17 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un estudio relaciona la incidencia de los cuadros de ansiedad con este tipo de enfermedades

La mala combinación de estrés y corazón: un estudio confirma el aumento del riesgo de accidente cardiovascular

Los trastornos relacionados con el estrés, afecciones provocadas por un evento o trauma significativo en la vida, o incluso el fruto de un estilo de vida inadecuado y sin vías de escapes para el ritmo de trabajo excesivo, pueden estar vinculados a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, las llamadas ECV, según un gran estudio sueco publicado en 'The BMJ'.

El riesgo de eventos graves y agudos de este tipo de enfermedades graves, como un paro cardiaco o un ataque cardiaco, fue particularmente alto en los primeros seis meses después del diagnóstico de un trastorno relacionado con el estrés, y dentro del primer año para otros tipos de enfermedades de esta naturaleza.

Mayor estrés es mayor riesgo de accidente cardiovascular.

La mayoría de las personas, en algún momento de su vida, están expuestas a traumas psicológicos o eventos estresantes de la vida, como la muerte de un ser querido, un diagnóstico de una afección potencialmente mortal, desastres naturales o violencia. Y hay evidencia que sugiere que las reacciones de estrés severo a eventos significativos de la vida o trauma están vinculadas al desarrollo de ECV, del mismo modo que pueden estarlo los cuadros de estrés motivados de la hiperactividad o el mal manejo del día a día.  

Estrés postraumático

Pero los estudios anteriores se han centrado principalmente en los veteranos masculinos o en aquellos actualmente activos en el ejército con trastorno de estrés postraumático (TEPT) o síntomas del mismo. Y debido al tamaño más pequeño de estas muestras, los datos sobre los efectos de las reacciones de estrés en diferentes tipos de ECV son limitados.  

Entonces, para arrojar algo de luz sobre esto, los investigadores utilizaron registros de salud y población suecos para explorar el papel de ese tipo de estrés diagnosticado clínicamente, la reacción de estrés agudo, el trastorno de adaptación y otras reacciones de estrés en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Controlaron los antecedentes familiares, el historial médico y las condiciones psiquiátricas subyacentes.

Los investigadores compararon a 136.637 personas de una "cohorte expuesta" que fueron diagnosticadas con un trastorno relacionado con el estrés entre enero de 1987 y diciembre de 2013 con 171.314 hermanos completos que estaban libres de trastornos relacionados con el estrés y ECV.  

Para cada persona expuesta, se seleccionaron al azar diez personas de la población general que no se vieron afectadas por trastornos relacionados con el estrés y ECV en la fecha del diagnóstico del paciente "expuesto". Las personas expuestas y no expuestas fueron luego emparejadas individualmente por año de nacimiento y sexo.  

Las reacciones de estrés severo a eventos vitales significativos o traumatismos se vinculan con mayor riesgo de varios tipos de ECV, especialmente durante el primer año después del diagnóstico, con un riesgo un 64 por ciento mayor entre las personas con un trastorno relacionado con el estrés en comparación con su hermano no afectado.

Los hallazgos fueron similares para las personas con un trastorno relacionado con el estrés en comparación con la población general. Y hubo un vínculo más fuerte entre los trastornos relacionados con el estrés y la ECV de inicio temprano (casos de enfermedad que se desarrollaron antes de los 50 años) que los de inicio tardío.

Mayor riesgo de insuficiencia cardiaca y embolia

De todos los ECV estudiados, el riesgo excesivo durante el primer año fue más fuerte para la insuficiencia cardiaca y para los coágulos de sangre importantes (embolia y trombosis) después de un año. Hubo asociaciones similares a través del sexo, el periodo del calendario, el historial médico y el historial familiar de ECV. Pero aquellos que fueron diagnosticados con un trastorno de estrés a una edad más temprana tenían mayor riesgo de ECV.  

Este es un estudio observacional basado en la población sueca y, como tal, no puede establecer la causa. Los autores señalan la evidencia de otros estudios que sugieren un vínculo biológico entre las reacciones de estrés severo y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Y no pueden descartar el papel de otros factores de comportamiento no medidos, como fumar y tomar alcohol.   Pero dicen que su estudio es el primero en explorar la relación entre varios trastornos relacionados con el estrés, entre los que se incluyen, entre otros, el trastorno de estrés postraumático y varios tipos de ECV usando comparaciones entre hombres como en mujeres.

Y los médicos deben ser conscientes del "robusto" vínculo entre los trastornos relacionados con el estrés y un mayor riesgo posterior de enfermedad cardiovascular, en particular durante los meses posteriores al diagnóstico, añaden. "Estos hallazgos requieren una mayor conciencia clínica y, si se verifica, el monitoreo o la intervención temprana en pacientes con trastornos recientemente diagnosticados relacionados con el estrés", concluyen.

COMPARTIR: