04 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

5 tips a la hora de depilarte que nunca te contaron

Haz que tu depilación sea mucho más fácil, sencilla y menos dolorosa con estos consejos.

La depilación es ideal para acabar con el vello corporal, pero también puede convertirse en todo un castigo. Extraer el pelo de raíz es algo que siempre va acompañado de dolor, sobre todo en determinadas partes del cuerpo que son más sensibles. Algo que, precisamente, hace que muchas personas la encaren con algo de temor.

Pero no tiene por qué ser siempre así. De hecho, aquí te queremos presentar 5 tips que nadie cuenta sobre la depilación, con los que conseguirás que el proceso sea mucho más sencillo y, sobre todo, mucho menos doloroso. Ya lo verás, el dolor se va a acabar.

Los 5 mejores consejos para una depilación indolora

¿Tienes miedo a que tu depilación se vuelva dolorosa? ¿Odias ponerte manos a la obra con la cera porque siempre es un suplicio? No te preocupes, existen formas de evitar tanto dolor y de hacer que este proceso sea casi tan sencillo como coser y cantar. Vamos a ver una serie de tips fundamentales para lograrlo, de hecho, vamos a romper algún que otro mito popular.

Si quieres saber cuál, y también quieres depilarte fácilmente de ahora en adelante, tan solo tienes que leer y tomar nota de lo que te explicamos a continuación.

Si usas una depiladora eléctrica, búscala con masaje

Puede que, en lugar de cera, prefieras usar una depiladora eléctrica. En ese caso, jamás pases por el aro de comprar una que no sea de una marca reconocida y no sea buena, de hecho, lo mejor es que busques un modelo con función de masaje, ya que así calmará la piel antes y después de extraer el vello.

Lo mejor, para evitar dudas, es que eches un vistazo a las opciones que se presentan en este blog. Ahí vas a tener buenas referencias para dar con el modelo adecuado y asegurarte de que tu piel no solo queda libre de vello, sino también que se calma bastante tras extraerlo.

Usa polvos de talco

Antes de empezar con la depilación, debes colocar polvos de talco en las zonas donde vayas a quitar el vello. Te preguntarás por qué, y la respuesta es tan sencilla como decir que es algo que evita que la cera se adhiera por completo a la piel. Enganchará el pelo, pero no tirará tanto de su alrededor.

Si haces esto, el dolor será mucho menor y te costará mucho menos completar la depilación en menos tiempo. Quitarás más vello al poder repetir más veces sin miedo, y al mismo tiempo reducirás la irritación de la piel porque la cera no podrá adherirse tanto a ella gracias al talco.

Abre los poros

Antes siquiera de coger los polvos de talco, te conviene darte una ducha con agua bien caliente, o al menos introducir las zonas a depilar con agua a alta temperatura. Al hacer eso, los poros de la piel se abrirán mucho más, y eso hará que eliminar el vello sea mucho más fácil.

Hay que tener en cuenta que la raíz del pelo se agarra por dentro de la dermis. Por lo tanto, al abrirse los poros, será mucho más fácil que este salga, lo que a su vez se traduce en menos dolor. Aprovecha para darte un buen baño de agua caliente y así incluso te relajarás más.

Una exfoliación previa siempre viene bien

La piel puede acumular muchas células muertas que lo único que hacen, además de estorbar y de empobrecer la superficie, es complicar las cosas a la hora de depilarte. Por eso, antes de ponerte manos a la obra, es buena idea que te pases algún paño o producto exfoliante por la zona a depilar.

De hecho, aconsejamos que lo hagas también un día después de haber aplicado la cera para eliminar residuos, y mantenerlo también como hábito de forma semanal. Tendrás la piel más limpia y sana, y la próxima vez que vayas a depilarte te resultará todavía más fácil.

No apliques hielo

Gravísimo error creerse eso de que aplicar hielo para antes y después de la depilación hace que sea menos dolorosa. El hielo es cierto que puede adormecer la piel, pero también es cierto que cierra los poros, y eso hace que la extracción del pelo sea mucho más complicada. De hecho, lo que perseguimos es justo lo contrario.

Es más, si vas a usar cera caliente es incluso peor. Al insensibilizar la zona, no notarás tanto el calor de la cera y podrías llegar a provocarte quemaduras al intentar depilarte. No te conviene en absoluto, así que no lo hagas.

Recomendaciones sencilla para algo que debería ser sencillo. Disfruta de tu próxima depilación con el menor dolor posible gracias a estos consejos. Vas a notar la diferencia.

COMPARTIR: