28 de febrero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Con una sola dosis apenas superamos el 50 por ciento de eficacia, por eso es fundamental terminar el tratamiento hasta el 98 por ciento

Desvelamos la importancia de administrar la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus

La segunda dosis se ha administrado a sanitarios.
La segunda dosis se ha administrado a sanitarios.
La doctora Patricia Alcaraz explica por qué es muy importante ponerse la segunda dosis de la vacuna de Pzifer en los plazos establecidos, incluso para aquellos que se han adelantado, como los alcaldes de algunos municipios y el consejero de Sanidad de Murcia.

La actual vacuna contra el Coronavirus es una revolución en el concepto que teníamos hasta ahora al diseñar y elaborar vacunas.

Éstas, hasta la fecha, actuaban inyectando el patógeno o virus “atenuado”, o parte de él, para que pudiera “entrenar” al sistema inmunitario para formar anticuerpos contra el virus y reconocerlo si vuelve a entrar, respondiendo al mismo con los anticuerpos o defensas ya formadas.

Aunque las vacunas de ácidos nucleicos (ADN y ARN) surgieron hace casi 30 años, poco conocíamos de ellas hasta el surgimiento de la pandemia por Coronavirus, y apuntan a ser uno de los grandes éxitos en la vacunación mundial. Los primeros abordajes se realizaron usando ADN desnudo en forma de plásmidos o asociado a nanoparticulas de oro.

La vacuna que se está poniendo en España.

Sin embargo, para la vacuna actual, se utiliza el sistema del ARN mensajero (ARNm), sintetizado en el laboratorio por transcripción in vitro (IVT), utilizando polimerasas de bacteriófago sobre un ADN molde que codifica el o los antígenos de interés. Una vez administrado e internalizado por las células huésped, el ARN se traduce directamente en el citoplasma por la propia célula, y luego estimula una respuesta inmunitaria, la creación de anticuerpos.

Todo esto ocurre ya con la primera dosis de la vacuna y conseguimos un 58 por ciento aproximadamente de anticuerpos y por tanto de inmunidad.

Ahora bien, para conseguir el 95 por ciento de inmunidad prometida por, en este caso, Pzifer, necesitamos la segunda dosis.

Un nuevo estudio serológico, adelantado por la web Redacción Médica, ha descubierto que los participantes que recibieron la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus han desarrollado de 6 a 20 veces más anticuerpos para el patógeno, según ha señalado el Centro Médico Sheba (Israel) en un comunicado.

La encuesta, que revisó datos de 102 de los aproximadamente 1.000 miembros del personal del hospital que recibieron ambas dosis, mostró que solo dos sujetos habían desarrollado cantidades bajas de anticuerpos. Uno de ellos tenía un sistema inmunológico comprometido. El resto de los sujetos desarrollaron más anticuerpos que los pacientes que se recuperaron de la enfermedad.

El director de la Unidad de Control y Prevención de Infecciones del Centro Médico Sheba y editor de la encuesta, Gili Regev-Yohai, declaraba también que las personas que recibieron ambas dosis de la vacuna probablemente no se convertirán en portadoras del virus y no lo propagarán más debido al alto nivel de anticuerpos.

La eficacia de las vacunas, tras administrarse la segunda dosis, alcanza el 95 por ciento prometido a los 7-10 días del pinchazo, razón por la que es muy importante completar el plan de vacunación, tal y como así lo confirma la Sociedad Española de Inmunología.

 

COMPARTIR: