calma y serenidad, lo que afecta a la salud física y emocional.

En tercer lugar, incrementa el rendimiento personal y la producción empresarial. Es capaz de crear un ambiente laboral mucho más cualificado,  formando personas más proactivas y constructivas que se centran en aquello sobre lo que pueden actuar, sin perder el tiempo y su esfuerzo es materias que escapan de su control.

La empresa y el Mindfulness

El objetivo de las empresas es conseguir seleccionar, sustituir, desarrollar y retener a los mejores empleados, para hacerse con un equipo cualificado y motivado, algo difícil de conseguir si los trabajadores de la empresa no son felices en su puesto de trabajo. La práctica del mindfulness mejora la motivación, la satisfacción y el bienestar. Además, se consigue responder de manera apropiada al trabajo bajo presión, aprendiendo a priorizar tareas.

Otra de las grandes ventajas de la que saca beneficio la empresa es que desarrolla la inteligencia emocional, por lo que los empleados están más preparados para llevar a cabo la toma de decisiones. Esto es debido a una mayor claridad mental y mayor control emocional, consiguiendo que las cosas no les afecten tanto al contar con un mayor autoconocimiento y autoconciencia.

Del mismo modo mejora la resiliencia, que es la capacidad para adaptarse a situaciones adversas y recuperarse de ellas, así como a gestionar los cambios.

Por último, las empresas que aplican las técnicas de mindfulness consiguen que se optimice la comunicación interna y regenere el clima laboral. Se reducen los conflictos entre los trabajadores al aprender a escucharse con más atención, y a expresar mejor las propias decisiones y emociones.

COMPARTIR: