18 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tres personas han sido detenidas, acusadas de delitos de contra la salud pública por suministrar drogas, agresión sexual y revelación de secretos

Disuelven en Castellón la secta 'Familia del Alma': "Prometen bienestar y dañan a la gente"

El Cierre Digital en Guardia Civil entrando en el chalet de Pobla Tornesa (Castellón) en el que han desarticulado a la secta 'La Familia del Alma'.
Guardia Civil entrando en el chalet de Pobla Tornesa (Castellón) en el que han desarticulado a la secta 'La Familia del Alma'.
Una secta llamada ‘La Familia del Alma’ ha sido desarticulada en Castellón. Han sido tres los detenidos por presuntos delitos de asociación ilícita, intrusismo laboral, contra la salud pública, agresión sexual y revelación de secretos. El experto en sectas Luis Santamaría analiza para 'elcierredigital.com' los peligros de esta secta que realizaba “terapias” en las que se consumían drogas y llegaron a sucederse, presuntamente, abusos sexuales. Se estima que hay unas 100 víctimas.

El pasado 14 de julio la Guardia Civil desarticulaba la secta conocida como ‘La Familia del Alma’ en un chalet de Pobla Tornesa, Castellón, según ha informado la benemérita a través de una nota de prensa. La operación fue llevada a cabo por agentes del Grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Tarragona, de la Jefatura de Información (UCE-3) y de la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón bajo la operación conocida como ‘Avicena’. Tres personas fueron detenidas —entre ellos la autodenominada maestra de la secta y su marido— que ahora pasarán a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Castellón, encargado de dirigir la operación.

Los detenidos han sido acusados de presuntos delitos de asociación ilícita, intrusismo laboral, contra la salud pública, agresión sexual y revelación de secretos, entre otros. Todos ellos, delitos cometidos bajo el marco de un supuesto grupo de psicoterapia convencional tras el que se escondía una secta. La investigación se inició, de hecho, debido a que dos de las víctimas consiguieron salir de la secta, por lo que sus padres denunciaron la situación.

Elcierredigital.com se ha puesto en contacto con el integrante de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES) Luis Santamaría, que declara: "Es importante que nos demos cuenta de que se trata de 'otra' secta desarticulada. En los últimos dos años estamos asistiendo a un goteo de operaciones policiales contra sectas en nuestro país, realizadas por las diversas fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado... Ciertamente es solo una muestra de la gran cantidad de grupos sectarios que pueblan nuestra geografía nacional y que dañan a miles de personas a partir del señuelo del bienestar, la sanación y la solución de los problemas personales".

Las autoridades establecen que las edades de aquellos que eran captados por la secta desarticulada oscilan en torno a los 20 años, siendo algunos de los miembros menores de edad en el momento de la captación y llegando a permanecer hasta 15 años en la secta. Las víctimas estaban ubicadas principalmente en las provincias de Tarragona, Castellón y Barcelona y podrían ser unas cien personas.

Métodos de actuación de la secta y peligros

Según la nota de prensa remitida por las autoridades, la secta es considerada de tipo “destructivo conocido como secta psicoterapéutica”. Su líder, autodenominada maestra, se presentaba como una persona con la verdad absoluta que podía solucionar los problemas de aquellos que se unieran a la secta.

Entre las actividades que llevaban haciendo durante años con los miembros de la secta, se encontraban rituales chamánicos en los que se consumían drogas, mezcal y sustancias alucinógenas. Mediante el consumo de estas sustancias, la voluntad de las víctimas quedaba anulada. Así se realizaban posteriormente desnudos colectivos o talleres relacionados con los chakras y terapias sexuales. Según las autoridades, también se habrían producido abusos sexuales y los detenidos habrían llegado a grabar algunos de estos encuentros sexuales.

Sustancias y objetos encontrados dentro de la vivienda.

La baja situación anímica de aquellos a los que captaban en la secta, conseguía que la maestra pudiera manipularles, sobre todo cuando había conseguido que dependieran emocionalmente de los miembros. Para conseguir lo que quería, según la benemérita, amenazaba a las víctimas con sufrir castigos, humillaciones e incluso ser repudiados.

El experto en sectas Luis Santamaría advierte de los peligros que tienen "pseudoterapias" de este tipo: "Según contaban hace unos meses las víctimas a la asociación RedUNE, la líder se ha dedicado hace años a organizar 'seminarios medicinales' en torno a la alimentación natural, y ya entonces atrajo adeptos por su carisma y su discurso. Ya entonces se presentaba como 'terapeuta emocional'. Y su marido, también detenido en esta operación de la Guardia Civil, ha sido docente en el Institut Gestalt de Barcelona, de forma que lo encontramos vinculado a pseudoterapias muy extendidas ahora como la terapia Gestalt, las constelaciones familiares, el eneagrama y la programación neurolingüística. Por lo que vemos, una vez más, las derivas sectarias que pueden tener estas pseudoterapias y el abuso dañino que pueden suponer para sus víctimas".

Pago de grandes cantidades de dinero

Estas presuntas terapias, no obstante, no eran gratuitas. Se impartían a cambio de elevadas cantidades de dinero, que aumentaban conforme la fidelidad de las víctimas era mayor. Los métodos de pago hacían que las cantidades fuesen fácilmente ocultables a las autoridades.

Dentro de la secta, según las autoridades, existía un círculo más cercano a la autodenominada maestra, así como un grupo de mayor jerarquía denominado ‘el Círculo’ o ‘los Veteranos’. Este se componía de personas que llevaban más de 15 años dentro de la organización. Sus datos personales e intimidades eran desvelados al resto de miembros.

Para Luis Santamaría "elementos como la estafa económica y los posibles abusos sexuales no son lo más importante, sino que responden a una estrategia de manipulación y despersonalización que logra convertir a los adeptos en esclavos, consiguiendo de ellos que entreguen su dinero, su tiempo, su sexualidad... en definitiva, su vida entera".

Algunas de las personas que formaban parte de la secta aspiraban a entrar en estos dos grupos. Debido a esto, sus líderes ofrecían la posibilidad de acercarse a la maestra a cambio de cantidades de más de 10.000 euros. Las consecuencias de no hacerlo eran las mismas que si se negaban a participar en las “terapias” ofrecidas por sus líderes.

Cantidades de dinero encontradas dentro de sobres.

El chalet que fue registrado por las autoridades tenía pruebas para constar todo esto. Desde importantes cantidades de dinero en efectivo repartidas en sobres con los nombres de lo que, aparentemente, eran supuestas víctimas a sustancias psicotrópicas pasando por agendas repletas de anotaciones con datos personales de futuras víctimas.

Y es que para conseguir nuevos miembros de la secta se utilizaba a personas de confianza de los líderes de la organización, con especial predilección por jóvenes en situación de vulnerabilidad emocional.

COMPARTIR: