23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Uno de los casos más recientes ha sido el de la directora de un centro en Navarra a la que han intervenido por las lesiones causadas por un alumno

Violencia en las aulas: Los docentes son las víctimas desconocidas del acoso escolar

Las agresiones en los centros educativos son cada vez más frecuentes. No sólo los jóvenes viven las consecuencias del acoso escolar sino que las agresiones se extrapolan también al profesorado.

En los últimos días, la directora de un instituto de Navarra ha sido agredida por un menor del centro al intentar prevenir una agresión entre alumnos del instituto. La herida que sufrió la directora la dejó semiinconsciente y tuvo que ser posteriormente operada por la gravedad de la lesión.

Los casos de violencia y acoso escolar hacia los profesores han aumentado considerablemente. Son las víctimas de las que no se habla y, sin embargo, en los últimos años se han visto incrementados los casos entre el profesorado. El acoso escolar no sólo implica a los alumnos, también involucra a los docentes.

Ya sea por un ataque deliberado hacia el profesor, por evitar una agresión entre los alumnos (como en el caso de la directora de Navarra), o por diversos problemas de convivencia en las aulas, los docentes también son protagonistas en la violencia que supone el acoso escolar, viéndose involucrados en amenazas, ciberacoso o incluso, agresiones físicas.

Falta de herramientas para hacer frente al acoso escolar

Las diferentes asociaciones de profesorado, los centros educativos y los sindicatos como ANPE (mayoritario en el ámbito de la enseñanza pública), insisten en la necesidad de un plan de actuación ante las agresiones, con directrices más claras y factibles, estableciendo medidas de prevención y planes de actuación para la enseñanza en los centros, tanto para los alumnos como para el profesorado.

Por otra parte, los docentes carecen en muchas ocasiones de una formación previa específica y de un plan de actuación para intervenir ante estos comportamientos. La formación en mediación escolar resultaría crucial para prevenir la violencia y fomentar una convivencia estable y asertiva entre alumnos y profesorado, además de prevenir el conflicto también entre alumnos.

Andalucía ya ha puesto en marcha un recurso, ConRed Andalucía, de prevención del acoso escolar y ciberacoso, que tiene un enfoque esencialmente preventivo y de promoción de la convivencia positiva, favoreciendo el desarrollo personal y social del alumnado. El programa ha sido desarrollado por el Laboratorio de Estudios sobre Convivencia y Prevención de la Violencia (LAECOVI), con sede en la Universidad de Córdoba, en el que también han colaborado profesoras de la Universidad de Sevilla y de la Universidad de Jaén.

El programa se dirige al alumnado de 5º y 6º de Primaria o 1º y 2º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), y guiará al alumnado participante para que identifique situaciones de riesgo de acoso escolar y ciberacoso, comprenda la dinámica e identifique estrategias para responder ante estas situaciones. También pretende que conozcan las consecuencias que se pueden derivar de estas situaciones e identifiquen fuentes de ayuda y vías de solución.

Para aplicarlo, ha de constituirse un equipo impulsor de profesores a quienes se les proporciona los recursos didácticos específicos, asesoramiento especializado y formación específica por parte de un equipo de personas expertas en la materia. Esta formación ofrece herramientas para acabar con la falta de comunicación, favorecer el control de la ira y la agresividad, fomentar las dinámicas de respeto entre alumnos, y educar contra el racismo, xenofobia, homofobia y gordofobia, entre otros delitos de odio.

COMPARTIR: