22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LUIS MIGUEL GONZÁLEZ, SU CREADOR, ASEGURA a elcierredigital QUE SE TRATA DE UN aparato “HONESTo” Y "ASEQUIBLE"

Una empresa española crea una máquina que filtra el aire de una habitación casi al 100% acabando así con el coronavirus

Parte de la máquina inventada.
Parte de la máquina inventada.
Un aparato que tiene el tamaño de un frigorífico, pesa 260 kilos y funciona de una manera sencilla pero capaz de filtrar el 99,95% de las bacterias y virus de una habitación cerrada de manera muy potente. Así es la máquina creada por el equipo de Luis Miguel González. Aunque todavía se encuentre en fase de pruebas, su creador ya asegura que será muy beneficiosa para que el sector servicios pueda volver a su funcionamiento habitual.

“Una máquina que es capaz de filtrar el aire casi en su totalidad y creada de manera honesta”, así describe Luis Miguel González el nuevo aparato que han creado para hacer frente al coronavirus. El gerente de la empresa Eco & Eco Tools S.L. asegura que este nuevo invento es capaz de “filtrar el aire de la habitación con 99,95% de eficacia en sus peores condiciones”.

El funcionamiento de la máquina es sencillo: coger el aire y depurarlo. Esto lo consigue gracias a un sistema de doble filtro compuesto por un prefiltro que “elimina el polvo del ambiente” y un filtro HEPA de “alta eficacia que retiene muchas bacterias y hongos”; ambos filtros deberían renovarse cada cierto tiempo. Por tanto, el aparato sería eficaz para limpiar los espacios cerrados y evitar los contagios por coronavirus.

La máquina todavía no tiene nombre, pero sí tiene una capacidad de depurar aproximadamente 2.500 metros cúbicos por hora, 2,30 metros de altura y un peso de 260 kilos. Ahora mismo se encuentra en fase de prueba, pero González espera “que se pueda vender en un par de meses”. Su creador asegura que todavía no puede establecer un precio, pero que “rondará los 2.000€”.

Imagen del aparato durante el proceso de creación

Imagen del peso real de la máquina 

Fotografía de partes de la máquina depuradora durante el proceso de desarrollo. 

El depurador de aire ha sido diseñado para “ayudar a que España se recupere”. Luis Miguel González cuenta que en la elaboración del proyecto se ha unido un grupo de gente numeroso lleno de “voluntarios que quieren colaborar”. Preocupado especialmente por el sector de hostelería y el turismo, avanza que la nueva máquina se podrá financiar para facilitar la compra a los restaurantes más castigados. También podrá ser usada en aulas educativas, bibliotecas u oficinas puesto que, asegura, “es muy silenciosa”. Para utilizarla, simplemente bastará con “enchufarla a un enchufe normal, como los que hay en todas las casas”. Además, a la máquina se le puede acoplar “un conducto de tela que se coloca fácilmente y hace que el aire se pueda distribuir de manera eficaz en espacios con los techos muy altos”.

Un producto “honesto”

Luis Miguel González asegura que lo único necesario para una máquina purificadora de aire es “el mejor filtro del mercado y un buen motor”. Destaca que su invento es “honrado”, al contrario que la mayoría de aparatos purificadores de aire que se están comercializando ahora. “El ozono es extremadamente tóxico, la luz ultra violeta pierde su eficacia muy rápidamente y hay máquinas muy pequeñas que apenas alcanzan para depurar el aire de un cuarto de baño”. Indignado, confiesa su malestar respecto a otros fabricantes de máquinas depuradoras de aire que ya se están comercializando: “Nos molesta que algunos fabricantes vendan máquinas que no valen para nada, no tienen filtros homologados y añaden un montón de cosas para subir el precio”.

Además, González asegura que su aparato ayudará a tener una mayor eficiencia energética, puesto que “permite renovar el aire sin abrir las ventanas por lo que no se escapa el calor o el frío acumulado”.

El aparato de filtrado fue diseñado durante la primera y segunda ola del coronavirus. Ahora, con la tercera ola, sus creadores esperan acabar con las pruebas necesarias pronto para que pueda ponerse a la venta cuanto antes. Porque, como afirma Luis Miguel González, “si no paramos ahora el coronavirus el mundo va a cambiar”.

COMPARTIR: