28 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En el mes de diciembre se han producido más de 13.500 contagios por covid-19 solamente entre profesionales sanitarios

El personal sanitario lanza un grito de socorro a toda la población por WhatsApp

El personal sanitario español se ha puesto de acuerdo para mandar un mensaje de auxilio a la población mediante un mensaje de WhatsApp. “¿Qué pasaría si ante la inconsciencia de la gente y de las autoridades todo el personal de salud decidiera abandonar los hospitales?", dice el mensaje, y es que los profesionales de la salud no han dejado de trabajar desde que diera comienzo la pandemia de coronavirus. En el texto, se muestran hartos de sacrificar su salud por quienes no respetan las normas.

“¿Qué pasaría si ante la inconsciencia de la gente y de las autoridades todo el personal de salud decidiera abandonar los hospitales?”. Este fragmento forma parte de un mensaje que muchas personas están recibiendo por WhatsApp de parte de los trabajadores de la salud pública de España. Los sanitarios, que se encuentran exhaustos desde que comenzó la pandemia de covid-19, están hartos de sacrificarse y poner en riesgo su salud y la de sus familias “por la vida de la población inconsciente, indisciplinada, irreflexiva, insensata, imprudente, alocada y descuidada”.

En la actualidad se está viviendo una explosión de contagios sin precedentes causada por la variante ómicron, una cepa de coronavirus que se contagia y se extiende mucho más fácilmente. Esto se traduce en más de 13.500 casos de sanitarios contagiados solo en el mes de diciembre. Estos casos desembocan en bajas profesionales, y el resto del personal debe asumir más carga de trabajo.

Una “heroicidad” que duró meses

“Bastaría un solo día de ausentismo de todo el personal para que de verdad valoraras lo importante que es tenerlos listos para atenderte”, reza el mensaje, que se define como “un grito de auxilio desesperado”. En el texto, además, se afirma que “el proceder de la sociedad y de las autoridades” se siente como “una burla para el personal de salud”.

Los sanitarios, que durante los meses de confinamiento fueron considerados héroes por la mayoría, sienten que aquello quedó muy lejos. La realidad es que nunca fueron héroes, y ellos mismos lo dejaron claro desde el comienzo de la pandemia de SARS-CoV-2, tanto manifestándose en las puertas de los hospitales españoles como por redes sociales: “con la matraca del heroísmo se está romantizando una precariedad asistencial y profesional que nunca fue normal”.

Personal sanitario reclamando sus derechos durante la pandemia de covid-19 en España.

Ya quedaron atrás aquellos meses en los que toda la población temía al virus y respetaba, por norma general, las restricciones destinadas a frenar los contagios. Sin embargo, la covid-19 se ha convertido en un miembro más en la sociedad y suscita ya poco miedo entre la gente, y el personal sanitario lo vive de cerca: “vas comiendo chuches, y fumando, y todo eso por no llevar la mascarilla puesta, o te la pones debajo de la nariz, o incluso debajo de la boca para hablar por móvil”.

“Murieron compañeros que se partieron el lomo y dieron mente y corazón por sacarte adelante. ¿Crees esto justo?”, dice el texto. La OMS calcula que entre 80.000 y 180.000 profesionales de la salud podrían haber fallecido a causa de la covid-19 solamente entre enero de 2020 y mayo de 2021.

La atención primaria, colapsada

Los centros de salud de toda España han colapsado. La sexta ola, que sigue creciendo y es ya un tsunami, está barriendo la atención sanitaria. Tanto los profesionales sanitarios como los sindicatos advierten de que los siguientes en colapsar serán los hospitales.

Los contagios, que comenzaron a aumentar durante el mes de noviembre, se han multiplicado a una velocidad de escándalo, y es por ello por lo que desde el gremio de la salud se exige más personal y soluciones rápidas para realizar cribados en la población, además de la aplicación de restricciones útiles.

Se ha criticado duramente el hecho de que desde el Gobierno de España solamente se haya decretado el uso de mascarilla en exteriores, cuando el problema va mucho más allá y la solución pasa por la restricción de los contactos sociales, según expertos. Frenar los contagios parece ahora una misión imposible, y el personal sanitario necesita soluciones con carácter de urgencia.

COMPARTIR: