23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Se trata de un problema de salud mental y económico para el desarrollo laboral de toda una generación", afirman desde el Europarlamento

Europa se posiciona con los becarios y condena la no remuneración de las prácticas laborales

Sede del Parlamento Europeo
Sede del Parlamento Europeo / Bruselas
El Parlamento europeo se ha posicionado en contra de la no remuneración de las prácticas laborales a los becarios. Lo califican como una “forma de explotación” laboral y una “violación de sus derechos”. Condena la pésima situación de la salud mental, integridad laboral y situación económica de quienes ejercen unas prácticas laborales sin remuneración.

El pasado jueves, 15 de febrero, el Parlamento Europeo aprobó la resolución que reivindica la falta de remuneración de las prácticas laborales, profesionales y formativas de los estudiantes que están en proceso de integración de su futuro profesional. La resolución se aprobó con 580 votos a favor, 57 en contra y un total de 55 abstenciones.

El texto jurídico que el Parlamento Europeo ha presentado condena la falta de retribución económica que, según la Cámara, supone toda una “forma de explotación de los trabajadores jóvenes y una violación de sus derechos”. Por ello, se exige que se proponga un marco jurídico común que garantice la remuneración justa de las prácticas y periodos de los becarios en formación laboral.

Los eurodiputados exigen a la Comisión y a los Estados miembros que actualicen sus condiciones laborales, su régimen legislativo y elaboren una premisa laboral que desarrolle un sistema laboral y económico justo durante el tiempo de formación de los jóvenes profesionales en las diferentes empresas.

Se demanda una remuneración equitativa a las actividades que desempeñan, acorde con las responsabilidades y cargos que elaboran dentro de su ciclo formativo, al igual que el que posee el resto de la plantilla.

“Es nuestra responsabilidad garantizar que nuestra juventud no se quede atrás tras esta pandemia", explica el presidente de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales y eurodiputado de Renew Europe, Dragos Pislaru, quien explica la decepción que supone que la UE no consiga "llegar" del todo al sector más joven de un país, ni de "tender puentes" hacia el empleo determinante, resolutivo, y eficaz.

Salud mental: un "aspecto clave" para el desarrollo laboral

El texto del Parlamento Europeo también aclara que es imprescindible establecer un espacio digital y tecnológico, como el Portal Europeo o Europass, que permita desarrollar la formación, el empleo, el aumento de salario y de los derechos laborales según dicta la legislación europea.

"Pedimos una mejor coordinación comunitaria de los instrumentos de financiación disponibles y (...), al mismo tiempo, un fomento de la movilidad y del apoyo a la salud mental de los jóvenes", aclara el eurodiputado respecto a la situación de los becarios.

Uno de los temas que estuvieron presentes durante el procedimiento de esta resolución, es la salud mental de los jóvenes, el sector de la sociedad más vulnerable, y se pretende, con esta iniciativa, mejorar su condición mental. Sufren problemas de ansiedad, depresión, y diferentes trastornos de la conducta o de personalidad, empeorando significativamente con las condiciones laborales a las que se ven expuestos en sus periodos de formación, y sobre todo, durante la pandemia.

Los eurodiputados pidieron que se traten estos aspectos claves como una problemática de urgencia, que determinará el futuro “clave” de la salud laboral de los jóvenes en formación.

Según los eurodiputados, "es una decisión fundamental para el destino económico y político de un país, ya que se trata de formar a jóvenes para el futuro con una base digna y justa, que no viole los derechos fundamentales de los trabajadores, empoderando de esta forma su posición en el sistema".

COMPARTIR: