25 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Se han contestado en este periodo 13.752 llamadas al mes, 453 llamadas al día y 19 llamadas a la hora

Balance en el Teléfono de la Esperanza tras un año de crisis mental: 165.024 casos atendidos

El teléfono de la esperanza atiende 24 horas al día.
El teléfono de la esperanza atiende 24 horas al día.
Desde aquel 14 de marzo en el que se decretó el estado de alarma, el Teléfono de la Esperanza ha atendido 165.024 llamadas lo que supone un incremento del 45% respecto al mismo periodo del año anterior. Han sido 13.752 llamadas al mes, 453 llamadas al día y 19 llamadas a la hora.

Sin duda, los factores asociados a la pandemia son los que explican este incremento que ha obligado al voluntariado del Teléfono de la Esperanza a redoblar su compromiso y trabajo.

La media de duración de las llamadas fue de 13 minutos. Lo cual supone que nuestros voluntarios atendieron 35.755 horas de servicio efectivo, un 52% más que en el mismo periodo del año anterior.

El 80% de las llamadas abordaron situaciones de crisis y un 20 % fueron informativas. Las llamadas las realizaron el 65 % mujeres y el 35% hombres. El contenido de las llamadas en crisis fue: Un 70 por ciento por problemas psicológicos y psiquiátricos, un 24 por ciento de problemas relacionales y/o familiares, un 4 por ciento por problemas asistenciales y el otro 2 por ciento por problemas de tipo jurídico.

Temática suicida

Se atendieron 5.049 llamadas de temática suicida (incremento del 55% respecto al año anterior) de las cuales, en 208 el llamante declara que el acto suicida está en curso (incremento del 38% respecto al año anterior). El incremento de las llamadas de temática suicida no implica necesariamente un aumento de los suicidios, para afirmar/negar esto es necesario esperar a la publicación de las cifras oficiales de causas de defunción de INE.

Se realizó una tarea preventiva en relación al suicidio atendiendo 26.792 llamadas de personas con factores asociados al riesgo suicida (salud mental, depresión, crisis vital). La pandemia ha incrementado significativamente los factores de riesgo asociados a la conducta suicida, por lo que la prevención es más necesaria que nunca.

Las temáticas más comunes fueron los problemas mentales (25%), la soledad y el aislamiento (10%), la depresión (7%), los trastornos de ansiedad (7%), la crisis vital (4%), crisis psicológica/emocional explícita por CORONAVIRUS (5%) y los problemas familiares (7%). El 80 % de los llamantes expresa satisfacción y gratitud por el servicio recibido.

Datos de llamadas por edad.

Los voluntarios expresan su satisfacción por el servicio ofrecido en el 90% de las llamadas.

Ante la situación excepcional que atraviesa el país por la crisis sanitaria generada por el COVID-19, el Teléfono de la Esperanza puso en marcha un nuevo servicio de asesoramiento e intervención profesional para personas mayores de edad. El Servicio se presta por Psicólogos Especialistas en Psicología Clínica, Máster en Psicología General Sanitaria o con habilitación en Psicología Sanitaria, Médicos y Psiquiatras para abordar situaciones en las que el sufrimiento psíquico no se pueda o sepa afrontar en estas difíciles circunstancias. Debido a las retracciones de movilidad, muchas de estas intervenciones se han realizado en modalidad on-line. Desde el inicio de la pandemia, se han atendido 7.071 personas. 

Problemáticas

Ansiedad, depresión o patologías previas: La persona padece crisis de ansiedad, o tiene una depresión u otro trastorno previo (TOC, Bipolar, TP, TLP...) que se ve agudizado por la situación actual:  40% de los casos.

Soledad, malestar general derivado del aislamiento: Cuando la solicitud la hacen personas sobrepasadas por la soledad de su confinamiento, o que refieren miedo, angustia o dudas sobre el COVID-19:  20% de los casos.

Crisis suicida: Cuando la persona además de otros problemas, expresa claramente ideación, crisis o conducta suicida: 12%  de los casos.

Conflictos relacionales/familiares: Cuando el problema fundamental son los conflictos generados por la convivencia: 17% de los casos.

Duelo: Peticiones de apoyo por el diagnóstico de una persona querida o por su fallecimiento: 11% de los casos.

COMPARTIR: