22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La ONG SEO/BirdLife demanda este cambio ante la confirmación de casos de la enfermedad en aves silvestres en municipios de Ávila y Lleida

Piden cambiar los modelos de macrogranja ante el temor del avance de un brote de gripe aviar

Gallinas.
Gallinas.
La ONG SEO/BirdLife demanda un "cambio radical" en el modelo de producción de alimentos basado en macrogranjas avícolas así como un consumo "responsable" ante el avance del actual brote de gripe aviar (H5N1) de alta patogeneidad. La organización ha realizado estas peticiones debido a la confirmación de casos de la enfermedad en aves silvestres del municipio de El Oso, en la provincia de Ávila, y en la ribera del río Segre, en la provincia de Lleida.

Para SEO/BirdLife, "el actual modelo de producción en las granjas masificadas es, con alta probabilidad, el origen de este tipo de brotes tan patogénicos", por lo que, a su juicio, es necesario "oponerse a la proliferación de grandes granjas de producción avícola donde las aves sobreviven hacinadas" y tener un consumo "responsable" de productos de origen aviar.

En este sentido, ha apuntado que la producción mundial de carne avícola se incrementó de 9 a 132 millones de toneladas entre 1961 y 2019, y la producción de huevos aumentó de 15 a 90 millones de toneladas, según datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

Asimismo, la organización ha recordado que la creación de razas y variedades más productivas y en circunstancias más controladas ha llevado a que aparezcan "deficiencias en el sistema inmune de las aves" y a una "mayor homogenización" de estas dentro de la misma granja.

Logotipo de SEO/Birdlife

Estos hechos, unidos a la masificación de las aves en las granjas, conduce a que las macrogranjas sean en la actualidad "terreno abonado para la proliferación y mutación de virus altamente patógenos", como la gripe aviar, ha advertido SEO/BirdLife en un comunicado.

La organización considera que en las granjas se acumulan muchos ejemplares, muchas veces de líneas genéticas muy poco heterogéneas y, por ello, son "lugares susceptibles a la expansión de un patógeno".

"La potenciación de la producción, tanto por selección de variedades posiblemente con sistemas inmunes debilitados, para priorizar el engorde, como de las condiciones de cría, al multiplicar el número de días para aumentar la producción de carne o huevos, genera estrés, por lo que las aves en estas explotaciones son más susceptibles de contraer enfermedades nuevas", ha añadido.

De este modo, la organización ha incidido en que cada ejemplar contagiado supone, a su vez, un "pequeño ecosistema" que "permite la aparición de nuevas variantes de los virus a través de mutaciones espontáneas", mientras el uso de antibióticos o antiparasitarios, entre otros, "puede contribuir a la selección de tipos o cepas más resistentes o eficientes a la hora de extenderse".

Además, SEO/Birdlife ha señalado que el movimiento de personal, vehículos o animales entre granjas hace que se pueda extender la enfermedad.

Ante la situación, la ONG ha pedido a la población "precaución" en caso de ver algún ave, especialmente las acuáticas, en mal estado, y ha aconsejado que si se halla alguna muerta "no se toque y se llame a las autoridades para que la recoja y puedan hacer análisis".

COMPARTIR: