08 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Nuevo vídeo del forense José Cabrera que se ha viralizado y donde defiende la realización de necropsias a las víctimas del coronavirus

Dudas en la comunidad científica sobre por qué no se han hecho autopsias tras 22.000 muertos por COVID-19

Una sala de hospital.
Una sala de hospital.
El reconocido y mediático psiquiatra forense José Cabrera ha realizado un nuevo vídeo para la plataforma 65ymás en el que continúa incidiendo en la falta de autopsias entre los muertos con coronavirus Covid-19 y la necesidad de llevar a cabo estas necropsias para avanzar en la investigación sobre la pandemia.

El reconocido y mediático psiquiatra forense José Cabrera ha realizado un nuevo vídeo para la plataforma 65ymás en el que continúa incidiendo en la falta de autopsias entre los muertos con coronavirus Covid-19.

El primer vídeo que grabó Cabrera se viralizó ante la naturalidad con la que este prestigioso profesional se expresa explicando que mediante una autopsia se podrían conocer “las razones últimas por las que el virus mata y cómo mata”.  

El profesor Cabrera sostiene ahora que "la pregunta que se hace ahora la comunidad científica es por qué no se han hecho autopsias después de 21.000 muertos. La primera autopsia se ha hecho ayer (miércoles) según la Sociedad Española de Anatomía Patológica" y añade que "todo esto sin análisis ni estudios histopatológicos, no podemos saber qué destrozos produce y generar lógicamente estrategias terapéuticas".

El principal motivo que se ha argumentado siempre desde ciertos sectores sanitarios es la seguridad: "¿Pero y la seguridad de otros 200.000 sanitarios de hospitales, centros de salud, quirófanos, etc.. dónde queda?", se pregunta Cabrera. Hasta el momento 34.355 sanitarios españoles están infectados por COVID-19.

El vídeo de Cabrera termina más con un deseo que con una certeza: "Cuando esta carencia se resuelva, empezaremos a saber qué es lo que hace el virus y por qué y que tratamientos específicos vamos a poder seguir y no depender de autopsias extranjeras".

Además, Cabrera opina que las realización de autopsias serviría para "establecer estrategias terapéuticas en las personas que aún están luchando contra la enfermedad. Me imagino que alguien habrá pensado que es una forma de eximir responsabilidades porque eso podría suponer un riesgo, pero una autopsia se puede realizar de forma aséptica".

Respecto a la falta de implicación del sector de los patólogos encargados de las autopsias clínicas, Cabrera critica que no hay peticiones expresas por parte de este sector para que se realicen autopsias.

 

El doctor Cabrera cree que la realización masiva de estas necropsias desvelaría que el número de fallecidos víctimas del coronavirus es muchísimo superior. Hasta ahora mismo sólo se incluye en la lista de fallecidos por Covid-19 a aquellos que han dado positivo en los test de PCR. El resto que tenían síntomas se apunta "con síntomas de", explica el forense.

Documento de Sanidad

En un documento técnico del Ministerio de Sanidad, redactado por la Asociación Española de Anatomía Patológica (SEAP) y revisado por el Instituto de Medicina Legal de Madrid, al que tuvo acceso elcierredigital.com, exponía que "los riesgos habituales del trabajo en la sala de autopsia surgen del contacto con materiales infectivos, especialmente por salpicaduras, más que por inhalación de material infeccioso, pero que en casos de pacientes fallecidos por COVID-19, los pulmones y otros órganos todavía pueden contener virus vivos".

Por esta razón, los expertos de la Asociación Española de Anatomía Patológica, que ha  sido revisado por el Instituto de Medicina Legal de Madrid, realizaron este documento al que titularon "Procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de COVID-19", redactado con fecha del 13 de marzo. En él aseguraban que es preciso en las autopsias "tomar medidas de protección respiratoria complementarias durante los procedimientos que generan aerosoles de partículas pequeñas, por ejemplo, el uso de motosierras y el lavado de los intestinos".

Con este argumento, recomendaban "no realizar autopsia a los cadáveres de personas fallecidas por COVID-19, ya fuesen casos clasificados como caso en investigación, probable o confirmado, salvo indicaciones clínicas fundamentadas".

Solo se realizarían estas autopsias en caso de que se considere "realmente necesaria" y "se pueda garantizar que ésta se realiza en un ambiente seguro". La recomendación de Sanidad es que se lleve a cabo en estos casos, "siempre y cuando se cumplan las recomendaciones respecto al equipo de protección individual y la minimización de la producción de aerosoles para el manejo de muestras con COVID-19 en laboratorios".  Ahora parece que ese criterio está cambiando poco a poco y quizás se comience ahora a realizar más autopsias. Y finaliza José Cabrera: "Hay 8 salas en España con seguridad S3. A una autopsia semanal después de 41 días tendríamos casi 50 autopsias, más que nadie en el mundo".

COMPARTIR: