29 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una buena alimentación es la mejor medicina

Los alimentos que ingerimos en nuestro día a día pueden marcar el rumbo de nuestra salud presente y futura. Y es que la alimentación cobra una gran importancia y relevancia en el desarrollo de nuestro bienestar y salud en general. Por ello, es necesario ser conscientes de las propiedades que cada alimento puede tener y cómo es la mejor manera de combinarlos para que nuestro organismo pueda beneficiarse al máximo de todo su valor nutricional. 

La alimentación puede llegar a convertirse en nuestra mejor medicina, al menos en nuestra mejor medicina preventiva. De hecho, la nutrición es mucho más que el hecho de alimentarnos bien para que nuestro cuerpo pueda llevar a cabo todas sus funciones; la nutrición se centra, además, en estimular ciertos aspectos del organismo a través de las propiedades de cada alimento. Así, enfermedades crónicas no transmisibles como la obesidad pueden ser prevenidas mediante una alimentación rica, sana, variada y equilibrada. 

No se trata de seguir una dieta estricta en la que el consumo de calorías no esté permitido sino en conocer qué es lo que nuestro organismo necesita, saber qué alimentos pueden proporcionárselo y hacerlo de una manera responsable a través de la alimentación. La clave está en aprender más sobre nuestro cuerpo y en conocer las diferentes propiedades y beneficios que una buena alimentación puede proporcionarnos. 

En el equilibrio nutricional encontrarás la solución a problemas digestivos, cansancio, fatiga e incluso dolores de cabeza. Y, por supuesto, una dieta equilibrada y una vida saludable también favorece a la mejora del estado de ánimo y a una salud mental en serenidad. 

Sin embargo, a la hora de encontrar ese equilibrio es necesario tener en cuenta ciertas intolerancias o sensibilidades alimenticias que algunas personas pueden experimentar al consumir algunos alimentos. Intolerancia a la lactosa, al gluten, a los frutos secos, al pescado… Existen multitud de productos y alimentos que, en determinadas personas, pueden provocar algunos síntomas leves o consecuencias graves en su estado de salud. 

Por ello, tan importante es mantener una dieta equilibrada como hacerlo a conciencia y sabiendo cuáles son los alimentos que nuestro cuerpo verdaderamente tolera y cuáles son los que pueden dañar o perjudicar al organismo. 

En este caso, la realización de determinadas pruebas nutricionales como un test de intolerancia alimentaria puede ser de gran ayuda para nuestra salud. Además, se trata de un análisis sencillo, no invasivo y altamente eficaz

Así, por ejemplo, el test de intolerancia alimentaria de Unilabs permite evaluar cómo es la respuesta del sistema inmunológico ante más de 200 alimentos habituales en la dieta mediterránea. De esta forma, se puede definir de manera personalizada una dieta nutricional específica para cada persona, señalando los alimentos que son altamente recomendables y marcando aquellos que deberían ser evitados. En caso de intolerancia, la absorción de dichos nutrientes puede generar la producción de anticuerpos y, por lo tanto, desarrollar síntomas molestos o dolorosos como sarpullidos, dolor de cabeza o dolor abdominal. 

De esta manera, gracias al test de intolerancia alimentaria de Unilabs, es posible conseguir una dieta más adecuada y afín a las necesidades de cada persona ya que nos permite averiguar cuáles son esos alimentos que pueden provocar un daño progresivo en nuestro organismo. Así, a través de este sencillo test, podremos obtener una mayor calidad de vida y un bienestar superior a través de la alimentación. 

COMPARTIR: