05 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

"Son un método de barrera que también podría ser necesario usar de manera consistente y correcta para prevenir la transmisión del Covid-19", asegura

David O'Connor, médico americano: "Las mascarillas, como los preservativos, han llegado a nuestra vida para quedarse"

Las mascarillas podrían ser igual de importantes que los preservativos
Las mascarillas podrían ser igual de importantes que los preservativos
Las mascarillas faciales podrían haber llegado para quedarse. Al menos así lo asegura el investigador estadounidense David 0'Connor que compara el asunto con la costumbre adquirida de usar preservativos tras la crisis del VIH. Según este experto, el uso de mascarillas tiene que convertirse en algo asumido y deben aparecer modelos más cómodos e incluso adaptados a los dictados de la moda para usarlos a la vida real.

David O´Connor, que estudia la evolución del coronavirus en la Universidad de Winsconsin-Madison así lo ha asegurado: “Si se produce una cantidad sustancial de transmisiones antes de que las personas se sientan enfermas, ¿cómo se detiene eso? Para cuando las personas se sientan enfermas y busquen atención, todas las pruebas y el aislamiento del mundo serían demasiado pequeños y demasiado tarde”.

Según O’Connor, que también ha estudiado durante años el VIH, el avance de sus trabajos para conocer la forma de desarrollo del Covid-19 le han hecho cambiar algunos de su punto de vista sobre cómo combatir este virus.

“El VIH también se propaga mientras las personas se sienten bien en su vida social y el uso constante y correcto del condón es una barrera para la transmisión del virus sexual que funciona”, ha explicado en un correo electrónico que se ha hecho público en los medios de comunicación estadounidenses.

“Las mascarillas faciales son un método de barrera que también podría ser necesario usar de manera consistente y correcta para prevenir la transmisión de este virus”, asegura el doctor O’Connor.

El médico David O'Connor. promueve el gran uso de las mascarillas

“Los niños necesitarán usarlas para ir a la escuela cuando se reanuden las clases. Los adultos necesitarán utlizarlos para trabajar. Si quieres ir a un juego de baloncesto, cuando lleguemos a ese punto, ponte la mascarilla. Deben ser tan ubicuos como Kleenex, lo más rápido posible”, dijo el doctor O’Connor.

Promoción a través de los deportistas

“Deberíamos normalizar su uso lo más rápido posible y, probablemente. también deberían estar a la moda con celebridades promocionándolos como LeBron James”, aseguró. Esta declaración puede que no se quede en un brindis al sol ya que la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) podría estar pensando en la misma dirección porque anunció que llevaría a cabo una campaña al respecto.

En el artículo de Nature Medicine, el doctor O'Connor estimó que la eliminación del coronavirus, cuando las personas transmiten virus activos al respirar, toser o estornudar, comenzó dos o tres días antes del inicio de cualquier síntoma.

En otro artículo, que apareció en línea el viernes en la revista Science, los investigadores informaron que los monos que se alimentan de cangrejos eran susceptibles a la infección por el nuevo coronavirus y que parecían estar eliminando el virus de sus cuerpos casi tan pronto como se infectaron.

Barry Rockx, del Centro Médico de la Universidad Erasmus en los Países Bajos, coautor del artículo de Science, dijo que la investigación mostró que los monos serían útiles para probar tratamientos y vacunas. Además, dijo, “Parece que el pico de desprendimiento ocurre muy temprano”.

Figuras del deporte como Lebron James podrían promocionar estos productos

Si eso también es cierto en los humanos, como encontró el artículo de Nature Medicine, “eso podría explicar por qué este virus se está propagando tan rápidamente entre la población”, dijo el doctor Rockx.

"El distanciamiento social para todos, ayuda con ese problema, al igual que las máscaras, que podrían beneficiarse del tipo de innovación y promoción aplicadas a los condones", escribió el doctor O’Connor en su correo electrónico.

“Y al igual que era necesario un marketing no estigmatizante y positivo para el sexo para aumentar la captación del condón para combatir el VIH, se deberán realizar esfuerzos similares para galvanizar a las personas para que el uso de la máscara sea genial y esencial. ¿Máscaras faciales de diseño? ¿Máscaras faciales más cómodas?”, añadió.

COMPARTIR: