10 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Sabes todo lo que necesitas para ponerte un implante dental?

La boca es una de las zonas más delicadas del cuerpo porque es fácil contraer infecciones o que haya una malformación en alguna de sus partes. Además, un problema de salud en este sitio aumenta la posibilidad de que otras partes del cuerpo se vean afectadas si no se trata a tiempo, desmejorando el bienestar general.

Un ejemplo son las heridas de encías, tan fáciles de contraer al tener una piel tan delgada. Pueden ocasionar infecciones en otras partes del cuerpo si no se tratan las heridas a tiempo. También están los problemas en los dientes, que se pueden replicar en otras piezas dentales a largo plazo.

Los daños en la boca son comunes y traen consecuencias graves si no se reparan a tiempo. Los dientes son los casos más comunes, pero son tratados gracias al implante dental como recurso. No es una solución definitiva y tiene algunas condiciones previas que el paciente debe cumplir, aunque sí es la mejor opción que tenemos hoy en día.

¿Qué es un implante dental?

Lo primero que hacen las personas que buscan reemplazar uno de sus dientes es comparar precios, pero esto no es suficiente. Es necesario informarse en qué consiste para descubrir si en el caso en cuestión el implante es lo más adecuado, ya que existen alternativas que podrían encajar mejor en el perfil.

Viéndolo desde una perspectiva sencilla, los implantes dentales Zaragoza son un tornillo en el hueso de la mandíbula sobre el que se coloca un diente falso creado a medida. Se usan cuando falta una pieza dental, ya sea por una enfermedad o por traumatismo, e incluso cuando sea necesario eliminar un diente natural por estar destruido.

A simple vista, son la mejor opción para todos los que necesitan un diente nuevo, pero la realidad es que no todos pueden ponerse implantes. Hay que acudir a un dentista de confianza para buscar asesoría en caso de que falte un diente o si se sufre de alguna patología que ponga en riesgo la dentadura.

Evaluaciones y soluciones antes de tomar la decisión definitiva

El especialista hace una serie de pruebas para determinar si la boca es realmente apta para aceptar un implante. Si no es así, se realizan algunos pasos previos para que la zona sea capaz de aguantarlos. En el peor de los casos habrá que evaluar otras opciones que respondan a la situación concreta del paciente.

El estado de las encías

El dentista tiene que explorar la encía para determinar si está realmente sana. Es bastante común ver enfermedades en las encías, que son las que tienden a ocasionar el mal aliento que no se quita incluso después del cepillado por la existencia de bacterias en la zona. Sangrado, inflamación y mal olor son algunos de los síntomas de esta infección.

Por lo tanto, se tiene que realizar un tratamiento para curarlas antes de colocar el implante. La receta de antibióticos y la limpieza dental profunda son algunos de los recursos que se utilizan. En caso contrario, lo más probable es que la herida del propio implante se infecte y se cree un cuadro peor muy difícil de tratar.

El estado del hueso

La prueba de imagen se hace para tener una buena visión del hueso para verificar que la mandíbula aguante correctamente el implante de la nueva pieza. Puede ocurrir que las caries corran el diente hasta más abajo de lo que se percibe a simple vista o que el hueso se haya deteriorado por traumatismo.

Una opción es buscar regenerar la mandíbula usando hueso del mismo paciente o de bovino. Sin embargo, esto no siempre funciona, en especial si el hueso está demasiado deteriorado.

Por otro lado, hay que hacer una valoración de la oclusión de la boca, es decir, de la mordida. El objetivo de esta evaluación es asegurarse de que el implante no reciba más presión de la adecuada porque podría ocasionar molestias o durar menos tiempo.

En el caso de que no se pueda recurrir al implante, existe un método más viejo y no tan práctico. Es lo que se le conoce como “puente”, y se refiere a una prótesis no implantada que va apoyada en los dientes de los laterales. Para el procedimiento se liman estas piezas para crear una zona de apoyo uniforme para la prótesis, así que se debilitan ligeramente.

La variedad de los implantes

Una de las razones principales por las que los precios de los implantes varían es la calidad de los mismos. También se tiene que ver qué se incluye en el presupuesto porque pueden omitirse allí los procesos de colocación como la fijación de la prótesis sobre el implante en sí mismo.

Hay que escoger bien al profesional y a la clínica dental Zaragoza en la que se va a hacer la operación. Lo más importante es que el profesional sea un dentista o un cirujano maxilofacial, tanto el que haga la intervención como el que haga todas las evaluaciones y tratamientos previos.

COMPARTIR: