14 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

"Con la ayuda de los jóvenes científicos que trabajan en el IBIMA se ha conseguido implementar la técnica PCR en Málaga",señala en su carta la experta

Francisca M. Sánchez Jiménez, bióloga molecular y catedrática de la UMA: “No concibo este desperdicio de recursos”

Francisca M. Sánchez Jiménez,  catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Málaga (UMA)
Francisca M. Sánchez Jiménez, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Málaga (UMA)
Francisca M. Sánchez Jiménez, bióloga molecular y catedrática de la Universidad de Málaga, ha remitido una carta púbica. Gracias a la misiva de esra reconocida bióloga de la UMA, universidad pionera en España en tener la técnica PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), además de un gran potencial en equipos y en personal cualificado, se ha conocido como se están perdiendo posibilidades y recursos por parte de las autoridades públicas que dirigen la crisis del coronavirus en España.

Ella colgó su bata de trabajo, pero la pandemia del coronavirus COVID-19 le ha hecho volver. Francisca M. Sánchez Jiménez, bióloga molecular y catedrática de la Universidad de Málaga, lleva toda una vida dedicada a la investigación, un hecho que no se apaga de un día para otro. Incluso, ya jubilada ha visto publicados artículos suyos en revistas de primer nivel como investigadora principal. A ella se debe que la Universidad de Málaga sea pionera en la técnica PCR y que sea la universidad andaluza que mayor potencial tenga en equipos y personal cualificado para realizar estos análisis que permiten detectar el coronavirus COVID-19.

Por esto, y aunque esté ya retirada, no concibe el “desperdicio de recursos” que se está dando en este caso por parte de las autoridades que dirigen y controlan la crisis sanitaria en España. Como ella explica en una carta que envía a quien “le pueda interesar” son cuarenta años de trabajo en investigación, que dan autoridad profesional, y más aún moral, para analizar la situación que atraviesa España. Una misiva publicada por el Diario Sur y que hoy también recoge elcierredigitital.com.

Una vida dedicada a la biología 

Francisca María Sánchez Jiménez es natural de Ceuta y estudió la carrera de Biología en la Universidad de Granada (1979). Se doctoró en Biología por la Universidad de Málaga (1984), estudiando el metabolismo energético y nitrogenado tumoral, y realizó dos postdoctorales, la primera en la Universidad Católica de Roma y la segunda en el campus de Santa Cruz de la Universidad de California (Estados Unidos). Fue en esta última universidad donde aprendió la técnica PCR (o reacción en cadena de la polimerasa, por sus siglas en inglés), que ha resultado de vital importancia para detectar los casos de infección por el virus.

FRancisca_M._Sanchez_UMA

Francisco M. Sánchez Jiménez aprendió la técncia PCR en la Universidad de Santa Mónica (EEUU)

“Aprendí la técnica PCR muy cerca del lugar en el que el doctor Kary Mullis y colaboradores la descubrieron. Volví y me propuse incorporar esa tecnología a la Universidad de Málaga. Con entusiasmo y la ayuda de un grupo de jóvenes, que aún hoy se siguen dedicando a la Ciencia y trabajan como personal asociado al Instituto de Investigaciones Biomédicas de Málaga (IBIMA), lo conseguimos”, comenta en su carta.

Unos años más tarde, en 1994, vio la luz el primer trabajo de investigación que usaba esta técnica llamada “Expresión de diferentes ARNm de proteína / proliferina regulada por mitógeno en células de carcinoma de Ehrlich”. “En varias ocasiones hemos aplicado esa técnica a muestras humanas con fines cuantitativos (por ejemplo, en la publicación titulada 'Real-time RT-PCR analysis of human histidine decarboxylase, a new marker for several types of leukemia and cáncer'). Además, en mi faceta de profesora le enseñé a muchos estudiantes los fundamentos teóricos y prácticos de la técnica a través de las asignaturas impartidas en segundo y tercer ciclo. Muchos de ellos trabajan actualmente en IBIMA, que integra grupos de la UMA, y donde hay decenas de grupos de investigación en los que las amplificaciones PCR forman parte de su rutina de análisis”, señala la catedrática ya jubilada.

La PCR analizaría más de 100.000 pacientes en dos semanas

Según explica el Diario SUR, los equipos y personal de la UMA están preparados para dar este apoyo necesario a la sanidad pública, aunque aún no han sido requeridos estos servicios. “La UMA cuenta con bastantes equipos de PCR, varios de ellos muy potentes, que habrían sido capaces de analizar más de 100.000 muestras de presuntos pacientes de COVID-19 en estas últimas dos semanas”, ratifica la catedrática.

“De haberse organizado, seguramente muchos pacientes se habrían diagnosticado correctamente en fases iniciales de la enfermedad y seguramente se hubiera evitado que pasaran a fases más graves de la enfermedad, y además se hubiera reducido el número de contagios. No se ha hecho”, lamenta. “Han pasado dos semanas ­desde que la UMA hizo este ofrecimiento- y no se ha hecho nada por aprovechar esos recursos ¿Por qué? ¿Quiénes son los responsables y/o las razones de ese desperdicio de recursos?”, se pregunta en el documento.

Equipo_profesional_del_IBIMA

La técnica PCR se ha conseguido trasladar a España gracias al IBIMA

Buscando una explicación, apunta que pueden ser “razones burocráticas y normativas que impidan que expertos en una técnica analítica y en la aplicación biomédica de la misma, no estén habilitados documentalmente para su aplicación en clínica”.

Para concluir añade, "este argumento sería incoherente con el hecho de que se estén reclutando a estudiantes de últimos cursos de medicina que tampoco están habilitados para el desarrollo de su profesión. Además, en situaciones de emergencia pueden tomarse medidas transitorias que eviten estos obstáculos”.

COMPARTIR: