03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA FALTA DE PRECIPITACIONES HA PROVOCADO UNA DISMINUCIÓN CONSIDERABLE EN LA COSECHA DEL CEREAL Y YA ESTÁ AFECTANDO A ZONAS DE ANDALUCÍA Y CATALUÑA

Alarma: Los regantes advierten de que la sequía traerá ruina económica y desempleo rural

Sequía rural en España
Sequía rural en España / Cuarterones de tierra seca
Alianza Rural anuncia que los efectos de la sequía provocarán pérdidas de cientos de millones de euros tanto en los cultivos de secano como en los de regadío, lo que podría ser la puntilla para un sector ya de por sí asfixiado por la brecha existente entre los costes de producción y los precios de venta. Por esta razón, el próximo 20 de marzo se celebrará en Madrid una manifestación en defensa del mundo rural.

La Oficina Nacional de la Caza (ONC), Real Federación Española de la Caza (RFEC), Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL) y Alianza Rural son algunas de las instituciones que conformarán la próxima manifestación del día 20 de marzo en Madrid, bajo el lema ‘Juntos por el Campo’.

A la espera de la confirmación definitiva del recorrido por parte de la Delegación del Gobierno, esta movilización tiene previsto partir desde la Puerta de Alcalá a las 11:00h para continuar por el Paseo de la Castellana y finalizar en la fuente de San Juan de la Cruz. Allí tendrá lugar la lectura del manifiesto que recoge las reivindicaciones de todos los convocantes.

Los convocantes defienden un plan de choque integral y la aplicación de la Ley de la Cadena Alimentaria, así como una Política Agrícola Común (PAC) y un plan estratégico más justo para abordar la pérdida de renta de las explotaciones agrícolas y ganaderas.

De esta forma, se abre un nuevo frente dentro de la pléyade de problemas que amenazan la supervivencia del sector primario en España como la escalada de los insumos (fertilizantes, productos fitosanitarios, la electricidad...), la dudas alrededor de la aplicación de la nueva PAC (Política Agraria Común) 2023-2027, la regulación alrededor del lobo, algunos aspectos de la reciente reforma laboral y el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria, entre otros asuntos.

En concreto, los precios en origen de algunos cultivos continúan por debajo de los costes de producción, lo que resulta ruinoso para los productores. Tal es el caso de las naranjas que, según la Mesa de Cítricos de la Lonja de Contratación de Productos Agrarios de Córdoba y la Lonja de Valencia, en la semana del 15 de febrero cotizaban entre 0,13 y 0,14 céntimos por kilo frente a los 23 céntimos que cuesta producir un kilo de media, estiman desde el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA).

La peor sequía provocada en las últimas décadas

La sequía que se extiende por toda España es la peor de las últimas décadas y amenaza con convertirse en la más grave de la historia, particularmente en Andalucía. Con casi la mitad de precipitaciones menos de lo habitual desde que comenzó la temporada -1 de octubre-, y cerca del 50% menos de agua en los embalses, las restricciones del uso de agua comienzan a ser ya una realidad en diversos puntos de la península.

Embalse con escasez de agua.

En territorios como el gaditano Campo de Gibraltar las restricciones son un hecho desde el pasado 15 de octubre, cuando se prohibió el baldeo, llenar piscinas o regar jardines. La situación podría agravarse en los próximos meses y, llegado el caso, la limitación del consumo humano del agua se producirá el 18 de abril.

La situación se repite de sur a norte. También en municipios como Campelles, en Girona, que hace unos días se convirtió en la primera localidad catalana que aplica este tipo de restricciones, al limitar tanto de día como de noche el consumo de agua por la sequía. No es el único que se encuentra en una situación parecida: un total de 22 municipios del Alto Empordà sufren algún tipo de restricción desde finales de octubre.

¿Por qué ha sucedido esto?

Desde que comenzó el año hidrológico (1 de octubre del año pasado), hay déficit de precipitación en amplias zonas del país, salvo en el norte, preocupando sobre todo la cuenca mediterránea andaluza, donde solo ha caído un 25%.

Si miramos más allá, 2021 ha sido un año seco de media y sobre todo, en el sur, con algunos puntos en Andalucía donde ha llovido un 25% menos (Aemet). 2020 no se portó mal en la zona pero 2019 sí hizo mucho daño ya que fue extremadamente seco en el suroeste de la comunidad y solo cayó una cuarta parte de lo que debería en todo un año. Finalmente, enero ha sido el segundo más seco del siglo en todo el país, recogiéndose solo el 26% de agua de lo que debería.

COMPARTIR: