15 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un empresario gran canario de 67 años manifiesta la reacción adversa que sufrió a los pocos días de recibir la primera pauta contra el coronavirus

Afectado por la vacuna AstraZeneca: "Me han destrozado la vida, ahora sufro parálisis facial y pérdida de voz"

Exclusiva Historial médico hombre gran canario afectado.
Historial médico hombre gran canario afectado.
Un empresario grancanario de 67 años explica en exclusiva a elcierredigital.com su estado de salud después de recibir la primera dosis de la vacuna AstraZeneca. Su afirmaciones son confirmadas por su historial médico, al que ha tenido acceso este diario, donde se expresa que padece "parálisis facial y disfonía". Aún recibe rehabilitación en un proceso sanitario que califica de ‘un auténtico calvario’. El afectado estudia exigir responsabilidades e indemnizaciones a Sanidad.

Todo comenzó el 14 de mayo de 2021 en el Palacio de Congresos ExpoMeloneras, en Maspalomas, al sur de Gran Canaria, cuando un reconocido empresario grancanario de 67 años de edad recibía la primera dosis de la vacuna AstraZeneca. Este tratamiento anti-covid, según asegura el afectado en exclusiva ante elcierredigital.com y tal y como se expresa en un documento clínico al que este periódico ha accedido, le produjo a los pocos días "parálisis facial izquierda y disfonía".

"Acudí a mi cita, sobre las 13:00 horas, a este recinto habilitado para la vacunación, pero sufrí una gran decepción por la manera en cómo me trató el personal sanitario que me vacunó. En ningún momento me preguntaron, ni comprobaron, si tenía patologías previas, ni accedí al consentimiento informado, ni a ningún documento de responsabilidad sanitaria o acreditativo de haber recibido esta primera dosis", relata el empresario. Además, subraya: "Cuando le advertí al enfermero que me inyectó la vacuna AstraZeneca, que por mi edad, me correspondía la dosis de Pfizer, no quiso escucharme, ni me dieron opción alguna para acceder a esta vacuna", asegura en declaraciones a elcierredigital.com.

"Las personas que fuimos a vacunarnos, parecíamos solamente un número, no existía un trato sanitario personalizado para evaluar historial médico, o historias clínicas previas, especialmente, para las personas de riesgo por la edad, como es mi caso", expresa con dolor este popular empresario que regenta un conocido negocio en el municipio de San Bartolomé de Tirajana. Desde entonces, desde su vacunación con el compuesto de AstraZeneca, afirma a elcierredigital.com: "He sufrido un verdadero calvario con mi salud. A los pocos días sufrí parálisis facial, se me torció la boca, perdí el habla, me quedé sin voz. Me han destrozado la vida".

ElCierreDigital.com reconstruye el periplo sanitario de este emprendedor –tras la primera dosis de vacunación–, quien no baja la guardia con su salud pues se encuentra en un periodo de rehabilitación durante los últimos nueve meses. El gran canario no descarta "exigir responsabilidades e indemnizaciones ante Sanidad", por lo que prefiere, de momento, proteger su identidad "para evitar represalias", manifiesta.

"La vacuna AstraZeneca me ha destrozado la vida"

Este varón, afectado por la primera dosis de la vacuna AstraZeneca, avala sus declaraciones con un informe médico –al que elcierredigital.com ha tenido acceso– en el que se refiere textualmente: "Paciente acude a revisión de parálisis facial periférica. Refiere después de los diez días por vacunación anti covid, zeneca, presentó PFPI –severa–, más disfonía. Plan: Continuar RHB. 20 Sesiones Logopeda".

El largo historial médico desde el pasado 14 de mayo –una fecha que este empresario no olvida– pone de manifiesto "el abandono y mala praxis que he sufrido, desde que recibí la primera dosis de la vacuna, en relación a la atención por parte de las instituciones sanitarias", según indica a elcierredigital.com el afectado.

"Días después de recibir la primera dosis me empecé a encontrar muy mal, con un gran dolor de garganta, me estallaba la cabeza, por lo que acudí al centro sanitario más cercano de mi municipio, en el que me diagnosticaron faringitis aguda. No le dieron más importancia, no hicieron más pruebas. Pero además, recibí un trato indignante por parte del médico y otras sanitarias, quienes me despidieron con una falta de educación y respeto lamentables", recuerda este afectado.

"Comencé a acudir cada dos días al centro de atención primaria, pues no tenía mejoría y mi estado de salud cada vez era peor. Entonces se me paralizaron la cara y los labios. No podía hablar y no tenía voz, por lo que fui ingresado de urgencias en el hospital el 7 de junio de 2021, donde permanecí varios días’, indica este empresario.

"No quiero la segunda dosis de la vacuna"

"Mi vida cambió para siempre después de salir del hospital. La parálisis facial izquierda afectó a mi rostro, a los labios y a una cuerda vocal, por lo que la voz, uno de los instrumentos fundamentales para mi labor empresarial, se ha visto perjudicada seriamente", señala con preocupación, pues padece una "afonía o ronquera permanente" desde el episodio con la vacuna. Así, se puede advertir en este audio enviado por el hombre afectado a elcierredigital.com.

El gran canario relata a elcierredigital.com que se encuentra bajo tratamiento durante los últimos meses, una rehabilitación controlada por un otorrino y un logopeda, pero además, acude a revisiones periódicas en el hospital con un neurólogo.

"Declino volver a vacunarme de una segunda dosis anti covid tras esta desgracia de salud que estoy padeciendo por los efectos de AstraZeneca, aunque me llamen para volver a vacunarme", asevera. Mientras, explica: "Me siento agotado, me cuesta respirar, tengo fatiga en la respiración, no he logrado recuperar la voz, estoy afónico permanentemente... Realizo pruebas médicas todos los meses y aún me quedan grandes jornadas de rehabilitación pendientes".

El empresario se lamenta de esta situación y declara: "Antes de ser vacunado tenía una vida plena, estaba sano, atendía a mi empresa, mi negocio, viajaba… Pero ahora, me siento completamente limitado por esta situación, se me ha roto la vida, me gustaría recuperarla".

COMPARTIR: